Breaking News:
RSS
Tools
NOTIDIÓCESIS
25 Jun
Lasallistas PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Karen Assmar Durán   
Domingo 10 de Enero de 2016 00:13

Vida Consagrada en la Arquidiócesis

Hermanos de La Salle, bajo el "Signo de la Fe".


San Juan Bautista de La Salle, patrono de los maestros y en especial de los educadores cristianos, es el fundador del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas (Fratres Scholarum Christianorum, FSC por sus siglas en latín), que desde el siglo XVII y a la fecha ha desplegado un intenso apostolado educativo alrededor de todo el globo terráqueo, incluido por supuesto territorio diocesano.

Hoy presentes en la Arquidiócesis con un colegio instituido en 1959, un centro comunitario y desde hace 15 años con la única universidad católica en el Estado, la ULSA Chihuahua, presentamos a continuación mayor detalle sobre los Hermanos Lasallistas -como son más comúnmente conocidos-, Instituto de vida consagrada integrado en la actualidad sólo por religiosos varones no sacerdotes.

 

San Juan Bautista de La Salle, el Padre Fundador.

Breve historia de la Congregación

En el siglo XVII San Juan Bautista de La Salle fundó en Francia el Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, para responder a las necesidades en materia de instrucción, educación y evangelización a los niños y jóvenes de la calle.

 

Juan Bautista nació en Reims (Francia), el 30 de abril de 1651. Fue el primogénito de una familia pudiente y muy bien acomodada ya que, con tan sólo once años de edad, el pequeño Juan recibiría la tonsura propia del estado eclesiástico y sería nombrado canónigo de la Catedral de Reims cuando tenía tan sólo 16.

A la muerte de sus padres hubo de encargarse de la administración de los bienes familiares. No obstante, prosiguió sus estudios eclesiásticos y, tras concluir la Teología, fue ordenado sacerdote el 9 de abril de 1678.

En una época en la que sólo los ricos podían darse el lujo de educar en las ciencias humanas a sus hijos, tomó la decisión de poner todos sus talentos al servicio de los niños pobres, "a menudo abandonados a sí mismos y sin educación".

El señor De La Salle creó "escuelas en las que los hijos de los artesanos y de los pobres aprendieran gratuitamente a leer, escribir y aritmética, y recibieran una educación cristiana por medio de catecismos y otras instrucciones apropiadas para la formación de buenos cristianos". Con este propósito reunió un grupo de hombres solteros, maestros de profesión en su mayoría, quienes serán llamados Hermanos de las Escuelas Cristianas.

Tal Obra encontró férrea oposición de las autoridades eclesiásticas que no deseaban la creación de una nueva forma de vida religiosa, en su caso una comunidad de laicos consagrados ocupándose de las escuelas "juntos y por asociación". Los niveles educativos de aquel tiempo quedaron perturbados por los métodos innovadores de tan singulares maestros y su absoluto deseo de gratuidad para todos, totalmente indiferentes al hecho de saber si los padres podían pagar o no.

A pesar de las adversidades, al Instituto le fue concedida en 1725 la aprobación pontificia por el Papa Benedicto XIII.

De La Salle y sus Hermanos lograron con éxito crear una red de escuelas de calidad, caracterizada por el uso de la lengua vernácula, los grupos de alumnos reunidos por niveles y resultados, la formación religiosa basada en temas originales, preparada por maestros con una vocación religiosa y misionera a la vez, y por la implicación de los padres en la educación.

Fue también el primero que organizó centros de formación de maestros, escuelas de aprendizaje para delincuentes, escuelas técnicas, escuelas secundarias de idiomas modernos, artes y ciencias.

Extenuado por una vida cargada de austeridades y trabajos, falleció santamente el 7 de abril de 1719, cuando estaba por cumplir 68 años de edad. Su obra, extendida en vida del fundador por toda Francia, alcanzó a su muerte los confines de la tierra. En 1900 fue canonizado y el 15 de mayo de 1950 recibió el título de Santo Patrono de los que trabajan en el ámbito de la educación.

