Breaking News:
RSS
Tools
NOTIDIÓCESIS
24 Apr
El agua y la palabra en el Bautismo PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Raúl Sánchez K.   
Miércoles 05 de Abril de 2017 09:16

Celebrar la fe

"Cristo se entregó por la Iglesia para santificarla, purificándola mediante el baño del agua, en virtud de la palabra" (Ef 5,26).

Inmersión en el agua

Desde el principio en el bautismo cristiano la palabra va unida al gesto de la inmersión en el agua, con el sentido de rito de penitencia y purificación (Mc 1,8; Mt 3,11; Lc 3,16; Jn 1,33; Hch 19,1.5; 2,38; 22,16).

La palabra baño (1Co 6,11; Ef 5,26; Tit 3,8) puede referirse a un baño total, pero ello no exige la inmersión de la cabeza. Se exige como ideal que sea agua viva, fluyente, lo que no quiere decir  que se haga en ella una inmersión completa, sino más bien una inundación que viene de arriba, pues precisamente es el movimiento lo que distingue el agua viva de la muerta.

 

La palabra

La presencia de la palabra es indiscutible no sólo para dar al Bautismo de Cristo su distinción de los demás, sino como aceptación expresa de la persona y mensaje de Cristo.

Esta palabra responde al término paulino de "confesión" (Rm 10,10; 1Jn 2,23;4,2), y es la palabra de vida que acompaña al baño de agua (Ef 5,26).

 

El agua bautismal

Tras la pronunciación de los exorcismos sobre el candidato al bautismo en el rito bautismal, y la unción sobre él con el óleo de los catecúmenos, "el agua bautismal es entonces consagrada mediante una oración de epíclesis* (en el momento mismo o en la noche pascual). La Iglesia pide a Dios que, por medio de su Hijo, el poder del Espíritu Santo descienda sobre esta agua, a fin de que los que sean bautizados con ella 'nazcan del agua y del Espíritu' (Jn 3,5)" (Catecismo de la Iglesia Católica, 1238).

 

Rito esencial

"Sigue entonces el rito esencial del sacramento: el Bautismo propiamente dicho, que significa y realiza la muerte al pecado y la entrada en la vida de la Santísima Trinidad a través de la configuración con el misterio pascual de Cristo. El Bautismo es realizado de la manera más significativa mediante la triple inmersión en el agua bautismal. Pero desde la antigüedad puede ser también conferido derramando tres veces agua sobre la cabeza del candidato" (Ibíd., 1239).

 

Fórmula

"En la Iglesia latina, esta triple infusión va acompañada de las palabras del ministro: '[Nombre], yo te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo'. En las liturgias orientales, estando el catecúmeno vuelto hacia el Oriente, el sacerdote dice: 'El siervo de Dios, [Nombre], es bautizado en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo'. Y mientras invoca a cada persona de la Santísima Trinidad, lo sumerge en el agua y lo saca de ella". (Ibíd., 1240).

 

*La palabra epiclesis es un sustantivo griego que viene del verbo epikaleo, que significa llamar, invocar. En sentido técnico, significa una invocación a Dios Padre o a Dios Espíritu Santo.