Breaking News:
RSS
Tools
NOTIDIÓCESIS
24 Apr
Oblatas Eucarísticas PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Karen Assmar Durán   
Lunes 31 de Agosto de 2015 15:05

VIDA CONSAGRADA EN LA ARQUIDIÓCESIS

Oblatas Eucarísticas de la Soledad de María, "Con María la Madre de Jesús".

La Casa de la Iglesia ha sido para las religiosas Oblatas Eucarísticas de la Soledad de María (OESM) -desde su arribo a esta Arquidiócesis en el año de 1970- también su Casa, la cual cuidan con gran esmero y cariño pues en ella se pretende brindar a todas aquellas personas que buscan retiro entre sus muros y jardines, el lugar ideal para tener ese anhelado encuentro con Dios.

 

Breve historia de la Congregación

Las religiosas Oblatas son sólo una de las muchas ramas del árbol de la familia del Apostolado de la Cruz, el cual surgió por iniciativa de la Sra. Concepción Cabrera de Armida y Mons. Ramón Ibarra y González, que desde 1895 y en los años posteriores fructificaría en casi una veintena de Institutos que involucraría de muy diversos modos en su labor a laicos, religiosos y religiosas y sacerdotes, que al impulso del Espíritu Santo, como María, buscan seguir a Jesucristo que se ofrece al Padre por la salvación del mundo y trabajar con Él por la construcción del Reino.

Los Fundadores de la Congregación: R.M. María Pons de la Eucaristía, OESM y R.P. Pablo Vera, MSpS.

La Venerable Sierva de Dios Concepción Cabrera de Armida (1862-1937), llamada "Conchita", fue esposa, madre de nueve hijos, mística y escritora; instrumento de Dios para comunicar la espiritualidad de la Cruz, entregar la Cruz del Apostolado y suscitar las Obras de la Cruz. Mons. Ibarra y González (1853-1917) fue Obispo de Chilapa y Arzobispo de Puebla, que puso al amparo de la Iglesia las Obras de la Cruz y promovió su desarrollo.

También fueron de suma importancia para la promoción y crecimiento del Apostolado de la Cruz el Venerable Siervo de Dios Félix de Jesús Rougier (1859-1938) y Mons. Luis Ma. Martínez (1881-1956): el primero sacerdote francés, incansable apóstol, director espiritual, profeta de la devoción al Padre; el segundo fue el último director espiritual de Conchita y Arzobispo Primado de México que transmitió la espiritualidad de la Cruz a través de su predicación.

De entre las fundaciones del Apostolado de la Cruz la congregación de Oblatas Eucarísticas de la Soledad de María ha sido de las más recientes. Fue fundada en Pachuca, Hidalgo, el 24 de octubre de 1957 con el propósito de honrar a María en el misterio de su soledad; la fundadora: la reverenda Madre María Pons de la Eucaristía (1908-).

Como el espíritu de la nueva congregación tiene profunda relación con la espiritualidad de la cruz, la Madre Fundadora pidió al Superior de los Misioneros del Espíritu Santo que un sacerdote asesorara la naciente obra. Así la Providencia encomendó al reverendo Padre Pablo Vera Olvera , MSpS (1920-2003), a quien recuerdan también como Fundador, la tarea de introducirles en las riquezas evangélicas que encierra el misterio de la soledad de María y de iluminar con ellas la misión y los ministerios que las nuevas religiosas realizarían a favor de la Iglesia.

Cabe mencionar que al año siguiente de esta fundación, en 1958, también de la Familia de la Cruz nació la congregación de Misioneras de Jesús Hostia (MJH), que hasta tiempos recientes prestó un importante servicio pastoral en la parroquia de San Antonio de Padua, Chih.

 

¡Qué grande es el misterio de la Eucaristía!

Carisma

El carisma de esta familia religiosa centra a sus Hijas en la presencia de María en la tierra, después de la Ascensión de Jesús al Cielo. Esa presencia, atestiguada por la Sagrada Escritura, por el Magisterio de la Iglesia y por una venerable tradición, les hace honrar especialmente a María "que aceptó el ministerio del singular y laborioso oficio de Madre de los hombres y lo desempeñó con magnanimidad preludiándose su iniciación en el Cenáculo" (Constituciones, 6).

Señalan también sus Constituciones que María "ayudó admirablemente a los primeros cristianos con la santidad de su ejemplo, la autoridad de sus consejos, la dulzura de sus consuelos y la eficacia de sus santas plegarias. Y se mostró Madre de la Iglesia y Maestra y Reina de los Apóstoles, a quienes comunicó parte de sus divinas palabras que conservaba en su corazón" (n.6).

 

Espiritualidad

Es su espíritu el seguimiento de Cristo Sacerdote y Víctima en su Oblación Eucarística, como lo vivió María en la etapa de su soledad.

