Artículos, Caminando con el Papa

Jornada Mundial de los Abuelos y los Ancianos

Caminando con el Papa

Por: Cristina Alba Michel.

Perfiles

La dureza de la verdad

1. El 31 de enero se instituyó la Jornada Mundial de los Abuelos y los Ancianos, para ser celebrada cada cuarto domingo de julio, próxima a la memoria de San Joaquín y Santa Ana. Los ancianos han estado, desde el comienzo de su pontificado, en el corazón de Papa Francisco. Él pidió a los jóvenes, a todos: “cuidar la vida, cuidarse unos a otros”, a los ancianos, a los niños por nacer, a los enfermos…

El 27 de marzo de 2020 tuvo palabras duras y verdaderas: “Codiciosos de ganancias, nos hemos dejado absorber por lo material y trastornar por la prisa. No nos hemos detenido ante tus llamadas, no nos hemos despertado ante guerras e injusticias… no hemos escuchado el grito de los pobres… Hemos continuado imperturbables”. ¡Cuántas veces los ancianos están entre los más pobres de la sociedad!

2. Las últimas palabras citadas están recogidas en el nuevo documento de la Pontificia Academia por la Vida: “La vejez: Nuestro futuro”, que reflexiona la “condición de los ancianos después de la pandemia”. Pandemia de injusticia y crueldad -amén de los virus- que no ha terminado y no se ve el final, ni con ni sin las cuestionadas y cuestionables inmunizaciones. Prosigue: “Durante la primera oleada de la pandemia una proporción considerable de las muertes… ocurrieron en instituciones para ancianos, lugares que se suponía protegerían a ‘la parte más frágil de la sociedad’, donde se registraron muchísimas más muertes en comparación con el hogar y ambiente familiar”. Es el mismo grito del Santo Padre que ha lanzado en numerosas ocasiones desde el año pasado.

3. Si nos vamos atrás en el tiempo, ya cuando era Arzobispo de Buenos Aires el hoy Papa subrayó: “la eliminación de los ancianos de la vida y de la sociedad representa la expresión de un proceso perverso en el que no existe ya la gratuidad, la generosidad, esa riqueza de sentimientos que hacen que la vida no sea sólo un dar y recibir, es decir, un mercado… Eliminar a los ancianos es una maldición que esta sociedad nuestra se inflige a menudo a sí misma”.

¿Dónde están tus viejitos? ¿Dónde está tu futuro? Estas preguntas hunden su raíz en la misma Escritura, en el clamor de la sangre de Abel, en el respeto por los padres.

 

 

Glosas y noticias

Una herida que crece

1. En Alemania en el siglo XVI recibió la Iglesia la gran herida del cisma protestante. Hoy, 504 años después, una segunda herida está a punto de provocar el cisma “católico”, cuando los Obispos alemanes participantes en el Camino Sinodal están dividiendo a la Iglesia local y universal con varias propuestas formales inaceptables, por incompatibles con la fe católica.

Actualmente, el Vaticano está revisando el conjunto de las propuestas de la Asamblea Sinodal, entre ellas:

-la elección de obispos y pastores por parte de los fieles,

-la elección de comités de laicos en las parroquias con el poder de anular las decisiones de obispos y párrocos,

-la votación entre los católicos acerca de la ordenación de las mujeres al presbiterado y al diaconado (como primer grado del sacramento del Orden).

2.  Dichas propuestas están contenidas en el documento titulado Texto fundamental, a cargo de un grupo presidido por el Obispo Franz Josef Overbeck, empeñado en cambiar las estructuras de gobierno de la Iglesia Católica. Ha llegado a las manos de todos los líderes de la Iglesia en Alemania. También una laica, Claudia Luecking-Miche, perteneciente al Comité Central de los Católicos Alemanes que lideran el sector modernista radical está a la cabeza, con el Obispo, de dichas “reformas” que van contra la doctrina católica sobre el Orden sacerdotal y la autoridad episcopal.

Sobre la posibilidad de ordenar mujeres al diaconado y presbiterado, ADMITEN conocer las disposiciones de San Juan Pablo II en el texto magisterial Ordinatio sacerdotalis donde claramente expresa el entonces Papa que “la Iglesia no tiene poder para ordenar a las mujeres al sacerdocio”, pero lo CUESTIONAN.

3. Al tiempo que aquello ocurre en Alemania, en el Vaticano el Cardenal Kurt Koch debe recordarles a los católicos alemanes que “no es posible que católicos y luteranos comulguen juntos”, mientras que el Cardenal Mario Grech señala en otra entrevista que se está reforzando “la apuesta por una Iglesia cada vez más sinodal, como lo desea el Papa”. 

Oremos por la Iglesia y por nuestra propia perseverancia.

 

Pensar

El Papa no aceptará lo que viene de Alemania, si por las vísperas se sacan los días. El 8 de febrero aceptó la renuncia de Mons. Denis Theurillat, Auxiliar de la Diócesis de Basilea, Suiza, quien había convocado a un consejo de obispos para discutir sobre el sacerdocio femenino.  

 

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Artículos

Check Also

Contemplemos el Amor de Dios

Carta del Director ¡Saludos a todos! Después de ...

Anuncio