Breaking News:
RSS
Tools
NOTIDIÓCESIS
24 Apr
Dominicas PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Karen Assmar Durán   
Sábado 01 de Agosto de 2015 19:07

VIDA CONSAGRADA EN LA ARQUIDIÓCESIS


"Predicar la Verdad en el Amor"

 

En las localidades de Naica y al presente en Delicias, son muy conocidas y reconocidas las Hermanas Dominicas de la Reina del Santo Rosario (OP), por la labor que desde su arribo a esta Arquidiócesis el año de 1951 han realizado en la pastoral parroquial y la pastoral educativa, dando así continuidad a la misión de nuestro Señor Jesús. Y aunque es de lamentar que por sus muchas ocupaciones las Hermanas Dominicas -llamadas sencillamente "Dominicas"- no estuvieron en posibilidades de recibir nuestra cámara, de manera muy atenta nos hicieron información sobre la congregación, la cual tenemos a bien compartir con nuestros lectores.

 

Breve historia de la Congregación

Unos seis siglos antes de la fundación de la congregación, Santo Domingo de Guzmán (1170-1221) dio inicio a la Orden de Predicadores (Dominicos) como respuesta providencial a una crisis que en ese momento amenazaba a la Iglesia.

El proyecto de Santo Domingo inició en el convento de las Monjas Dominicas en Prulla (Francia), en el año 1206. De este monasterio se dieron otras fundaciones, entre éstas las monjas de San Sixto en Roma y ellas, a su vez, en 1244 fundaron el convento de la Santa Cruz en Ratisbona (hoy Regensburg), en Alemania.

Debido a la situación que vivía Alemania en ese tiempo, las monjas se vieron forzadas a cambiar su vida monástica por una vida apostólica (de enseñanza); de este modo surgió en ellas un espíritu misionero que las trajo a América en 1853, donde se establecieron en Williamsburg (más tarde Brooklyn), Nueva York, en el convento de la Santa Cruz. Esta fundación dio vida a 12 congregaciones más de religiosas Hermanas Dominicas, dispersas hoy por los Estados Unidos, América Latina y el Caribe.

La Fundadora, Madre Pía Backes, mujer de fuertes principios religiosos, de un carácter firme pero con entrañas de madre, realista, con visión del futuro y apasionada de las cosas de Dios desde la óptica dominicana. En la imagen (izq.), con otra Hermana y niños huérfanos de la Misión de San José, año 1894.

Una de éstas 12 congregaciones nació gracias a la invitación que ya en el siglo XIX hiciera el Sr. Obispo Joseph Sadoc Alemany, y al espíritu misionero de tres Hermanas que fueron enviadas desde su convento de la Santa Cruz de Williamsburg, para enseñar en California y evangelizar a los católicos alemanes. La primera fundación fue en la parroquia de San Bonifacio, San Francisco, siendo jovencísimas las Hermanas llegadas a territorio californiano: María Pía Backes de 24 años, María Amanda Bernartz de 17 y María Salesia Fitcher de 21.

Por ser Madre Pía la responsable de la misión, se le ha reconocido su valentía para enfrentar las dificultades y dar nacimiento a un nuevo carisma para la Iglesia, ya que su visión hacia el futuro le llevó a responder al llamado de Dios como fundadora en y para la Iglesia de la Congregación de las Hermanas Dominicas de la Reina del Santo Rosario, el año de 1876.

La Madre Pía había nacido el 11 de octubre de 1852 en Treves, Alemania, y desde su infancia Dios le fue marcando el camino para una misión muy especial. Sufrió las influencias de su época y tuvo que emigrar a América junto con sus padres.

Vivió intensamente cada uno de sus momentos históricos y, a medida que pasaba el tiempo, sintió con mayor fuerza el llamado de Dios a la consagración total y definitiva; era algo que no alcanzaba a comprender, pero estaba en completa disponibilidad para aceptar la obra de Dios en su persona.

En México, la fundación dio comienzo con Raquel Torres, una joven procedente de la Ciudad de México que llegó en marzo de 1906 para estudiar en la Academia de la Inmaculada Concepción en San Francisco, California. Al ver la excelente enseñanza de las Hermanas, Raquel expresó: "Es una pena que no haya una escuela de Hermanas profesoras Dominicas en México, hay muchos colegios en México pero no de Dominicas". Este comentario llegó a oídos de Madre Pía y después de mucha deliberación con los miembros del Consejo, dado su espíritu misionero fue que se decidió a poner su mirada en México. Así, el 11 de diciembre de 1909, ocho religiosas llegaron para formar la primera comunidad en Atzcapotzalco, D.F.

Los primeros años de la congregación en México estuvieron marcados por la revolución y la persecución religiosa; no obstante tales circunstancias históricas, las Hermanas consolidaron la Congregación en el país, donde cuenta al día de hoy con varias casas.

Actualmente la casa provincial se encuentra ubicada en Atizapán de Zaragoza y en el año 2009 celebraron el primer centenario de su misión predicadora en México.

 

Carisma

"Buscar asiduamente la verdad, contemplarla con humildad y darla a conocer con magnanimidad. Especialmente a los más necesitados".

Las Hermanas Dominicas de la Congregación de la Reina del Santo Rosario son una Congregación religiosa de derecho pontificio que, afiliada a la Orden Dominicana, da gracias a Dios por su llamado a alabar, bendecir y predicar; y es dentro del marco del carisma dominicano que responden a la llamada de Dios para ser formadas en el amor de Cristo y poder "predicar la Verdad en el Amor".