Así, las Oblatas Eucarísticas son llamadas a honrar a María en su soledad, imitar en su amor ardiente al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo, a Jesús presente en la Eucaristía y en la Iglesia, que es su Cuerpo Místico.

Las virtudes características de este espíritu: amor, pureza, sacrificio, sencillez, obediencia filial. Y, junto a las virtudes eucarísticas del silencio, el servicio y la entrega están las virtudes de María en su soledad: confianza, fortaleza, escucha de la Palabra, amor a la Iglesia.

Su fiesta titular es, precisamente, el jueves de Corpus Christi (solemnidad del Cuerpo y la Sangre del Señor).

 

Apostolado

Además de contemplativas, la labor apostólica de las Oblatas Eucarísticas mira a continuar la vida eucarística y eclesial de María como Ella la vivió en la etapa de su soledad, de tal modo que son también religiosas de vida activa con varios apostolados:

-Adoración Eucarística, pues como María han de dar testimonio de la presencia del Misterio Eucarístico.

-Catequesis Eucarística, que imparten a niños, adolescentes, jóvenes y adultos, preparando asimismo seglares para este ministerio.

-Animadoras del Culto Litúrgico, que les lleva a participar activamente en las asambleas litúrgicas.

-Apóstoles de la Soledad de María, para enseñar a las personas que sufren a aceptar la soledad y a llevarla como la Santísima Virgen, con amor, con adhesión a la voluntad divina y con el deseo de alcanzar gracias para otros.

-Ministerio a favor de los sacerdotes, tal cual lo realizan con la oración y atención que a ellos ofrecen, en especial durante la realización de diversas reuniones en la Casa de la Iglesia. De hecho, es ésta su principal labor en Chihuahua desde que fueron invitadas por don Adalberto Almeida y Merino, segundo Arzobispo de Chihuahua, a principios de la década de los 70, pues conoció y apoyó a la entonces naciente Congregación durante el tiempo que estuvo al frente de la sede episcopal de Tulancingo, Hgo., en los años 1956-1962.


Las religiosas atienden grupos, que pueden ser pequeños o grandes, pues la Casa de la Iglesia cuenta con 36 dormitorios para albergar hasta 70 personas. 

Organización

Las Oblatas Eucarísticas de la Soledad de María están presentes en la Cd. de México, el Estado de México, Michoacán y en Chihuahua, y es en la capital del país donde se encuentra la Casa General, residencia de la Superiora General que, con auxilio de su Vicaria General, cuatro Consejeras, una Secretaria y una Ecónoma Generales, ejerce el gobierno de la Congregación. Cabe destacar que una de las Hermanas de la comunidad de Chihuahua es Consejera General, la Hna. Susana Noeggerath.

 

Formación

Todas sus etapas de formación se realizan en la Cd. de México, donde se encuentra la Casa General; éstas son:

-Aspirantado y Postulantado (un año).

-Noviciado (2 años).

-Juniorado (3 años).

-Segundo Noviciado (6 meses).

-Profesión Perpetua.

 

Sostenimiento de la comunidad religiosa

Desde su llegada a esta Iglesia particular, cuando la Casa de la Iglesia aún se encontraba en obra negra, han sido las Oblatas Eucarísticas de la Soledad de María las responsables de la buena administración y funcionamiento del lugar, pensado para proveer de un espacio apropiado para el retiro de grupos, los cuales pagan una determinada cuota que se destina a la manutención de las instalaciones: capilla, comedor, dormitorios, salón de usos múltiples, etc.; es decir, la atención a grupos (sacerdotes en reuniones del Clero, movimientos, apostolados, organizaciones, asociaciones, etc.) es el único ingreso que permite que esta casa de retiros propiedad de la Arquidiócesis continúe dando servicio. Y es el Arzobispado quien provee a las Hermanas de un salario para sostenimiento de su comunidad religiosa.

 

La actual comunidad

Las cuatro religiosas -y sus fechas de profesión- de la comunidad "Casa de la Iglesia" en Chihuahua, son:

1) Madre Superiora Hna. Olivia Espinosa Bueno: 22/May/1962.

2) Hna. Susana Noeggerath Castañeda: 22/Ene/1961.

3) Hna. María Inés Cruz Hernández: 18/Mar/1970.

4) Hna. María Guadalupe González Chávez: 14/Ene/1997.

 

Vocaciones

"¡Tú puedes ser Oblata de la Soledad de María! Si te interesa conocer más acerca de nosotras, ¡ven o llámanos!", es la invitación.


  

  Oblatas Eucarísticas de la Soledad de María. Casa de la Iglesia, C. Farallón s/n, Col. Paso del Norte, Chih. Tel. (614)424-0322.