Breaking News:
RSS
Tools
NOTIDIÓCESIS
23 Jun
Migrantes: No es delito transitar por el país PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Karen Assmar Durán   
Viernes 17 de Febrero de 2017 15:44

Hablan abogadas de derechos humanos


Lic. Oros (izq.) y Lic. Espinoza (der.), con sacerdotes y laicos, tras la conferencia sobre los retos de la migración en México en la Fiscalía del Estado.


Asistentes al encuentro y primer retiro de agentes de Pastoral de la Movilidad Humana (2-5 febrero), las abogadas Yazmín Oros de la Confederación de Colegios y Asociaciones de Abogados de México (CONCAAM) y Socorro de la Paz Espinoza Armendáriz del Departamento Jurídico de Derechos Humanos de Casa del Migrante, ambas instituciones en Cd. Juárez, expusieron en entrevista para este medio cómo apoyan desde estos organismos a los migrantes en cuestiones legales y aclararon el panorama sobre la situación de los repatriados. 

-En nuestro país, ¿pueden las autoridades detener a un migrante extranjero?

"No. En México existe el derecho de libre tránsito. El estar como una persona en tránsito, sin ser mexicano, no es delito. El delito se comete cuando, queriendo aparentar que son mexicanos, traen documentos que por supuesto resultan falsos, pero los consiguen porque desconocen que pueden transitar sin documentos.

Los migrantes constitucionalmente pueden transitar en el interior de la República como gusten, pero hay ciertas limitantes: no pueden tener un trabajo ni adquirir bienes porque no están legalmente establecidos; no obstante, dependiendo de la frontera en la que se encuentren, se les puede otorgar una identificación temporal para que realicen ciertos trámites".

 

-¿Qué pasa con los migrantes extranjeros que en su camino hacia EUA deciden mejor quedarse en México?

"Tienen la posibilidad de adquirir una residencia temporal y posteriormente pueden arreglar su residencia permanente; inclusive, dependiendo de la situación jurídica, pueden adquirir la nacionalidad".

 

Imagen: El Universal.

-¿Y con los deportados de EUA que no son mexicanos?

"La obligación de México es no recibirlos, porque no son inmigrantes mexicanos. Pero ya estando aquí lo que se debe hacer es mandarlos a sus lugares de origen. Si en su país tienen algún problema que no sea de tipo legal, podemos generarles permisos y autorizaciones para estar aquí.

Si dicen: 'Yo quiero mejorar mi vida y creo que en México lo voy a lograr', y además es mano de obra calificada en tal cuestión, les ayudan a que se queden y radiquen aquí; igual que como en EUA, si un patrón pide que radiques allá, así en México podemos pedir personas que no son de nuestra nacionalidad".

 

-¿Son trámites difíciles o caros?

"No. Son a lo mejor tediosos porque tienen que ir a las oficinas del Instituto Nacional de Migración; ahí se recaban datos: dónde están viviendo, por qué se quieren quedar, cómo fue que ingresaron, etc., pero no es tan difícil como la mayoría considera.

En la CONCAAM les ayudamos a llenar formas, a ver el procedimiento, les decimos cuál es la mejor vía; por ejemplo, la mayoría pide adquirir la nacionalidad mexicana, pero es más fácil que hagan el trámite de residencia. Les aconsejamos en este sentido".

 

-¿Qué procede con relación a los mexicanos que expulsan del vecino país?

"Bueno, ahora ya no se les llama deportados sino repatriados. El actual presidente de EUA no quiere migrantes, en especial los que representen un peligro, y no sólo mexicanos sino de todas las nacionalidades. Una cacería de mexicanos como tal no se ha dado; ha habido deportaciones, pero son las que ya se tienen en los registros por realizarse; aquí cabe señalar que en la administración de Obama fue en la que más deportaciones de mexicanos hubo.

Lo que sí se está dando es que quienes, aún teniendo residencia y sus trámites legales, salieron de vacaciones y regresan después del decreto recientemente promulgado, no les están permitiendo la entrada o bien les dan una forma que si no leen bien en ella están renunciando a su derecho para pedir la residencia o la nacionalidad, incluso teniendo trabajo, la residencia o estar haciendo trámites.

Como abogados, dependiendo por qué los regresaron, les ayudamos diciéndoles cuál es el trámite jurídico que pueden realizar en EUA para volver en caso de que puedan hacerlo. Hay muchos que con un perdón pueden regresar porque están casados o están efectuando trámites de residencia; pero simplemente no les dicen que tienen la posibilidad de regresar".

 

Imagen: El Debate.

-¿En cierto modo los están engañando?

"Así es; sobre todo cuando cometen algún tipo de delito administrativo o penalizado, a ellos son a los primeros que deportan sin decirles que tienen derecho a realizar un trámite jurídico en el que, si son absueltos, se pueden quedar.

Lo que hacen es que les dicen: 'Firma aquí, declárate culpable o di que tú quieres regresar a tu lugar de origen y te vamos a borrar tu récord', y como a veces no saben siquiera el idioma inglés...

Ese es parte del trabajo que como CONCAAM debemos apoyar. Y también en Casa del Migrante se les informa cuáles son sus derechos como migrantes y cuáles al haber sido repatriados.

También está sucediendo que es tanta la presión psicológica, que optan mejor por regresarse, sin saber que tienen todavía posibilidades de estar allá e iniciar un trámite legal; de hecho, si tienen papeles en trámite, no pueden cancelarles el derecho de arreglar su residencia o ciudadanía".

 

-Y a los que sí regresan repatriados, ¿el gobierno cómo los apoya?

"Por parte de Migración y del Gobierno deben informarles sobre su derecho a pagarles su viaje a su lugar de origen. También hay un programa de gobierno llamado 'Somos Mexicanos', con el cual se busca que la estructura de México pueda apoyar a todos aquellos connacionales que sean repatriados".

 

-¿Entonces los que piden para regresarse son vividores?

"No necesariamente. Por ejemplo, la partida federal que llega a Casa del Migrante no da lo suficiente; es sólo cierta cantidad. Hay convenios con las centrales de autobuses, pero hay distancias en que el costo es mayor a lo que se les puede proveer".

 

-Finalmente, en Juárez, ¿se tiene capacidad para recibir a la gran cantidad de repatriados de que se habla?

"La Casa del Migrante de la Diócesis de Cd. Juárez está bastante grande, como para 400 personas; además hay otras dos casas: una que admite hombres y otra para familias, así que con el apoyo de estas casas se incrementaría bastante el número de migrantes que pudiéramos recibir.

Lo que se batalla es para obtener recursos, porque mantener una persona durante dos o tres semanas es caro, imagínese 300 ó 400 personas a las que se les da un lugar limpio, cama, baño, comedor, asistencia psicológica y legal, y se le da seguimiento al problema que tiene cada uno de ellos". 

 

Casa del Migrante de la Diócesis de Cd. Juárez

Calle Neptuno #1855 Col. Satélite, Cd.Juarez, Chih.

C.P. 32540 Tel. (656)687-0676.