Breaking News:
RSS
Tools
NOTIDIÓCESIS
27 Apr
Hermanas del Verbo Encarnado PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Karen Assmar Durán   
Lunes 28 de Septiembre de 2015 14:10

VIDA CONSAGRADA EN LA ARQUIDIÓCESIS

 "Ser una Hermana de la Caridad del Verbo Encarnado significa tener la misión de amar como ama Jesús, de hacer presente en el mundo su amor compasivo y misericordioso, y de reconocer y celebrar las múltiples formas en que este amor ya está presente a nuestro alrededor".


A Dios gracias estamos por concluir con la publicación de esta serie de colaboraciones a través de las cuales se han expuesto todas y cada una de las Órdenes y Congregaciones femeninas que ejercen su labor apostólica en territorio arquidiocesano.

Presentamos a continuación a las Hermanas de la Caridad del Verbo Encarnado (CCVI), cuya historia en Chihuahua se remonta al año de 1902. Esto nos comparten:

 

Breve historia de la Congregación

La historia de la fundación de la Congregación es bastante simple, pero aún así, totalmente profunda.

El prelado francés Claude Marie Dubuis (1817-1892), Obispo de todo Texas, ante los estragos de la Guerra Civil y la tragedia de una epidemia de cólera que se dispersaba rápidamente, había realizado varias solicitudes a diversas congregaciones religiosas solicitando su auxilio, sin haber conseguido respuesta. Entonces Dubuis contactó en 1866 a una religiosa amiga suya, la Madre Angelique Hiver, Superiora de la Orden del Verbo Encarnado y Santísimo Sacramento en Lyon, Francia.

El Padre Claudio María Dubuis fue nombrado segundo Obispo de la Diócesis de Texas, con sede en Galveston, el año de 1862, para reemplazar al Obispo John Odin, quien había sido transferido a Nueva Orleans. El Obispo Dubuis había llegado a Texas como misionero en 1846, y como tal recorrió muchas partes de ese estado durante los dieciséis años que precedieron a su nombramiento. Conoció de primera mano la variedad y pobreza de su grey y sus numerosas necesidades. Fue testigo de los sufrimientos que produjo la Guerra Civil y de los repetidos azotes de la fiebre amarilla. Existía una necesidad desesperada de religiosas que cuidaran de los enfermos y del gran número de huérfanos que había en la diócesis.

"Nuestro Señor Jesucristo, sufriendo en la persona de una multitud de enfermos y desvalidos de toda clase, busca alivio de sus manos". (Obispo Claudio Dubuis, Fundador)

Dubuis identificó a los sufrientes de las calles de Texas con la persona de Jesús. Él estaba convencido que cuando se reunía con ellos y les asistía, encontraba al ¡Dios vivo! Por ello escribió a la Madre Angelique aquellas palabras que continúan inspirando hoy día a las Hermanas de la Caridad del Verbo Encarnado: "Nuestro Señor Jesucristo, sufriendo en las personas de una multitud de enfermos y débiles de todo tipo, busca alivio en tus manos".

Incapaz de resistir esta súplica apasionada, las Hermanas en Lyon enviaron a Sor Madeleine Chollet, Sor Pierre Cinquín y Sor Agnes Buisson, tres jóvenes religiosas a ayudar a Mons. Dubuis: era la simiente de la Congregación de Hermanas de la Caridad del Verbo Encarnado que, para 1891, ¡ya eran 197! En tan corto período de tiempo las Hermanas habían fundado el Hospital de Santa Rosa en San Antonio y el Hospital de San José en Fort Worth, ambos en Texas; y administraban siete hospitales ferroviarios esparcidos a lo largo de Texas, Missouri, Iowa y Nuevo México.

Un fenómeno similar ocurrió en los campos de la educación y el trabajo social. Gracias a que las Hermanas vieron a Jesús en los ojos inquisitivos de la gente joven, abrieron 18 escuelas en Estados Unidos; y porque vieron a Jesús en la tristeza de los niños huérfanos, establecieron varios orfanatorios para niños y niñas.

Cuando una solicitud llegó para enseñar en Saltillo, Coah., en México, las Hermanas se desplazaron ahí en 1885. En 20 años, 12 escuelas se establecieron en México. Estos años iniciales destacarían a las Hermanas de la Caridad del Verbo Encarnado como profesionales de la educación y el cuidado de la salud, preparadas en las mejores instituciones de educación superior en los Estados Unidos y el mundo.

Estos desarrollos iniciales han continuado hasta el presente en CHRISTUS Salud, la Universidad del Verbo Encarnado y los Colegios del Verbo Encarnado en México. De este modo, dada su sólida preparación y sus fundamentos, las Hermanas estaban listas a incursionar en las oportunidades más vanguardistas que se abrían ante ellas, diversificando positivamente sus apostolados cuando el Concilio Vaticano II alentó a las congregaciones religiosas de hombres y mujeres a adquirir "conocimiento adecuado de las condiciones sociales de los tiempos que viven y de las necesidades de la Iglesia".

 

Carisma

Ser llamadas para que el amor de Dios, como se manifiesta en la Encarnación, sea presencia real y tangible en el mundo de hoy. 

 

Espiritualidad

"Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros" (Jn 1,14), es el fundamento de su espiritualidad.

"El hecho de que la Palabra (Logos) se encarnara, significa que todo lo que Dios es se convirtió en lo que nosotros somos: 'La Palabra de Dios se hizo humana, para que fuera posible que llegáramos a ser divinos' (San Atanasio, siglo IV)".

 

¡Alabado sea el Verbo Encarnado, para siempre. Amén!

