Breaking News:
RSS
Tools
NOTIDIÓCESIS
25 Jun
Agustinos Recoletos PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Karen Assmar Durán   
Domingo 22 de Noviembre de 2015 11:55

Vida Consagrada en la Arquidiócesis

Comunidad de Chihuahua.

Histórica es en nuestro país la presencia de la Orden de Agustinos Recoletos (OAR), aunque más reciente su llegada a tierras del Estado Grande donde, en primera instancia, fueron llamados para atender la entonces Prelatura de Madera, hoy Diócesis de Cuauhtémoc-Madera, en 1966. Ya en la Arquidiócesis, los frailes asumieron el cuidado pastoral de dos parroquias: Cristo Sumo y Eterno Sacerdote y Beato Juan Diego en Cd. Delicias, la cual trocaría su nombre a "San Juan Diego" a partir del 2002.

 

Así, de nueva cuenta y con motivo del Año de la Vida Consagrada, damos comienzo a la presentación de los religiosos con presencia diocesana, correspondiendo hoy -por estricto orden alfabético- a los Agustinos Recoletos, Orden religiosa cuyos miembros, tanto religiosos profesos como religiosos clérigos, "viviendo la vida fraterna en comunidad, quieren seguir a Cristo, casto, pobre y obediente; buscan la verdad y están al servicio de la Iglesia; se esfuerzan por crecer en la caridad según el carisma de San Agustín y la intensidad propia de la Recolección, movimiento de interioridad y radicalidad evangélica", según se puede leer en la web oficial: www.agustinosrecoletos.com 

 

Breve historia de la Orden

Los Agustinos Recoletos son herederos de la forma de vida suscitada por San Agustín (354-430) y asumida en el siglo XIII con espíritu mendicante por la Orden de San Agustín.

Al estallar la Reforma protestante la Orden agustiniana, al igual que otras Órdenes religiosas, seguía inmersa en la decadencia. Pero a lo largo del siglo XVI hubo un gran esfuerzo reformador en el que colaboraron santos como Tomás de Villanueva o Alonso de Orozco, ascetas como Luis de Montoya y Tomé de Jesús, y misioneros como Alonso de Veracruz o Agustín de Coruña.

De este modo, la Orden de los Agustinos Recoletos surge en el siglo XVI, cuando algunos religiosos agustinos, bajo el impulso del Espíritu Santo, por un especial carisma colectivo desearon vivir su vida consagrada con renovado fervor y nuevas normas al servicio de la Iglesia, y ya en el Capítulo de la Provincia de Castilla, celebrado en Toledo en 1588, se determinó que en algunas casas se viviera este nuevo modo de vida que tuvo como fuentes la Orden de San Agustín, sus leyes, liturgia, santos, organización y tradiciones, así como el movimiento recoleto (recogimiento interior), con sus exigencias ascéticas y espirituales, y un deseo de radicalidad que empujaría a sus miembros por el camino de la ascesis, la igualdad, el recogimiento y espíritu de oración.

En 1605 partiría la primera expedición misionera a Filipinas, la cual tocaría territorio mexicano tras arribar a Veracruz para luego, del puerto de Acapulco, zarpar rumbo a las recién descubiertas islas.

En 1621 los Agustinos Recoletos obtuvieron la aprobación pontificia por medio del breve Militantis Ecclesiæ proclamado por Gregorio XI y en 1912 San Pío X les reconoció como Orden religiosa autónoma de los religiosos agustinos.

La expansión de la Orden se limitaría durante un par de siglos a tres provincias españolas, una colombiana y la filipina, donde casi todos sus frailes vivían en conventos grandes, dedicados al culto divino, al estudio y al apostolado ya que los recoletos nunca vieron incompatibilidad entre apostolado y vida común, de tal modo que todos sus conventos tenían iglesias abiertas al público y casi todos sus frailes estaban obligados por acuerdos fundacionales a predicar la Palabra de Dios y a administrar los Sacramentos de la Confesión y Eucaristía a los enfermos de la localidad e incluso de la comarca en que estaban enclavados.

