Breaking News:
RSS
Tools
NOTIDIÓCESIS
29 May
El bien común PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Raúl Sánchez K.   
Viernes 12 de Mayo de 2017 15:26

Vivir la fe

"No viváis aislados, cerrados en vosotros mismos, como si estuvieseis ya justificados, sino reuníos para buscar juntos lo que constituye el interés común".

(Epistula Pseudo Barnabae, 4,10)

 

Bien de la persona y bien común

"Conforme a la naturaleza social del hombre, el bien de cada cual está necesariamente relacionado con el bien común. Este sólo puede ser definido con referencia a la persona humana" (cf. Pacem in terris, 55).

 

Concepto

"Por bien común se entiende el conjunto de aquellas condiciones de la vida social que permiten a los grupos y a cada uno de sus miembros conseguir más plena y fácilmente su propia perfección" (Gaudium et spes 26,1; cf. 74,1).

 

Elementos esenciales

El bien común comporta tres elementos esenciales:

- El respeto a la persona en cuanto tal.

- La exigencia del bienestar social y el desarrollo del grupo mismo.

- La implicación de la paz, la estabilidad y la seguridad del grupo y de sus miembros.

 

El respeto a la persona

"El bien común supone, en primer lugar, el respeto a la persona en cuanto tal. En nombre del bien común, las autoridades están obligadas a respetar los derechos fundamentales e inalienables de la persona humana.

La sociedad debe permitir a cada uno de sus miembros realizar su vocación. En particular, el bien común reside en las condiciones de ejercicio de las libertades naturales que son indispensables para el desarrollo de la vocación humana: 'derecho a actuar de acuerdo con la recta norma de su conciencia, a la protección de la vida privada y a la justa libertad, también en materia religiosa' (cf. Gaudium et spes 26,2)" (Catecismo de la Iglesia Católica, 1907).

 

Autoridad y bien común

"El bien común afecta a la vida de todos. Exige la prudencia por parte de cada uno, y más aún por la de aquellos que ejercen la autoridad. Dicha autoridad se ejerce de manera legítima si se aplica a la prosecución del bien común de la sociedad. Para alcanzarlo debe emplear medios moralmente aceptables" (Ibíd., 1906 y 1921).

 

Bienestar y desarrollo

"En segundo lugar, el bien común exige el bienestar social y el desarrollo del grupo mismo. El desarrollo es el resumen de todos los deberes sociales. Ciertamente corresponde a la autoridad decidir, en nombre del bien común, entre los diversos intereses particulares; pero debe facilitar a cada uno lo que necesita para llevar una vida verdaderamente humana: alimento, vestido, salud, trabajo, educación y cultura, información adecuada, derecho de fundar una familia, etc. (cf. Gaudium et spes 26,2)" (Ibíd., 1908).

 

Paz, estabilidad y seguridad

"El bien común implica, finalmente, la paz, es decir, la estabilidad y la seguridad de un orden justo. Supone, por tanto, que la autoridad asegura, por medios honestos, la seguridad de la sociedad y la de sus miembros. El bien común fundamenta el derecho a la legítima defensa individual y colectiva" (Ibíd., 1909).