Miscelánea

“Reanima lo que puedas rescatar”

Un examen de conciencia desde el Apocalipsis

Por: Cristina Alba Michel.

La de Sardes es una ciudad decadente, antaño sede de la Casa Real de los lidios, conquistados cuatro siglos antes de Cristo por Ciro, Rey de Persia, en tiempos de Creso, el rey lidio famoso por su oro e inmensas riquezas. Cuando Juan recibe la orden de escribir al “Ángel” de aquella Iglesia, se dirige a una Iglesia apagada, adormecida. La comunidad cristiana ha perdido su espíritu y el Señor les advierte: “aparentemente vives, pero en realidad estás muerto”. ¡Terribles palabras en labios del Señor! Terribles, pero misericordiosas, porque alguien nos debe decir, a cada uno, si andamos ya por los valles de la muerte, auto-coronados y auto-conformados con glorias pasadas que a veces ni siquiera resuenan ya en nuestros oídos; vacíos de fe y esperanza, despojados del oro de la Caridad. Cristianos, católicos de nombre, que quizá no saben bien el porqué de su nombre. Lo más tremendo es que el mensaje abre con tal acusación sin precederla ninguna alabanza, como ocurre con las Iglesias de Éfeso, Pérgamo y Tiatira, a quienes se les reconocen sus buenas obras animándoles a conservarlas. No quisiera nadie presentarse ante el Padre en esa condición de muerte espiritual. ¡Hay que despertar, retomar el camino de la vida!, los Sacramentos, las obras de misericordia y empeñados en vivir como los bienaventurados del Sermón del Monte, desde la familia, el trabajo y la sociedad.

En Sardes “los signos de vida en la comunidad son insignificantes, a punto de extinguirse”. ¿Cómo respondo a las iniciativas pastorales, a los compromisos como católico activo en el mundo? Mientras escribo, se realiza la campaña de 40 días por la Vida en nuestra ciudad, ¡y cuán pocas personas se han comprometido! ¿Y otras obras pastorales o civiles por el bien común? ¿De qué sirve enorgullecerse de glorias pasadas y obras vacías, si apartados del Amor arriesgamos la vida eterna? “Ponte en vela, reanima lo que te queda y está a punto de morir. Pues no he encontrado tus obras llenas a los ojos de mi Dios” (Ap 3,2). El Señor llama a la comunidad -donde perseveran muy pocos fieles- “a despertar del sueño de muerte”, a salir de un cristianismo aparente “sin que responda a una vivencia interior: ‘Acuérdate… cómo recibiste y oíste mi Palabra: guárdala y arrepiéntete. Porque, si no estás en vela, vendré como un ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti” (Ap 3,3).

 

Carta a la Iglesia de Sardes

“Escribe al Ángel de la Iglesia de Sardes: ‘El que posee los siete Espíritus de Dios y las siete estrellas, afirma: Conozco tus obras: aparentemente vives, pero en realidad estás muerto. Permanece alerta y reanima lo que todavía puedes rescatar de la muerte, porque veo que tu conducta no es perfecta delante de mi Dios. Recuerda cómo has recibido y escuchado la Palabra: consérvala fielmente y arrepiéntete. Porque si no vigilas, llegaré como ladrón, y no sabrás a qué hora te sorprenderé. Sin embargo, tienes todavía en Sardes algunas personas que no han manchado su ropa: ellas me acompañarán vestidas de blanco, porque lo han merecido. El vencedor recibirá una vestidura blanca, nunca borraré su nombre del Libro de la Vida y confesaré su nombre delante de mi Padre y de sus Ángeles’.

El que pueda entender, que entienda lo que el Espíritu dice a las Iglesias”  (Ap 3,1-6).

 

Share this Story
  • Miscelánea

    “Reanima lo que puedas rescatar”

    Un examen de conciencia desde el Apocalipsis Por: Cristina Alba Michel. La de Sardes es una ciudad decadente, antaño sede de la ...
  • Miscelánea

    Pero toleras a Jezabel…

    Un examen de conciencia desde el Apocalipsis Por: Cristina Alba Michel. El Espíritu se dirige, en cuarto lugar, a la Iglesia de ...
  • Miscelánea

    Conozco tu tribulación, sé fiel

    Un examen de conciencia desde el Apocalipsis Por: Cristina Alba Michel. La segunda Carta a las Iglesias contenida en el capítulo 2 ...
  • Miscelánea

    ¿Has perdido el amor del principio?

    Un examen de conciencia desde el Apocalipsis Por: Cristina Alba M. “Él vendrá entre las nubes y todos lo verán… por ...
Load More Related Articles
Load More In Miscelánea

Check Also

Contemplemos el Amor de Dios

Carta del Director ¡Saludos a todos! Después de ...

Anuncio