Al día de hoy el Instituto de Hermanos reúne casi 6,000 religiosos que atienden a más de un millón de alumnos de todos los niveles educativos aproximadamente 85 países.

La espiritualidad y el carisma de San Juan Bautista de La Salle inspiró también la creación de Institutos femeninos de Vida Consagrada: Instituto de las Hermanas Guadalupanas de La Salle, Hermanas de La Salle y Hermanas del Niño Jesús; todas ellas dedicadas también a educar humana y cristianamente a niños, niñas y jóvenes.

 

En Chihuahua, los Lasallistas llegarían gracias a la petición expresa del Sr. Arzobispo don Antonio Guízar y Valencia, quien el año 1959 envió a Roma el escrito petitorio en el cual pedía la fundación de un colegio de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, señalando dos motivos "muy grandes y urgentes" para su solicitud: "... defender la fe entre los jóvenes y niños de las clases de menor recurso económico y atender a la cristiana educación de los que forman la mayoría de la juventud y niños de esta ciudad".

La primera escuela que tomó el nombre que hoy por hoy conserva, "Instituto La Salle Chihuahua", inició labores en septiembre de ese año en el barrio de Nombre de Dios, en una construcción edificada en un terreno adquirido para tal fin, ubicado a un costado del Hospital San Vicente (el Hospital Verde) y enfrente del entonces Instituto Femenino.

Fueron 156 los primeros alumnos y laicos los primeros maestros y directivos, mas comprometidos con la mística lasallista. En 1964 llegaron los tres primeros Hermanos: Gilberto Lozano García, Antonio De Loya Catalán y Antonio Pulido. Diez años más tarde se iniciaría la construcción del Instituto en su ubicación actual de Ave. Politécnico Nacional, predio que daría nombre a la colonia donde actualmente se asienta: Lomas La Salle.

 

En el centro comunitario "San Miguel Febres Cordero" se ofrecen numerosos servicios a personas de escasos recursos, entre éstos clases de inglés.

Carisma

El "carisma lasaliano" (o lasallista) no se confunde con el "carisma del Fundador". Este último pertenece a Juan Bautista de La Salle en persona; se trata de la forma singular en la que descubrió aquello a lo que Dios le llamaba y la forma en la que respondió, tanto en su historia personal, como en la historia del pueblo cristiano: educar humana y cristianamente a "los hijos de los artesanos y de los pobres".

Así, el carisma lasaliano mira hacia la forma de vivir "la asociación", y que durante mucho tiempo ha sido asimilada casi exclusivamente a la vida en comunidad, y hacia la misión: una forma de vivir y de hacer vivir el servicio educativo de los niños y los jóvenes.

 

Espiritualidad

La espiritualidad lasaliana, siguiendo la traza de todos los movimientos espirituales, encuentra sus raíces en una interioridad profunda, en una relación de confianza en el amor de Dios que, según los términos de De La Salle, "quiere, no sólo que todos los hombres lleguen al conocimiento de la verdad, sino que quiere que todos los hombres se salven". Los Lasallistas encuentran su fuerza y su alivio intentando "mirar con los ojos de la fe", "cumpliendo con celo y desprendimiento su empleo", y haciendo aquello que creen ser lo mejor para "quienes les están confiados", para así expresar el sentido y la profundidad humana de la tarea educativa y señalarla como el lugar privilegiado de la relación del educador con Dios.

 

Organización

La dirección recae en manos del Hno. Superior General, actualmente el Hno. Robert Schieler, FSC, y su Consejo, cuya sede se encuentra en Roma, Italia. Asimismo, las comunidades están dividas por regiones, las cuales no se conciben como estructuras de gobierno, sino como órganos "de coordinación y de colaboración entre distintos sectores del Instituto que deciden unirse". Estas regiones se subdividen, cuando el caso así lo amerita, en Distritos, Subdistritos y Delegaciones.

