Laudato si', Miscelánea

La abeja fecunda

Laudato si’ Por: CRISTINA ALBA MICHEL “Sabemos ya lo que anuncia esta columna de fuego, ardiendo en llama viva para gloria de Dios. Y aunque distribuye su luz, no mengua al repartirla, porque se alimenta de cera fundida que elaboró ...