Artículos, Caminando con el Papa

Papa Francisco: ocho años de pontificado

Caminando con el Papa

Por: Cristina Alba Michel

Perfiles

Papa Francisco: ocho años de pontificado… ¡GRACIAS!

1. ¡Muchas felicidades, Papa Francisco, y gracias por estos ocho años de pontificado fecundo y pastoral! Gracias por recordar e insistir en que la Iglesia ha de retornar cada vez más plenamente al ideal primero de una Iglesia pobre como su Señor, que asuma todas las pobrezas de cada hombre y de la humanidad, para hacer a cada uno y a todos muy ricos en gracia, verdad, amor, solidaridad y compasión. ¡Gracias por tantos intentos esforzados, aun aquellos que no han sido totalmente conseguidos!, para despojar a la Iglesia de todo el lastre de vanagloria, corrupción, honor mundano y carrerismo que le hacen pesado caminar en su tránsito al Domingo sin ocaso.

2. Gracias, Santo Padre, por la insistencia en el cuidado de toda vida humana sin caer en el enfrentamiento de “buenos y malos”, “santos y pecadores”, sino haciendo hincapié en el amor inmenso, eterno y misericordioso de Dios por cada uno de sus hijos, convertidos e hijos pródigos. Gracias por tratar de mostrar el rostro misericordioso del Padre en Jesús sufriente, muerto y resucitado por nosotros, por desvelarnos el rostro maternal del Eterno en el dulce rostro de la Iglesia y de María, salud, consuelo y esperanza nuestra. Gracias por la atención a los migrantes, refugiados, prostitutas, víctimas de las tratas laborales, sexuales y bélicas; por la apertura al diálogo y al encuentro con los samaritanos, leprosos, extranjeros y paganos de hoy. Gracias por la ternura con los niños, los viejos, los deformes y aun con las víctimas de posesión diabólica. Gracias por recordarnos que Jesús andaba los caminos mezclándose con toda miseria humana, escuchando, tocando, acariciando, saludando, levantando, sanando, incluyendo y amando cara a cara, hombro con hombro a enfermos, pecadores, mujeres y excluidos de todos los rincones.

3.  Gracias, querido Papa, por la sencillez de tu lenguaje, por la humildad ante las equivocaciones, por el silencio ante los ladridos de los perros de afuera y de adentro. Gracias, por mostrarte débil entre los débiles, pecador entre los pecadores, padre entre los padres y amigo entre los amigos. Gracias por las llamadas telefónicas de lejos y por los viajes para estar cerca de los últimos y los necesitados; por el Jubileo y los viernes de misericordia, por el riesgo de tender la mano a quienes tal vez pueden morderla, por tu lucha por la paz. Gracias, por tratar de llegar a los fieles en estos días de enfermedad y muerte, abriendo las arcas de los tesoros de la Iglesia a los enfermos aislados y a los moribundos a través del perdón y de las indulgencias. Gracias, por estar de pie en medio de la tormenta, por insistir en la necesidad de velar ante los ataques de los amos del mundo y del diablo que hoy, más que nunca, clavan sus garras en el Cuerpo del Señor.

¡Gracias, Señor!, porque aún tenemos entre nosotros a Pedro, la roca firme sobre la cual levantaste tu Iglesia, en cuya barca y solamente en Ella tenemos la certeza de permanecer Contigo.

 

Glosas y noticias

“No hay dos Papas”

1. El 13 de marzo se cumplieron ocho años de su elección y el 19 se cumplen los mismos de inicio solemne del pontificado del Papa Francisco, y en tan significativa fecha parece increíble que de nuevo tenga que ser dicho: “No hay dos Papas”. Y lo dijo NUEVAMENTE nada menos que Benedicto XVI.

En efecto, no es la primera vez que el Papa emérito -que ya no es el Papa reinante- debe salir a dos cosas: defender que su renuncia fue legítima y voluntaria, y defender el pontificado de Papa Francisco.

2. Entrevistado por el director del periódico italiano Il Corriere della Sera, le dice claramente que su renuncia “fue una decisión difícil, pero la tomé con plena conciencia y creo que hice bien. Algunos de mis amigos un poco ‘fanáticos’ todavía están enojados, no han querido aceptar mi elección. Pienso en las teorías de la conspiración que la siguieron: quién dijo que era por culpa del escándalo de Vatileaks, quién que era una conspiración del lobby gay, quién que era por el caso del teólogo conservador lefebvriano Richard Williamson. No quieren creer en una elección realizada conscientemente. Pero mi conciencia está tranquila”. En resumen, dice de nuevo que renunció con plena voluntad, libertad, conciencia y “no hay dos Papas”, sólo uno: Francisco.

3. Además, el Papa emérito ha pedido que no se le utilice en contra del Papa Francisco y desaprueba a quienes lo han hecho y lo siguen haciendo, entre ellos -y son muchos, créanlo- numerosas radios y medios católicos digitales.

El Papa emérito, quien aseguró nuevamente su gran afecto por el Santo Padre Francisco, dijo a su vez sentirse “protegido” por él, y expresó que ante el difícil viaje a Irak, estaría acompañándole todo el trayecto con su oración.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Artículos

Check Also

Contemplemos el Amor de Dios

Carta del Director ¡Saludos a todos! Después de ...

Anuncio