Breaking News:
RSS
Tools
NOTIDIÓCESIS
25 Jun
Siervos de Jesús PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Karen Assmar Durán   
Viernes 29 de Enero de 2016 14:46

Vida Consagrada en la Arquidiócesis

Los Siervos de Jesús tienen por lema "Ama y Sirve" porque, como discípulos de Cristo Jesús y miembros de su Iglesia, permaneciendo en Él, buscan "en todo amar y servir a su Divina Majestad".

Ya en la recta final del Año de la Vida Consagrada, que culmina en la Iglesia universal el próximo 2 de febrero, corresponde hoy presentar a los religiosos Siervos de Jesús (S. de J.), que con casi dos décadas de fecundo apostolado en esta Iglesia local son, de entre los Institutos de Vida Religiosa masculina aquí publicados, los de más reciente fundación, la cual data del año 1971.

Confiados en la infinita sabiduría y misericordia de Dios, "que ha de conservar, regir y llevar a plenitud en su santo servicio" a esta comunidad religiosa orgullosamente mexicana, los Siervos de Jesús han pasado por un proceso que inició como Asociación de Fieles pero que, conformados actualmente como Sociedad de Vida Apostólica, continúa su camino para ser aprobados como Instituto Religioso Clerical de Derecho Diocesano.

Conozcamos un poco más sobre ellos.

 

Breve historia de la Sociedad

Los Siervos de Jesús nacieron jurídicamente el 31 de julio de 2003, festividad de San Ignacio de Loyola, día en que entró en vigencia el Decreto del Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México, quien les aceptó como Sociedad de Vida Apostólica.

Pero su historia se remite años atrás, cuando el joven estudiante de Medicina José Manuel Pereda Crespo, en su deseo de hacer "algo más", "algo diferente", constituyó la asociación de fieles cuyos miembros llegarían a ser conocidos como "Cruzados de Cristo Rey" (CCR).

Nació José Manuel el 2 de diciembre de 1943 en Tampico, Tamps., aunque desde pequeño vivió en la Ciudad de México donde cursó sus estudios elementales y, en la Universidad Nacional de México, la carrera de Medicina que no concluyó debido, principalmente, a su búsqueda de la voluntad de Dios.

El día que la Iglesia celebra la Conversión de San Pablo, el 25 de enero de 1971, José Manuel encabezó la fundación de los Cruzados de Cristo Rey, asociación que reunía en sí a laicos igual que él pero que, con el paso del tiempo, fueron iniciando procesos de formación como religiosos, profesando votos, pero también con miras a alcanzar el sacerdocio ministerial bajo la premisa: "Amar a la Iglesia".

El Padre Fundador, José Manuel Pereda Crespo, es actualmente el Superior del núcleo contemplativo de los Siervos de Jesús.

El Fundador efectuó estudios filosóficos en la Universidad La Salle y los teológicos en el Instituto Superior de Estudios Teológicos San Ildefonso, en Toledo, España. El 20 de septiembre de 1984 fue ordenado sacerdote en la Insigne y Nacional Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe.

Teniendo como protector a don Hilario Chávez Joya, MNM, Obispo de la entonces Prelatura de Nuevo Casas Grandes, los Cruzados y su Fundador fueron acogidos en aquella circunscripción eclesiástica donde también alcanzaron el estatus de Sociedad de Vida Apostólica de derecho diocesano, comenzando así su expansión.

Sin embargo, como el mismo P. Pereda reveló, en charla con el Papa Juan Pablo II el año de 1997, el Santo Pontífice le cuestionó el nombre de la fundación: "Perché Crociati?" -¿Por qué Cruzados?. Respondiendo con soberbia a tal interrogante, el Padre Fundador reconoció la necesidad de iniciar un proceso de purificación de intención y de oración constante. De este modo, al celebrarse el año 2002 el Capítulo General, exhortó a los participantes "a pedir la gracia de vivir en 'actitud de confesión', predicando intensamente la Misericordia Divina" y también propuso varios cambios, entre éstos el del nombre de la Sociedad. Sometido al escrutinio, fue electo el nuevo nombre: "Siervos de Jesús", para "buscar en todo amar y servir a su Divina Majestad", cuya aprobación jurídica se dio, como ya se señaló, el año 2003.

