Breaking News:
RSS
Tools
NOTIDIÓCESIS
27 Apr
Que el Papa visite África es un deseo muy grande PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por P. Fernando Legarreta Huerta   
Viernes 13 de Noviembre de 2015 16:25

Un misionero camerunés en México

Con motivo de la próxima visita del Papa Francisco a África, hemos entrevistado a un misionero de Camerún asentado en México. Él nos habla un poco sobre sí mismo, sobre su país y los retos que enfrenta, así como sobre el significado y expectativas por la presencia de los últimos tres pontífices en África.

 

-Buenos días, ¡gracias por concedernos la entrevista! ¿Quién es el P. Félix Kuate, cómo llegó de África a México?

"¡Muy buenos días!, mi nombre es Félix Kuate Pucheka, SX; soy originario de Tuala, Camerún. Tuala es una costa, capital económica del país, una ciudad de casi cinco millones de habitantes.

Nací hace 40 años y desde los 24 conocí a los misioneros Xaverianos. Comencé mi formación en la misma ciudad de Tuala. Realicé ahí la Propedéutica -que llamamos 'PAG'-, el primer año de formación; cursé la Filosofía en la parte oeste del País, en un seminario diocesano. Después ingresé al noviciado de los Xaverianos en Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo, del año 2003 al 2004. Concluido el noviciado fui destinado a la ciudad de México para estudiar la Teología. En aquel entonces todavía nos preguntaban: '¿A qué lugar te gustaría ir a estudiar la Teología?'. Yo propuse México, porque en mi país conocía un poquito a México a partir de las telenovelas 'Rosa Salvaje', 'Marimar', y por esto me llamaba la atención conocer este país, ¡donde veía de repente a los caballos y sus jinetes salir con sombrero de charro! Me llamaba la atención. El Señor me concedió poder estudiar la Teología en México, y después mis superiores me pidieron que trabajara aquí en la pastoral vocacional. ¡Desde hace más de 6 años trabajo en la pastoral vocacional en México! Estuve por más de cinco años en Arandas, Jalisco, y desde el 2014 apoyo en la OMAPAV, la Organización Mexicana de Agentes de Pastoral Vocacional, como consejero. Desde hace algunos meses estamos trabajando en eso, es una experiencia bonita la de trabajar en la animación misionera y la pastoral vocacional tanto a nivel congregacional como a nivel nacional.

En Jalisco estuve mucho en escuelas primarias, a partir de 6° año; luego en secundarias, preparatorias y en algunas universidades. Hace ya más de un año me enviaron a la diócesis de Torreón, donde tenemos un centro juvenil para las misiones. Y ahí estoy". 

 

-¿Qué puede contarnos sobre su país, sobre la presencia ahí de los últimos pontífices?

"Camerún es un país de 475 mil kilómetros cuadrados. No es como su gran país, México. Es un país chiquito de 23 millones de habitantes, con una población relativamente joven. Está dividido en regiones: son 10 regiones -ustedes hablan de Estados- y cada región tiene un Gobernador. Uno diría que es democrático, pero... prefiero no hablar mucho de democracia porque tenemos nuestro presidente desde 1982, y va conduciendo el país.

Sí, Camerún ha tenido la gracia de conocer en estos últimos años la presencia y la participación de los Papas. San Juan Pablo II fue dos veces; el Papa Benedicto una vez. El Papa Juan Pablo fue dos veces a proclamar documentos o sínodos, sobre la Iglesia en África. En 2009 el Papa Benedicto XVI fue para proclamar la última resolución sobre el sínodo para la Iglesia en África sobre reconciliación y paz.

Cuando nos visitó Juan Pablo II, se escogió a Camerún para anunciar los resultados de este sínodo porque mi país es lo que llaman en África una Iglesia o un país 'en miniatura'; porque si uno tiene que buscar un país que tenga casi todos los climas africanos, váyase a Camerún. Tenemos la parte tropical, la sabana, los bosques, la parte desértica. Se abre la parte del norte y colinda ya con el desierto del Sahara. Esto a nivel del clima. En el aspecto religioso Camerún tiene el conjunto de las religiones cristianas, de las religiones musulmanas, de las religiones animistas -que son las tradicionales-. De hecho, cuando el Papa Benedicto XVI fue a Camerún, tuvo un encuentro con los imanes, que son los responsables de la religión musulmana. Cabe decir que el Islam de Camerún es uno de los más pacíficos, de los más dialogantes. Desgraciadamente en estos días el país está atravesando la gran dificultad con el grupo islámico".

 

-¿Puede contarnos algo sobre la próxima visita del Papa Francisco a África, y sobre la de Benedicto XVI en 2009 a Yaundé, capital de Camerún?

"Este [el de la visita del Papa Francisco] es un deseo muy grande, que todos esperamos pronto verlo cumplido, otra vez. Sobre todo en el norte de Camerún. Queremos también volver a tener esta gran convivencia entre todas las confesiones religiosas [como cuando vino Benedicto XVI]. Los retos de todo el país en este momento están ligados especialmente al diálogo interreligioso: es algo muy urgente. Por eso en uno de los discursos, cuando vino Benedicto XVI, el Presidente decía que debíamos retomar los valores republicanos, los valores morales y fomentarlos en las escuelas. Estos valores son los valores del bienestar, del respeto, de la búsqueda del bien común para cada camerunés. Son caminos que nos pueden ir ayudando a trabajar para que el país siga progresando en la consecución del bienestar de cada uno. Otros valores que podríamos descubrir hoy, son los valores del diálogo entre las diferentes generaciones", en lo cual insiste el Papa Francisco.

 

-¿Cuáles son los retos que hoy enfrenta Camerún?

"Las mentalidades van creciendo y rápidamente hay muchas transformaciones, y en Camerún necesitamos -sobre todo en la parte norte del país- profundizar un poquito más desde la educación, ahondar sobre la educación como medio y como camino para ayudarnos los unos a los otros, como hermanos. Otro trabajo que creo puede seguir fomentándose, es la pastoral vocacional. En este campo veo que hay que empeñarse para que cada ser humano pueda descubrir la vocación que ha recibido de Dios, la vocación a la vida, la vocación al cuidado de nuestro ambiente, la vocación ahora al compromiso específico: unos al matrimonio, otros como solteros, otros más a la vida religiosa".

La visita del Papa a África, probablemente ha de ayudar en este camino.