 

Espiritualidad

Siguiendo a Santo Domingo, su Padre Fundador, viven la vida comunitaria modelada por los consejos evangélicos de castidad, pobreza y obediencia, la oración, el estudio y el ministerio. Están asimismo comprometidas a un estilo de vida contemplativa que es el apoyo de todo lo que son y hacen, tal como lo marcan sus Constituciones.

 

Graduación 2015 en el Colegio La Paz, fundado en 1941 y asumido por las Hnas. Dominicas en 1951.

Apostolado

-Pastoral Parroquial: Por medio de la Evangelización en las parroquias apoyan la formación cristiana en la fe. Esta labor fue la que desplegaron por más de 30 años en la comunidad de Ntra. Sra. de Guadalupe en Naica, municipio de Saucillo, donde a la llegada del primer párroco la congregación fue despedida sí con tristeza por parte de la población, pero también con sumo cariño y enorme agradecimiento. Otras comunidades en las que llegaron a hacerse presente fueron Col. Lázaro Cárdenas y Las Varas.

-Pastoral Indígena: Acompañan los procesos de comunidades indígenas y fomentan el trabajo digno en la búsqueda de la justicia y la paz.

-Ministerios: Como predicadoras itinerantes sirven donde quiera que se les envíe; poniendo al servicio del pueblo de Dios sus dones para la predicación por medio de la evangelización, la educación y la promoción de la justicia y la paz.

-Educación: Buscan predicar el carisma dominicano a través de la educación, en la atención de colegios, contando actualmente con cuatro en el país. Es éste el ministerio principal de la comunidad religiosa de Delicias: la educación en el Colegio La Paz, uno de los más antiguos que tiene la congregación en México, el cual el 17 de julio del próximo año estará Dios mediante celebrando 75 años de fundación.

En este ministerio las Dominicas ofrecen una educación integral, católica y bilingüe con calidad de excelencia, en un ambiente cristiano, según las capacidades del alumnado, para que vivan los valores, sean críticos, analíticos y reflexivos de sí mismos, de su ambiente y se preparen para ser agentes de cambio en su entorno. Del mismo modo promueven en los estudiantes el amor a María y el gusto por el rezo del Santo Rosario; invitan a los padres a rezarlo junto a sus hijos, tanto en el Colegio como en sus hogares, a fin de que crezca día con día su amor a María.


En su despedida de Naica, año 2010. 

Organización

La Congregación está organizada en un Gobierno Congregacional (Priora y sus cuatro consejeras), que implica a su vez Gobiernos Provinciales (Priora provincial y cuatro consejeras), y un Gobierno Local con su propia Priora y sus Hermanas de comunidad.

En Chihuahua, aunque en el año 2010 se despidieron de la parroquia de Naica, donde desempeñaron con gran compromiso y entrega una extraordinaria labor parroquial desde 1979, las Hermanas continúan prósperamente su labor educativa en el Colegio La Paz, de Cd. Delicias, a través de la comunidad religiosa "Santa Cruz", establecida en 1951.

 

Formación

La formación religiosa es un caminar de toda la vida guiada por el Espíritu: la conversión es su proceso; la comunidad, su contexto; el discipulado su meta.

Para ello se sigue un especial camino de formación:

-Candidatura: Este periodo sirve como una transición gradual a la vida religiosa. La candidata se orienta a la vida de la congregación por su vida en comunidad, estudio y la participación en varias experiencias del ministerio.

-Noviciado: Es un tiempo privilegiado en que la novicia profundiza su relación con el Dios Trino, crece en la comprensión de la consagración religiosa y evalúa su habilidad para vivir la vida dominicana.

-Profesión temporal: En esta etapa la Hermana fomenta la integración continua de varios aspectos de la vida dominicana y sirve como confirmación, para la comunidad, de que está llamada verdaderamente a la vida religiosa en la congregación.

-Formación continua: Se inicia con la profesión perpetua, que es el testimonio sagrado y público del compromiso de una Hermana a Dios y al servicio de la Iglesia dentro de la congregación.

 

La actual comunidad

La comunidad de Santa Cruz en Delicias, Chih, la conforman 7 Hermanas, siendo sus nombres y fechas de profesión las siguientes:

1) Madre Priora Hna. Angelina Rodríguez Galván: 12/Ago/1996.

2) Hna. Eduviges Holguín Vázquez: 12/Dic/1964.

3) Hna. Susana Araiza Sánchez: 11/Ene/1966.

4) Hna. Ma. Elena Nila Lunar: 30/Ago/1986.

5) Hna. María Pueblito Rodríguez Galván: 15/Ago/1993.

6) Hna. Lucía Mancilla Guevara: 12/Ago/1996.

7) Hna. María Martha Rubio Rubio: 08/Ago/2013.

 

Vocaciones

"La consagración religiosa significa ir en profundidad al corazón de Dios, donde nos unimos las unas con las otras, con la Iglesia y el mundo. La gracia de Dios nos hace valientes y sabias, aumenta nuestra vocación y perseverancia en la Orden Dominicana a la cual le damos nuestra vida con amor. Joven, ¿tienes vocación? Te ofrecemos procesos de discernimiento vocacional en los que descubrirás tu opción de vida a través del encuentro con Jesús y acompañadas por la Directora de vocaciones".