El Padre Fundador renunció al cargo como Superior General de los Siervos de Jesús en 2006, a fin de dedicarse plenamente a la oración y a dirigir Ejercicios Espirituales; para este propósito erigió, el 23 de marzo de 2009 en Tlajomulco de Zúñiga, Jal., y con el consentimiento del Emmo. Sr. Cardenal Juan Sandoval Íñiguez -a la sazón Arzobispo de Guadalajara-, la Casa de Oración de la Santísima Trinidad, sede del núcleo contemplativo de los Siervos de Jesús, de la cual es el Superior. La misión del núcleo contemplativo es amar a Dios en la oración contemplativa y ofrecer el mes de Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola a quienes deseen realizarlos y, para su sostenimiento, atienden su propio invernadero de rosas.

El P. José Manuel Pereda Crespo, S. de J., también es fundador de la Asociación de Fieles Virgo Fidelis, de la cual también hay presencia en esta Arquidiócesis.

 

Carisma

Encuentra su fuente en la amistad que el Hijo de Dios ofrece: "No os llamo ya siervos... a vosotros os he llamado amigos" (Jn 15,15). "Esta amistad nos permite seguirle en su misión de servicio: 'Si yo, el Señor y Maestro, os he lavado los pies, vosotros también debéis lavaros los pies unos a otros' (Jn 13,14; cf. Jn 12,26)".

Así pues, para permanecer en el ámbito ilimitado del amor que es Dios mismo (1Jn 4,8), han acogido en la Iglesia el amor de amistad evangélico como camino propio y, como misión, el ayudar a los hombres a entregarse a su propia misión y participar así de la misión de Jesucristo.

 

Espiritualidad

Teniendo como fin la mayor gloria de Dios, lo Siervos de Jesús han puesto bajo la guía espiritual de San Ignacio de Loyola el seguimiento del Señor que están llamados a vivir, configurándolo según lo propone en sus Ejercicios Espirituales. Por ello, para seguir más de cerca a Jesús, obediente, virgen y pobre, los Siervos de Jesús consideran esenciales elementos como: la contemplación de la Palabra de Dios, la conversión permanente, la obediencia a la Santa Madre Iglesia y el servicio apostólico y sacerdotal; de este modo están comprometidos a acoger, formar e intensificar la vivencia de los consejos evangélicos en la vida fraterna en común de todos los miembros.

 

Organización

Debido a que son relativamente pocos los miembros, una cincuentena de sacerdotes y un Hermano Lego, los Siervos de Jesús no están divididos territorialmente para su gobierno, aunque su presencia ya es internacional con comunidades en México, Honduras, España e Italia.

Dirige la Sociedad el Padre Superior, actualmente P. Francisco Javier Almanza Terrazas, S. de J., quien es apoyado por su Vicario general, Secretario y Consejeros. La Casa General, ubicada hoy en la Cd. de México, en fecha próxima será trasladada a Puebla.


  Desde su arribo a esta Arquidiócesis, los Siervos han pastoreado con gran celo y caridad la comunidad de San Pablo Apóstol, que durante algún tiempo llegó a ser la parroquia más grande de la ciudad episcopal.

Apostolado

El campo de acción de los Siervos de Jesús abarca múltiples servicios, entre ellos:

-Los Ejercicios Espirituales de San Ignacio.

-Pastoral parroquial, en comunidades de ocho diócesis, a saber: Arquidiócesis de México, Arquidiócesis de Guadalajara, Arquidiócesis de Chihuahua, Arquidiócesis de Tegucigalpa (Honduras), Arquidiócesis de Madrid (España), Diócesis de Cd. Juárez, Diócesis de Yoro (Honduras) y Diócesis de Porto Santa Rufina (Italia).