Responsable permanente de una Región es el Hermano Consejero, a quien compete la animación regional, coordinar, aconsejar y propiciar la unión dentro de las Regiones.

En la actualidad existen seis Regiones Lasallistas alrededor del mundo:

1) Región del Canadá Francófono.

2) Región Asia-Pacífico.

3) Región Africana-Malgache.

4) Región Latinoamericana, a la cual pertenece México. El Hermano Consejero General Regional es Édgar Genuino Nicodem.

5) Región Europea-Mediterránea.

6) Región USA/TORONTO.

 

ULSA Chihuahua, la única universidad católica en el Estado, de plácemes por su 15º aniversario. En la imagen, el rector Dr. Miguel Ángel Valdez García, FSC, con asistentes a su Primer Comunicado (informe) el pasado 7 de diciembre, entre ellos y como invitado especial Mons. Constancio Miranda Weckmann, Arzobispo de Chihuahua.


Apostolado

Desde sus inicios, el apostolado de San Juan Bautista De La Salle tuvo una triple dimensión: la pastoral, la educativa y la social. El medio insustituible para el ejercicio de ese apostolado fue el planteamiento de un modelo de escuela que se orientó al crecimiento individual y social de la persona y de la comunidad.

Para los Lasallistas, Evangelio y educación están estrechamente unidos, atendiendo a medios sociales urbanos y a sectores marginales en el campo o en la ciudad. El Instituto pretende cumplir con su misión, en continuidad con el mandato de Cristo Maestro: "evangelizar educando, educar evangelizando", a través de: Escuelas primarias y medias, Enseñanza Superior y Universitaria, Escuelas de ingeniería, Colegios Universitarios, Escuelas de Formación Profesional, Escuelas de Formación del Profesorado, Centros de Capacitación agrícola, Escuelas de Adultos, Centros de Alfabetización, Centros catequísticos, Enseñanza radiofónica, Escuelas de Bellas Artes, Centros de minusválidos, de marginados, de rehabilitación... Toda obra educativa entra en la misión del Instituto.

En Chihuahua, como ya se señaló, los Hermanos han establecido en la capital del Estado un colegio, la Universidad La Salle (ULSA Chihuahua) y en 2003 el centro comunitario "San Miguel Febres Cordero" en C. Jardín de Ayora #10306, Col. Jardines de Sacramento; también atendieron hasta el 2015 el centro comunitario "San José" (en la Col. San José), el cual les fue ofrecido en comodato por parte del gobierno pero que lamentablemente tuvieron en fecha reciente que entregar de nuevo en sus manos. En ambos centros se ofrece a personas de escasos recursos asesoría profesional jurídica y psicológica gratuita, así como estudios para adultos en los niveles primaria, secundaria y preparatoria; clases de inglés, computación, cocina, corte y confección, corte de cabello, ejercicio físico, manualidades, etc.

 

Formación

Quien siente el deseo de ser Hermano es invitado a seguir un proceso de acompañamiento, durante el cual adquiere gradualmente un conocimiento de los valores y actitudes que definen al Hermano y se va identificando con los mismos.

Tras este discernimiento se sigue un proceso de formación conformado por diversas etapas:

-Aspirantado

-Postulantado

-Prenoviciado

-Noviciado

-Votos Temporales

-Votos Perpetuos

 

Comunidad actual

Son cinco los religiosos que conforman la comunidad lasallista en Chihuahua, cada cual con una importante encomienda dentro del Instituto:

Hno. Héctor Ignacio Quintero Montaño, FSC.

Hno. Guillermo García López, FSC.

Hno. Miguel Ángel Valdez García (Rector ULSA).

Hno. Rodrigo Sandoval Candete (Director General del Instituto La Salle)

Hno. Eduardo Garza Amador, FSC.

  

 

Última actualización el Domingo 10 de Enero de 2016 00:23