Apostolado

La misión de la Congregación es actualizar el amor salvador y misericordioso del Verbo Encarnado, promoviendo la dignidad de la persona humana.

Las Hermanas, movidas por el Espíritu Santo, analizan la realidad del mundo para discernir las necesidades de la Iglesia: "Seguimos al Verbo Encarnado, modelo de caridad y obediencia, y proclamamos la misión de Él, que asumió nuestro existir humano e hizo propios los sufrimientos y las esperanzas de su pueblo", subrayan.

Las Hermanas viven en comunidad, insertadas entre la gente de Dios en ciudades grandes, áreas rurales y comunidades indígenas en varios países: Estados Unidos, México y Perú, en América, Zambia en África e Irlanda en Europa.

La Congregación tiene cuatro apostolados específicos:

-Pastoral de la Educativa

-Pastoral de la Salud

-Pastoral Popular (espacios marginados y personas vulnerables)

-Cuidado de padres ancianos y enfermos.

En la ciudad de Chihuahua están presentes en Pastoral Educativa, mediante el centenario Instituto América cuya planta escolar la conforman más de 800 alumnos desde maternal hasta preparatoria. Por muchos años las Hermanas atendieron el Hospital Central del Estado y el Christus Muguerza, pero por falta de religiosas tuvieron que dejar este apostolado. Igualmente en el estado, en Cd. Juárez, viven la misión a través de la Pastoral Popular en las colonias marginadas.

Fundado en octubre de 1902 con el nombre de "Instituto Guadalupano", llamado en 1920 "Academia del Verbo Encarnado", el hoy Instituto América tomó este nombre hasta el año de 1941. Durante la Revolución y la persecución cristera se cerraron sus instalaciones, pero la labor educativa no se suspendió.

En 1955 se colocó la primera piedra del edificio de la calle Sexta, frente al Parque Lerdo, el cual sería vendido años más tarde para poder sufragar los gastos que implicaba la construcción de un nuevo edificio en un terreno donado el año 2002, con motivo de los 100 años del Instituto al servicio de la educación chihuahuense, por el Gobierno del Estado de Chihuahua.

La ceremonia de bendición y colocación de la primera piedra del nuevo campus se realizó en el 2003 y un año más tarde, el 20 de septiembre del 2004, fueron inauguradas las nuevas instalaciones.

 

Instituto América, educando para hacer conocer, amar y seguir a Jesús, Verbo Encarnado.

Organización

La Congregación está organizada por un Equipo General de Gobierno: La Hermana Superiora General y cuatro Hermanas Consejeras.

A nivel local, están organizadas por una Hermana Superiora, quien es la responsable de motivar la vida comunitaria y representarles a nivel local y diocesano, y sus Hermanas de comunidad. 

 

Formación

El proceso que se sigue en la Congregación tiene como fin ayudar a una persona a madurar y responder al llamado de Dios a su vocación específica:

-Contacto y acompañamiento inicial, por lo menos durante un año.

-Preingreso, es una experiencia en comunidad para conocimiento mutuo en la vida diaria, participando en la vida comunitaria y la misión congregacional, con duración de tres meses a un año.

-Aspirantado, se vive y se realiza en casa con la familia de la aspirante a la vida religiosa.

-Prenoviciado, o formación previa al Noviciado, para favorecer el crecimiento humano cristiano de la prenovicia, cuya duración es de aproximadamente un año. Éste se vive en una comunidad de Hermanas inmersas en la misión en el Distrito Federal.

-Noviciado, etapa de formación previa a la Primera Profesión, puede durar dos o más años: el primero, llamado año canónico, se realiza en la Ciudad de México, y el segundo año es internacional, en la ciudad de Lima, Perú.

-Juniorado, comprende desde la Primera Profesión a la Profesión Perpetua, y puede durar entre tres y nueve años.

 

Sostenimiento de la comunidad religiosa

La comunidad en Chihuahua se sustenta con los sueldos que perciben las Hermanas que laboran en el Instituto América.

 

La actual comunidad

Como en la gran mayoría de las Congregaciones, los cambios en las comunidades suelen sucederse muy a menudo, y las Hermanas del Verbo Encarnado en Chihuahua no son la excepción, pues a la visita de Notidiócesis el pasado mes de julio, las religiosas (y sus fechas de profesión) que conformaban la comunidad de la Anunciación, eran:

1) Sor María Yolanda Cortés Rangel: 15/Ago/1959.

2) Sor María Rosa Vega Paz: 15/Ago/1959.

3) Sor María de la Luz Cardona Cerda (Directora Gral.): 15/Ago/1995.

4) Sor Ángela Hernández Sánchez: 15/Ago/2002.

Cabe destacar que las Hermanas han facilitado las instalaciones del gimnasio del Instituto América, para la realización de la próxima Asamblea Diocesana de Pastoral.

 

Vocaciones

"Hay muchas maneras de UNIRTE A NUESTRA MISIÓN:

-Sé una Hermana.

-Únete a la Asociación del Verbo Encarnado.

-Únete a los Misioneros del Verbo Encarnado.

-Apoya nuestro trabajo vocacional".

En México, las Hermanas de la Caridad del Verbo Encarnado colaboran en la red de vocaciones con la Compañía de Jesús y otras congregaciones de religiosas. Puedes visitar la red de vocaciones en la siguiente página:

www.vocacionreligiosa.org / www.amormeus.org / En Face: JUVENTUD CCVI

Para mayores informes: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .

 

Hermanas de la Caridad del Verbo Encarnado

Ave. de la Cantera #9700, Col. La Haciendita. Tels. (614)426-1635 y 432-1970.