Breaking News:
RSS
Tools
NOTIDIÓCESIS
29 May
Que otro ocupe su cargo (Sal 109,8) PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Luis Efrén Tarango Díaz   
Viernes 12 de Mayo de 2017 15:16

Comentario al santoral

La fiesta de San Matías apóstol ha quedado impedida para celebrarse por coincidir este año con el quinto domingo de Pascua, 14 de mayo; no obstante, merece que le recordemos en esta ocasión, pues el apóstol entró al grupo de los Doce después de la Ascensión de Jesús. El testimonio de la elección de Matías para ocupar el lugar que dejó Judas Iscariote nos lo ofrece el libro de Hechos de los Apóstoles. Lucas nos cuenta que hubo un escrutinio después de haber orado al Espíritu Santo,tras lo cual se presentó a dos candidatos: José -que la tradición señala como primo de Jesús- y Matías. El elegido dicen que formaba parte del grupo de los 72 enviados y que seguía a Jesús desde que éste fue bautizado por Juan en el Jordán. La tradición señala que después de haber sido elegido apóstol evangelizó primero en Judea y después fue a la Capadocia, también llegó hasta las costas del Mar Caspio donde fue martirizado.

El día 15 la Iglesia nos trae el recuerdo de San Isidro Labrador, cuya intercesión invocamos para que Dios nos regale el don de la lluvia, sobre todo en los lugares donde hace mucha falta como aquí en Chihuahua, lugar desértico. También invocan a Dios a través del ejemplo de este santo quienes se ganan el sustento diario por lo que siembran y cosechan; de ahí que sea una fecha muy especial para pedir a Dios por un buen temporal. San Isidro fue un laico español que vivió en el siglo XII; su esposa también alcanzó la santidad: Santa María de la Cabeza, llamada así pues se le atribuye su intercesión ante los males de la cabeza.

En esta semana celebramos la memoria también de dos Papas: el día 18 a San Juan I, Sumo Pontífice del 523 al 526, siendo el Papa número 53; y el día 19 a San Pedro Celestino quien fue Papa solamente cinco meses, pues renunció al solio pontificio el 13 de diciembre de 1294, habiendo sido elegido apenas el 7 de julio anterior. Celestino V fue también el primer sucesor de San Pedro que renunció al cargo; otros dos han hecho lo mismo en toda la historia de la Iglesia: Gregorio XII en 1415 y Benedicto XVI en 2013.