Por medio de asociaciones piadosas, la predicación y las misiones populares en zonas deprimidas y faltas de clero, contribuyeron a mantener la vida cristiana en no pocas regiones de España y Colombia. Vivían cerca del pueblo, comprendían sus necesidades y procuraban satisfacerlas con llaneza y una gran carga humana. Ya en el siglo XX se ordenaría la apertura inmediata de "colegios y gimnasios de enseñanza primaria y superior". En la actualidad la Orden regenta dos universidades, tres colegios de rango universitario, y unos 50 colegios de primera y segunda enseñanza dirigidos por cerca de 200 religiosos que atienden a unos 80,000 jóvenes.

Sobre el fundador, San Agustín, teólogo cristiano, el más ilustre Padre de la Iglesia occidental y uno de los más eminentes doctores de la cristiandad sólo mencionaremos datos muy generales:

Nació el 13 de noviembre de 354 en Tagaste, pequeña ciudad de Numidia en el África romana (hoy territorio argelino). Patricio, su padre, era pagano, y Mónica su madre, cristiana.

Aunque no fue bautizado de niño, Mónica le enseñó los rudimentos de la religión cristiana y, al ver cómo el hijo se separaba de ellos a medida que crecía, se entregó a la oración constante, dolorida y confiada. Años más tarde Agustín se llamará a sí mismo el "hijo de las lágrimas de su madre", católica ferviente que dedicó toda su vida a la conversión de su hijo.

La Iglesia lo acogería mediante el bautismo en 387. Fue ordenado presbítero de Hipona en 391 y obispo de la ciudad en 395. Es prolífica su obra en la que destacan La ciudad de Dios y Confesiones. Murió en su sede, el año 430.


Comunidad de Delicias

Carisma

El carisma agustiniano se resume en el amor a Dios sin condición, que une las almas y los corazones en convivencia comunitaria de hermanos, y que se difunde hacia todos los hombres para unirlos en Cristo dentro de su Iglesia.

La vivencia del propio carisma transmite a sus religiosos la vitalidad que procede del Espíritu Santo, los renueva constantemente y los impulsa a la formación permanente para estar disponibles en el servicio de la Iglesia. Asimismo, es en las Constituciones donde se integran los tres aspectos constitutivos del carisma: el amor contemplativo, el amor ordenado comunitario y el amor difusivo apostólico.

 

Espiritualidad

El patrimonio espiritual de la Orden lo constituye la vida, la doctrina y la Regla de San Agustín, la "Forma de vivir" de los comienzos de la recolección y el testimonio de santidad de tantos hermanos que, fieles al Espíritu, han dado vida a su historia.

 

Comunidad de Cuauhtémoc

Organización

Al día de hoy son cerca de 1,200 religiosos Agustinos Recoletos los que atienden 205 comunidades distribuidas en 19 naciones: España (39), Brasil (28), Colombia (21), México (18), Estados Unidos (15), Filipinas (14), Venezuela (14), Perú (9), Panamá (8), Argentina (7), Costa Rica (6), Reino Unido (6), República Dominicana (4), Guatemala (4), Italia (3), Taiwán (3), Chile (2), China (2) y Sierra Leona (2).

Asimismo, para su gobierno, además de la Curia General con sede en Roma, se divide en ocho Provincias:

1) San Nicolás de Tolentino

2) Nuestra Señora de la Candelaria

3) Santo Tomás de Villanueva

4) San Agustín

5) San José

6) Santa Rita

7) Nuestra Señora de Consolación

8) San Ezequiel Moreno

La Provincia de San Nicolás de Tolentino, creada en el Primer Capítulo General celebrado en Madrid en 1621, la constituyen hoy: España, Inglaterra, Italia, EUA, México, Costa Rica, Brasil y China, dividida en dos vicarías y varias delegaciones. Es en la Zona Norte de la Vicaría México-Costa Rica donde se integran las cuatro comunidades parroquiales agustino recoletas en territorio chihuahuense: Sagrado Corazón (1971) en La Junta, San Martín de Porres (1996) en Cuauhtémoc, ambas en la Diócesis Cuauhtémoc-Madera; y Cristo Sumo y Eterno Sacerdote (1986) en Chihuahua capital y San Juan Diego (1996) en Delicias, las dos en la Arquidiócesis de Chihuahua.

