Noticias

Dicen ‘adiós’ a Chihuahua dos queridos sacerdotes

Tras ocho y cinco años de servicio pastoral

 

P. José Jesús Ramírez González, S. de J.

Por: Cynthia García.

El pasado miércoles 24 de febrero, sacerdotes y fieles de la parroquia San Pablo Apóstol de la ciudad de Chihuahua, despedimos al padre Jesús Ramírez, Siervo de Jesús (S. de J.), a quien se le asignó un nuevo destino apostólico.

En medio de esta contingencia nos toca decirle adiós a nuestro querido “Padre Chuy”, quien por poco más de ocho años se entregó en el servicio a esta comunidad.

Tuvimos la oportunidad de platicar con él en una de sus últimas Celebraciones eucarísticas, el domingo 28 de febrero, y esto fue lo que nos dijo:

“Me llevo muchos recuerdos muy bonitos de la gente, de lugares. Es un cariño muy, muy especial el de la gente de Chihuahua. Dios nos da esta gracia de ver un poquito los corazones, la fe y la abnegación, a veces en medio de tribulaciones, de pruebas, ¡estemos, pues, firmes en Dios!”. Y añadió: “Quiero decirles que no se suelten de Dios, que no tengan miedo y que los quiero mucho. Ustedes son gente de una talla muy hermosa, no pierdan esa talla. Sigamos luchando por el Reino de Dios, ¡vale la pena!”.

Al celebrarse ese día el segundo domingo de Cuaresma, en que se proclamó el Evangelio de la Transfiguración, el P. Chuy señaló: “Jesús nos deja probar un poquito de la luz de esas vestiduras blancas, la luz que es sinónimo de Dios, de la verdad, del bien, la paz y la dicha. A veces pensamos que las tribulaciones en este mundo enfermo nos ahogan, nos asfixian; pero esto es la luz, la luz a la que estamos llamados, la vocación, a fin de cuentas, a la eternidad. Entonces valdría la pena, mirando la meta, que sacrificáramos aquí lo que fuera, como también nos enseña San Pablo cuando nos dice que los atletas se ponen duras disciplinas y lo hacen por una corona que se marchita, en cambio nosotros lo hacemos por una que no se ha de marchitar. Entonces, ¿por qué no tomarnos más en serio nuestra fe, nuestra vocación de bautizados, de hijos de Dios, de salvación?                   

Agradecemos mucho a Dios por el tiempo que permitió que el P. Chuy compartiera con nosotros, y le despedimos con mucha gratitud por toda su entrega, alegría y compromiso; por ser guía y soporte de muchos en todas las encomiendas que durante estos ocho años se le asignaron en nuestra comunidad. Y deseamos que en su nuevo destino Dios le siga acompañando. ¡Muchas gracias Padre Chuy, porque nos enseñó con su testimonio a darlo todo! Seguiremos unidos en oración.

 

P. Jesús Pérez Durana, OAR

Por: Karen Assmar Durán.

Luego de casi 6 años de generoso servicio ministerial en la parroquia San Juan Diego, Cd. Delicias, comunidad a cargo de religiosos de la Orden de Agustinos Recoletos (OAR), el sacerdote de origen español Fray Jesús Pérez dejó la comunidad para asumir un nuevo destino pastoral.

Según comentó para Noti Lupita, la secretaria parroquial, no hubo oportunidad de despedirle como se debe y suele hacerse en estas tierras norteñas, pero tampoco él quiso mayor despedida pues “no quería llorar”, de modo que sólo a los más cercanos les comentó de su cambio, dejando la capital algodonera el jueves 18 de febrero para trasladarse a su nueva encomienda en la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe de los Hospitales, en CDMX.

Originario de Nanclares de la Oca, provincia de Álava, en el País Vasco, fue ordenado presbítero el 3 de julio de 1983 y en sus casi 38 años de ministerio todos sus destinos fueron en parroquias lejos de la Madre Patria, tanto en Costa Rica como en México.

Desde su arribo a esta Arquidiócesis en agosto de 2015, Fray Jesús fungió como vicario parroquial y tenía bajo su particular encargo la coordinación vocacional en San Juan Diego, donde la comunidad religiosa queda por lo pronto reducida a tres sacerdotes: el párroco Fr. Javier Ruiz y sus vicarios Fr. Douglas Beard y Fr. Jorge Valdivia.

¡Que Dios le bendiga, padre Jesús! ¡Chihuahua siempre será su casa!

Share this Story
  • Noticias

    Dicen ‘adiós’ a Chihuahua dos queridos sacerdotes

    Tras ocho y cinco años de servicio pastoral   P. José Jesús Ramírez González, S. de J. Por: Cynthia García. El ...
  • Noticias

    Arriba nuevo agustino a Delicias

    Por: Karen Assmar Durán. Con el nuevo año llegó también a su nueva comunidad parroquial Fray Jorge Sergio Valdivia Torres, sacerdote ...
Load More Related Articles
Load More In Noticias

Check Also

Contemplemos el Amor de Dios

Carta del Director ¡Saludos a todos! Después de ...

Anuncio