-Cultura y Universidad, a través principalmente de la Fundación Maior, que es una entidad sin ánimo de lucro con sede en Madrid, España, la cual busca la formación integral de la persona, en especial de la juventud, asumiendo un compromiso social, como es el ayudar a países en vías de desarrollo.

-Atención a la familia mediante escuelas, cursos, charlas, encuentros, etc.

-Publicaciones de textos diversos.

-Solidaridad y voluntariado, que brinda apoyo a centros educativos, a niños, jóvenes y familias sin recursos, formación de agentes de desarrollo, becas para estudiantes, ayuda a las misiones...

-Educación, que se provee en el Instituto Miguel de Cervantes, colegio en el cual se pretende acompañar a niños, jóvenes y sus familias por el camino de la sólida formación humana, académica y cristiana.

-Misiones, atendiendo en Honduras por invitación del Emmo. Sr. Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, la Parroquia-Misión San Jorge en Olanchito, Honduras.

En el Estado se establecieron primero en territorio de la hoy Diócesis de Nuevo Casas Grandes, donde por diversas circunstancias tuvieron que partir. En la actualidad dos comunidades parroquiales atendidas por los Siervos: una en Cd. Juárez en la Diócesis del mismo nombre, y en esta Arquidiócesis en Chihuahua capital, donde la parroquia San Pablo Apóstol en la populosa colonia Chihuahua 2000, les fue entregada por el hoy Arzobispo emérito José Fernández Arteaga desde su erección el 14 de septiembre de 1997.

Los Padres iniciaron celebrando bajo un tejabán, que todavía se conserva, y gracias al trabajo de sacerdotes y fieles poco a poco se fue edificando el templo parroquial de San Pablo Apóstol, parroquia que llegó a ser la más grande de la Arquidiócesis, desprendiéndose de ella las parroquias Corpus Christi y Jesús El Buen Pastor. Hoy atienden tres comunidades: Sagrado Corazón de Jesús, San Pedro de Jesús Maldonado, la Santa Cruz y la sede parroquial. También suelen ofrecer periódicamente Ejercicios Espirituales de fin de semana.

Pero la labor de los Siervos no se ha limitado a la pastoral parroquial, ya que sus sacerdotes han sido llamados para apoyar en la Arquidiócesis en diversas comisiones: Vida Consagrada, Pastoral Familiar, Pastoral Universitaria, etc.

 

Sacerdotes y fieles durante la celebración por el XV aniversario de erección parroquial de San Pablo Apóstol, el 14 de septiembre de 2012.

Formación

El proceso de formación de un Siervo de Jesús ha cambiado con el correr de los años, sin embargo, permanecen las siguientes etapas:

-Postulantado

-Noviciado (en España)

-Filosofía (en Roma o España).

-Teología (en Roma).

 

Sostenimiento de la comunidad

La parroquia provee tanto a los Siervos de Jesús como a las tres religiosas Virgo Fidelis que colaboran con ellos en la pastoral parroquial, para su sostenimiento.

 

Actual comunidad

Son tres los sacerdotes que conforman la comunidad denominada "San Pedro de Jesús Maldonado", siendo sus nombres, fechas de profesión perpetua -que ellos llaman "Alianzas Perpetuas" (A.P.)- y de Ordenación presbiteral las siguientes:

1) P. Ramiro De la Torre Casillas (Párroco y Superior): A.P. 28/Dic/1997; Ord. 25/Jul/2000.

2) P. José de Jesús Ramírez González (Vicario parroquial): A.P. 28/Dic/1997; Ord. 25/Jul/2000.

3) P. Sergio Rosas Cholula (Vicario parroquial): A.P. 01/Dic/2002; Ord. 24/Ene/2005.

 

Vocaciones

"La mejor manera de promover las vocaciones, en general, y en particular para los Siervos de Jesús es el testimonio; la mejor predicación siempre será el testimonio de vida, para animar, motivar a los jóvenes a responder al llamado de Cristo", compartió finalmente el párroco, P. Ramiro.

Siervos de Jesús (S. de J.)

Calles Simón Sarlat Nava y Fernando Mayo, colonia Chihuahua 2000. Tel. (614)481-2771.