Artículos, Caminando con el Papa

“Peregrino penitente, de paz y esperanza”

El Papa en Irak

Por: Cristina Alba M.

Para realizar la esperanza de Dios

El jueves 4 de marzo, día previo a su partida a Irak, Papa Francisco envió a este país y pueblos árabes circunvecinos un mensaje, dedicándoles afectuosas palabras especialmente a los anfitriones que le esperaban con emocionada alegría. “Todavía tenéis en los ojos las imágenes de casas destruidas, iglesias profanadas, y en el corazón lleváis las heridas de los afectos que ya no están… Querría llevaros la caricia afectuosa de toda la Iglesia, que está cerca de vosotros y del martirizado Oriente Medio y que os anima a seguir adelante”. Confió su propósito de viajar “como peregrino penitente, para pedir a Dios consuelo a los corazones y que cure las heridas”, como “peregrino de fraternidad, para ayudar a que musulmanes, judíos y cristianos caminen juntos” y, finalmente, “seré un peregrino de esperanza”, recordando que “en Nínive resonó la profecía de Jonás, que impidió la destrucción y trajo… la esperanza de Dios”.

 

Francisco y el gran Ayatolá

Entre los encuentros en la tierra de Abraham, el Papa quiso celebrar uno con el gran Ayatolá Ali Al Sistani, líder espiritual de los chiitas iraquíes que conforman más del 60% de la población. Por ello es una figura principal para el diálogo no sólo con Irak, también con Irán, diálogo que hoy más que nunca debe realizarse con diplomacia, delicadeza y sabiduría, dados los desequilibrios actuales en las relaciones de ambos países con Occidente. Dicho de otro modo, el diálogo con el gran Ayatolá es clave para la paz.

Ali Al Sistani condenó al Estado Islámico apenas aparecido en 2014 y esta decisión fue decisiva para el descenso y caída del poderoso grupo terrorista que hoy quiere resurgir de sus cenizas.

El encuentro se planeó en el hogar del gran Ayatolá, una casa humilde, cuyas puertas están abiertas para recibir a personas de toda clase y condición. En cierto modo, lo mismo que hace el Papa: mantenerse cercano a toda persona que necesite cercanía.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Artículos

Check Also

Contemplemos el Amor de Dios

Carta del Director ¡Saludos a todos! Después de ...

Anuncio