Cabe señalar que por primera vez el Provincial es un mexicano: Fr. Sergio Sánchez Moreno, OAR; en tanto que cada comunidad está compuesta por al menos tres sacerdotes, uno de ellos el superior, llamado Prior.

 

Comunidad de La Junta

Apostolado

La comunidad es apostólica, su primer apostolado es la comunidad misma y su fin "el apostolado en todas sus manifestaciones".

El Agustino Recoleto, viviendo el propio carisma y en comunión con la Iglesia local, evangeliza y ejerce su ministerio apostólico donde la Iglesia necesita: gobierno y formación, misiones, atención a niños desvalidos, pastoral parroquial, etc.

En México, adonde volvieron en 1941, su actividad apostólica se circunscribe a: Cd. de México: seis parroquias y una casa de formación; Veracruz: una parroquia; Cuernavaca: una parroquia; Querétaro: una casa de formación y un colegio; Chihuahua: cuatro parroquias.

Cuando en 1966 el Beato Pablo VI creó la Prelatura de Madera era ésta territorio de misión que no contaba con suficientes sacerdotes, por lo que fue encomendada a la Orden de Agustinos Recoletos. Fray Justo Goizueta y Gridilla, OAR (1912-1991), fue electo vicario apostólico y en 1970 fue ordenado Obispo.

 

Formación

El joven que desee consagrarse como Agustino Recoleto deberá seguir un itinerario formativo:

-Aspirantado (en Querétaro).

-Postulantado y la Filosofía (en la Cd. de México).

-Noviciado (en Monteagudo, Navarra, España).

-Teología (en Madrid, España).

 

Juventudes Agustino-Recoletas, durante un Encuentro en Delicias el pasado mes de octubre

Sostenimiento de la comunidad

Proviene de las mismas comunidades parroquiales, aunque también reciben ayudas por parte de otros lugares. A los frailes más necesitados se les auxilia en emergencias, con los vehículos, las edificaciones, etc. Durante los casi de 50 años de presencia en Chihuahua, todo lo que han logrado consolidar es para las diócesis.

 

Las actuales comunidades religiosas

En la Arquidiócesis, a los Agustinos Recoletos se les ha encomendado dos parroquias, cada una con tres sacerdotes para su atención pastoral y, de los seis sacerdotes, sólo uno es mexicano y el resto de origen español. Sus nombres y fecha de ordenación presbiteral, son:

-Parroquia Cristo Sumo y Eterno Sacerdote, Chih.:

1) P. Fray Germán Marquínez Aberásturi (Prior y párroco): 19/Sept/1987.

2) P. Fray Cirilo Emiliano De Esteban Chocarro (vicario parroquial): 11/Jul/1976.

3) P. Fray Óscar Castellanos Jiménez (vicario parroquial): 11/Ago/2012.

-Parroquia San Juan Diego, Del.:

1) P. Fray Melchor Benito Benito (Prior y párroco): 21/Sept/1986.

2) P. Fray Serafín Pineda Simón (vicario parroquial): 11/Jul/1976.

3) P. Fray Jesús Pérez Durana (vicario parroquial): 09/Jul/1983.

 

Orden de Agustinos Recoletos

-Parroquia Cristo Sumo y Eterno Sacerdote: Calles 17 de Junio y Hermanos Barragán, Col. 2 de Octubre, Chihuahua, Chih. Tel. (614)435-3081.

-Parroquia San Juan Diego: Calle Otilio Montañez #624, colonia Tierra y Libertad, Delicias, Chih. Tel. (639)474-5577.

 

Foto1: 

Foto2: Comunidad de Delicias.

Foto3: Comunidad de Cuauhtémoc.

Foto4: Comunidad de La Junta.