Breaking News:
RSS
Tools
NOTIDIÓCESIS
29 May
Ungidos y revestidos en el Bautismo PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Raúl Sánchez K.   
Lunes 01 de Mayo de 2017 14:21

Celebrar la fe


"Y es Dios el que nos conforta juntamente con vosotros en Cristo y el que nos ungió, y el que nos marcó con su sello" (2Co 1,21).


"En cuanto a vosotros, estáis ungidos por el Santo y todos vosotros lo sabéis... la unción que de Él habéis recibido permanece en vosotros" (1Jn 2,20.27)

 

Unción

Se llama unción (del latín ungere, 'untar') al proceso de embadurnar a alguien o algo con aceite perfumado, bálsamos, leche, grasa animal, mantequilla u otras sustancias. En la Biblia aparece la unción con un doble uso: profano y religioso.

Para designar la unción como rito religioso el hebreo emplea la palabra masah, de donde viene masiah, mesías (ungido, en griego christós). Jesucristo es el ungido por antonomasia. Y los que son salvados por Él llevan también el nombre de cristianos (Hch 11,26), que equivaldría a ungidos.

 

Unción con el crisma

Tras verter el agua sobre el nuevo bautizado, se le unge con el Santo Crisma, del latín chrisma, ungüento perfumado.

"La unción con el santo crisma, óleo perfumado y consagrado por el obispo, significa el don del Espíritu Santo al nuevo bautizado. Ha llegado a ser un cristiano, es decir, 'ungido' por el Espíritu Santo, incorporado a Cristo, que es ungido sacerdote, profeta y rey" (cf. Ritual del Bautismo de Niños, 62).

"En la liturgia de las Iglesias de Oriente, la unción postbautismal es el sacramento de la Crismación (Confirmación). En la liturgia romana, dicha unción anuncia una segunda unción del santo crisma que dará el obispo: el sacramento de la Confirmación que, por así decirlo, 'confirma' y da plenitud a la unción bautismal" (Catecismo de la Iglesia Católica, 1242).

 

La vestidura blanca

"La vestidura blanca simboliza que el bautizado se ha 'revestido de Cristo' (Ga 3,27): ha resucitado con Cristo. El cirio que se enciende en el Cirio Pascual, significa que Cristo ha iluminado al neófito. En Cristo, los bautizados son 'la luz del mundo' (Mt 5,14; cf Flp 2,15).

El nuevo bautizado es ahora hijo de Dios en el Hijo Único. Puede ya decir la oración de los hijos de Dios: el Padre Nuestro" (Ibíd., 1243).

 

La primera comunión eucarística

"Hecho hijo de Dios, revestido de la túnica nupcial, el neófito es admitido 'al festín de las bodas del Cordero' y recibe el alimento de la vida nueva, el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Las Iglesias orientales conservan una conciencia viva de la unidad de la iniciación cristiana, por lo que dan la sagrada comunión a todos los nuevos bautizados y confirmados, incluso a los niños pequeños, recordando las palabras del Señor: 'Dejad que los niños vengan a mí, no se lo impidáis' (Mc 10,14). La Iglesia latina, que reserva el acceso a la Sagrada Comunión a los que han alcanzado el uso de razón, expresa cómo el Bautismo introduce a la Eucaristía acercando al altar al niño recién bautizado para la oración del Padre Nuestro (Ibíd., 1244).