Breaking News:
RSS
Tools
NOTIDIÓCESIS
29 May
Rogativas para pedir el don de la lluvia PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Redacción   
Viernes 12 de Mayo de 2017 15:48

Por intercesión de San Isidro Labrador

Las Rogativas son la ocasión propicia que nos presenta la Iglesia para pedir a Dios por alguna necesidad específica. En esta semana celebramos a San Isidro Labrador, patrono de todos aquellos que trabajan la tierra; por ello no hay mejor día que pedir a Dios el bendito don de la lluvia, sobre todo en nuestro estado de Chihuahua, donde las lluvias han decrecido de manera notable los últimos años.

Hace algún tiempo Mons. Manuel Ríos presentó a la Arquidiócesis un formato para las Rogativas, el cual presentamos hoy para que en sus comunidades sea contemplado, si bien no el día 15, sí otro día de la semana o de este tiempo, para que el Señor en su infinita misericordia nos regale un buen temporal. (El editor)

 

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén.

 

Saludo: El Señor, que dirige nuestros corazones para que amemos a Dios, esté con todos ustedes.

 

1.- Letanías

(Mientras se rezan se hace una procesión)

Señor, ten piedad de nosotros.

Cristo, ten piedad de nosotros.

Señor, ten piedad de nosotros.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros.

San Miguel

Santos Ángeles de Dios

San José

San Juan Bautista

Santos Pedro y Pablo

San Andrés

San Juan

Santa María Magdalena

San Esteban

San Ignacio de Antioquía

San Pedro de Jesús

Santas Perpetua y Felicitas

Santa Inés

San Gregorio

San Agustín

San Atanasio

San Basilio

San Martín

San Benito

Santos Francisco y Domingo

San Francisco Javier

San Juan María Vianney

Santa Catalina de Siena

Santa Teresa de Avila

Todos los Santos y Santas de Dios.

 

Muéstrate propicio: líbranos Señor

De todo mal

De todo pecado

De la muerte eterna

Por tu encarnación

Por tu muerte y resurrección

Por el envío del Espíritu Santo

Nosotros que somos pecadores

 

Jesús, Hijo de Dios vivo: te rogamos, óyenos.

Cristo, óyenos

Cristo, óyenos

Cristo, escúchanos

Cristo, escúchanos

 

Que te dignes regir y conservar a tu santa Iglesia: te rogamos óyenos.

Que te dignes asistir al Papa y a todos los miembros de la jerarquía eclesiástica.

Que te dignes conceder a todos los pueblos de la tierra la paz verdadera concordia.

Que te dignes fortalecernos y conservarnos en tu santo servicio.

Que te dignes concedernos el bien de la lluvia.

Jesús, Hijo de Dios vivo.

 

(Si no se dicen o cantan las letanías, empieza como de ordinario la Santa Misa, pero si se dicen las letanías se suprime el acto penitencial).


 En España y muchos lugares de México, es costumbre "sacar" de los templos las imágenes de San Isidro Labrador el día de su fiesta y llevarlos en procesión en los campos que se trabajan.

Oremos

(Y todos, juntos con el sacerdote, oran el silencio durante unos momentos. Después el sacerdote con las manos extendidas, dice la oración colecta.)

 

Dios todopoderoso,

de quien depende todo nuestro ser,

concede a nuestros campos la lluvia necesaria

a fin de que, asegurado nuestro sustento diario,

podamos, con tranquilidad, buscar los bienes eternos.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,

que vive y reina contigo

en la unidad del Espíritu Santo y es Dios

Por los siglos de los siglos. Amén.

 

(Se dice de la Palabra de Dios de la feria correspondiente)

 

Salmo Responsorial

R. Señor atiende los ruegos de tus fieles. (Aleluya)

 

Señor, tú has sido nuestro refugio

de generación en generación.

 

Antes que naciesen los montes

o fuera engendrado el orbe de la tierra,

desde siempre y por siempre tú eres Dios.

 

Vuélvete, Señor ¿hasta cuándo?

ten compasión de tus siervos;

por la mañana sácianos de tu misericordia,

y toda nuestra vida será alegría y júbilo.

 

Oración sobre las Ofrendas

Te rogamos Señor, aceptes los dones que te ofrecemos; y nos concedas por tu bondad el oportuno auxilio de una lluvia suficiente por Cristo nuestro Señor.

 

{Prefacio IV o IX del Tiempo Ordinario}

 

Oración después de la Comunión

Danos, Señor, te suplicamos, una lluvia saludable y derrama misericordiosamente el agua del cielo sobre la superficie árida de la tierra. Por Cristo nuestro Señor. Amén

 

Bendición sobre el Pueblo

Vuelve tu mirada, Señor, hacia el pueblo que implora tu misericordia, para que quienes han puesto su confianza en tu bondad, puedan difundir por todas partes los dones de tu amor. Por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén.

 

 

Oración a San Isidro Labrador

Bienaventurado Isidro,

que habitas hoy la celestial morada

en justo premio de tu singular piedad,

caritativo celo y santidad de vida,

sin que para practicar dichas virtudes

fueran obstáculo las ocupaciones

a que tenías que dedicarte

para ganar el necesario sustento,

tanto para ti, como para tu venerada esposa,

María de la Cabeza:

te suplicamos que seas nuestro intercesor

para con el Altísimo,

a fin de que este divino Señor

se apiade de nuestras miserias,

y, por un acto de su infinita bondad,

nos conceda vivir en paz en esta vida,

y que gocemos en la otra

las eternas delicias de la gloria.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén.