Carta del Director, Editorial

Contemplemos el Amor de Dios

Carta del Director

¡Saludos a todos! Después de haber recorrido el camino de la Cuaresma, llegamos a los días más importantes del Año Litúrgico en los que conmemoramos cómo Dios demostró a la humanidad cuán grande es su amor. Él nos amó hasta el extremo, pues nos dio a su Hijo para que por Él alcancemos la Salvación. ¡Celebremos con amor y gratitud en estos días santos los misterios que dan sentido a nuestra fe!

En el Domingo de Ramos las lecturas evocan los misterios que en la semana celebraremos. Por ello en primer lugar, en vez de la lectura del Evangelio se proclama la Pasión del Señor, este año según San Marcos. Les comparto que hemos preparado el presente número con esmero para todos nuestros queridos lectores y amigos, y por ello les traemos también algunas reflexiones para cada uno de los días que también llamamos “mayores”.

Del Jueves Santo recordamos dos momentos importantes. El primero, la celebración matutina de la Misa Crismal, en la que cada sacerdote frente al Obispo renueva las promesas del día de su Ordenación. Para ello en esta ocasión les ofrecemos un texto del Papa emérito, en el que hace un compendio de la vida ministerial de un sacerdote. El otro momento importante es por la tarde, cuando se conmemora la Última Cena de Jesús con sus discípulos y en ella la institución de la Eucaristía y del sacerdocio ministerial, así como el ejemplo y mandato del amor que el Señor nos da en el gesto del lavatorio de los pies. La tarde del Jueves Santo es la gran antesala del Triduo Pascual, porque también recordamos el momento de la agonía en el huerto de nuestro Señor y su aprehensión, Cristina Alba nos hace reflexionar en ello.

Al Viernes Santo le damos un toque con un amplio sentido social y por eso rescatamos una homilía de hace 50 años escrita por el Cardenal Eduardo Pironio, quien fue durante años colaborador cercano de los Papas Pablo VI y Juan Pablo II. Sus palabras dichas hace ya muchos años, hoy son más actuales que nunca. La voz del cardenal es profética todavía, no por nada su proceso de beatificación se encuentra en muy avanzada etapa.

Sobre el Sábado Santo Raúl Sánchez nos ilumina con su texto de reflexión sobre ese día en que la Iglesia calla, día en que nuestras Iglesias se ven más vacías que en el confinamiento, día en que nuestro Señor murió.

También escribe hoy el apologeta y colaborador nuestro, José L. Fierro, quien nos ofrece un resumen breve y profundo de toda la Semana Santa. Tratamos además otros temas importantes, muy enriquecedores, aunque no están mencionados en mi carta que con afecto les escribo.

Deseo que Nuestro Señor conceda a todos celebrar una Semana muy Santa a su lado, contemplando el gran amor que nos tiene, amor que le movió a dar su vida por nosotros y a quedarse entre nosotros en la Eucaristía. ¿Qué tengo para ofrecerle a Él a cambio, estos días y el resto de mi vida?

 

Atte. Luis Efrén.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Carta del Director

Check Also

Preparémonos para la Resurrección

Hagamos lío   Por: Ana Matán, Comunidad Misionera (COMI) ...

Anuncio