Breaking News:
RSS
Tools
NOTIDIÓCESIS
23 Jun
Demos el Diezmo con alegría PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por P. Fernando Legarreta Huerta   
Viernes 11 de Noviembre de 2016 16:58

Rincón del Director

En el mes de noviembre iniciamos la campaña a favor del Diezmo, misma que dura hasta el mes de marzo del año siguiente. Dicha aportación es uno de los principales deberes que como cristianos debemos atender. De suyo, lo expresa uno de los Mandamientos de la Iglesia: "Ayudar a la Iglesia en sus necesidades materiales". Todos formamos parte de la Iglesia y Cristo nos encomendó a todos trabajar en la salvación de las almas; es por esto que debemos ayudarla: con nuestras obras, con nuestras oraciones y con nuestra aportación económica para que pueda proseguir su misión de salvar almas.

El Diezmo es aparte de la limosna que se recoge durante la Misa. ¿Cuánto debemos aportar? Los empleados, un día de salario al año; quienes tienen otros ingresos, el 2% de su ganancia anual. Estemos seguros de que este dinero será bien utilizado.

Recordemos el pasaje del Evangelio cuando Jesús se encontraba en el templo y observaba cómo los hombres pasaban a depositar sus ofrendas en las alcancías: era lo que les sobraba. Quizá monetariamente era grande su aporte. Sucedió que pasaba también una pobre viuda y ella depositó dos moneditas, todo lo que tenía para vivir. Por tanto Jesús dijo a sus discípulos que ella había donado más que todos los demás, porque había dado lo que tenía para vivir.

Es común preguntarnos cómo se distribuye el Diezmo: desde la atención a los gastos administrativos de la Iglesia, las visitas pastorales que realiza el Obispo como pastor de la Iglesia particular, ayuda al Seminario, formación de sacerdotes fuera de la diócesis, actividades pastorales diocesanas en sus diferentes organismos, apoyo a sacerdotes ancianos y enfermos, ayuda a sacerdotes activos para sus necesidades personales.

Los invito a que apoyemos esta noble causa. Dios está con nosotros.

 

P. Fer