Editorial

Del Papa y los Seminarios

Dios mediante, el 5 de marzo el Papa Francisco volverá a realizar una visita apostólica fuera de Italia. Se trata de la primera luego de la suspensión de actividades en todo el mundo a raíz de la pandemia. El último viaje pastoral fue a Tailandia y Japón, en noviembre de 2019. Ahora toca el turno a otro país de Asia, Irak, en la región de Oriente Medio y una de las zonas más conflictivas en las últimas décadas. Recordemos que Irak es uno de los países que sufrió la invasión del Estado Islámico, organización terrorista que busca la implantación del Islam a la fuerza.

Sin lugar a dudas no deja de ser un viaje peligroso pero lleno de esperanza, porque el Papa va a la tierra en donde caminó Abraham y en la cual predicó el profeta Jonás. Va a la tierra donde surgieron grandes imperios que revolucionaron al mundo, donde surgió la escritura. Hoy esa tierra está regada por mártires de diversas confesiones cristianas: católicos, ortodoxos, asirios, etc.; su gente sufre y es perseguida, por ello es que la presencia de Pedro llevará un gran mensaje para ellos en estos tiempos que vivimos. No dejemos de orar y pedir por el Papa, por el ministerio al que fue llamado para servir a la Iglesia.

En la presente edición se presenta el sacerdote que en fecha reciente fue nombrado ecónomo del Seminario Conciliar de Chihuahua, el P. Luis Alejandro Córdova, quien da detalles del nuevo servicio que se le ha pedido ofrecer al “Corazón de la Diócesis”, servicio que se complementa al quedarse él integrado al equipo formador de los más de 80 seminaristas chihuahuenses. Una de las actividades que el Seminario hace para sostenerse, la anunciamos en ediciones pasadas cuando el anterior ecónomo, el P. Martín Lozoya, dio a conocer “Las Tinajas”, empresa dependiente del Seminario que ofrece a domicilio garrafones de agua purificada. Ahora queda a cargo de ésta y otras actividades el P. Alejandro.

Ya estamos en los umbrales de marzo, mes en el cual celebramos el Día del Seminario y su colecta anual, que se llevará a cabo a mediados del mes. Es de vital importancia para la diócesis el que todos los fieles contribuyan con su oración y ayuda económica según la capacidad de cada uno, para sostener el lugar en donde se forman y estudian aquellos jóvenes que sienten el llamado al sacerdocio ministerial. Como dato peculiar, pero sobre todo desalentador, les platico que en algunas diócesis de Francia y otros países europeos, hay seminarios que fueron cerrados por la escasez de vocaciones y candidatos y por las bajas donaciones para solventarlos, pues cada vez es menor el porcentaje de católicos en sus regiones. ¡Que nunca nos pase esto! La Iglesia vive de la Eucaristía y sin sacerdotes no es posible.

Que el Señor dirija nuestros pasos.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Editorial

Check Also

Contemplemos el Amor de Dios

Carta del Director ¡Saludos a todos! Después de ...

Anuncio