Breaking News:
RSS
Tools
NOTIDIÓCESIS
23 Jun
Pide Arzobispo intensificar oración por la paz PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Mons. Constancio Miranda Weckmann   
Lunes 07 de Noviembre de 2016 16:56

"La paz esté con Ustedes" (Jn 20,19)

Circular 46/16

Sacerdotes, religiosos, religiosas, seminaristas y laicos:

 

Por este medio me acerco a Ustedes para pedirles su oración por la paz.

Al constatar cierta escalada de inseguridad y violencia que se vive en nuestro Estado, es necesario hacer el esfuerzo por colaborar como Iglesia para construir la paz.

En este particular, estamos ante una realidad compleja y multicausal que viene a ser un desafío para nuestro compromiso evangelizador. Ante ello queremos responder con ojos y corazón de católicos, construyendo la paz y ayudando a la edificación de una vida digna para todos los chihuahuenses.

Para ello los invito a:

+ Que recemos  la Oración por la paz, en todas las Eucaristías, al terminar la Oración después de la Comunión.

+ Que se dedique una Hora Santa mensual para pedir por la paz.

 

Redoblemos nuestro compromiso de formar, animar y motivar a nuestras comunidades para que sean constructoras de paz. Sigamos comunicando el Evangelio a las Familias y acompañando a sus miembros para que se alejen de la violencia y sean escuelas de reconciliación y de paz.

Tengamos presentes también en nuestra oración a algunos países que en el Mundo y en varios lugares de México están sufriendo el flagelo de la violencia.

Que Santa María de Guadalupe, Reina de la paz, anime nuestra esperanza de Evangelizar construyendo la paz.

Unidos en oración:

 

┼ Constancio Miranda Weckmann

Arzobispo de Chihuahua

 

ORACIÓN POR LA PAZ

Señor Jesús, tu eres nuestra paz,

mira nuestra Patria dañada por la violencia

y dispersa por el miedo y la inseguridad.

Consuela el dolor de quienes sufren.

Da acierto a las decisiones de quienes nos gobiernan.

Toca el corazón de quienes olvidan

que somos hermanos

y provocan sufrimiento y muerte.

Dales el don de la conversión.

Protege a las familias,

a nuestros niños, adolescentes y jóvenes,

a nuestros pueblos y comunidades.

Que como discípulos misioneros tuyos,

ciudadanos responsables,

sepamos ser promotores de justicia y de paz,

para que en Ti, nuestro pueblo tenga vida digna.

Amén

 

Santa María de Guadalupe,

Reina de la paz, ruega por nosotros.