Hagamos lío, Miscelánea

Necesitados de la Eucaristía

Hagamos lío

Por: Denisse Meléndez González. (Pastoral Juvenil Basílica de Guadalupe)

-Entre lo más importante para seguir viviendo nuestra Fe católica está encontrarnos con Jesús en la Eucaristía y seguir sus enseñanzas a través de diversas actividades que nos brinda nuestra Iglesia Católica. Hoy es difícil por las medidas de pandemia, ya que nuestros templos se encuentran cerrados y para los católicos ha sido difícil, casi imposible, participar del coloquio con Dios como comúnmente lo hacíamos. Hemos tenido que adaptarnos a nuevas medidas, necesarias para que nosotros y nuestras familias puedan seguir en comunión con nuestro Señor: esto participando en las diversas actividades virtuales de las parroquias, siempre con la fe firme ante esta adversidad y con la esperanza de poder volver a encontrarnos con Él en la Eucaristía.

-Nuestro Dios es un Dios vivo que sabemos que habita en cada uno de nosotros, pero es importante asistir presencialmente y vivir ese Sacrificio de Amor del Señor para con nosotros. Él nos acompaña día a día, pero ante este problema y las situaciones de la vida cotidiana como enfermedad, angustia, miedo, temor, incertidumbre, duda y tristeza que de pronto nos impiden avanzar, poder ir a Él y agradecerle, ese algo que sólo lo puedes encontrar en el templo y saber que puedes recibirlo Sacramentalmente, lo resuelve todo.

-Trabajo como enfermera en un hospital de la ciudad en línea directa con pacientes diagnosticados con Covid-19. Es una situación bastante difícil, pero como católica veo cuánto necesitamos a Dios en muchos aspectos de nuestra vida. Precisamente más ahora en esta situación, considero que sí es importante asistir presencialmente y vivir de la Santa Eucaristía.

Todos los católicos practicantes a estas alturas sabemos cómo cuidarnos, cómo realizar las medidas preventivas, tenemos el apoyo de personas capacitadas para brindarnos orientación al entrar a un templo, sabemos que los sacerdotes son celebran la Misa con las medidas requeridas, y las comunidades cuentan con todo lo necesario para ello.

-¡Necesitamos que abran nuestros templos! Si en verdad es importante un restaurante, una oficina o algún negocio que de diversas maneras nos ayudan a solucionar detalles de la vida diaria, ¡más importantes son los templos, pues así como necesitamos de algo físico, también necesitamos de Algo espiritual que llena nuestra mente, nuestro corazón y todo nuestro ser! Es importante poder seguir viviendo nuestra fe. Estamos conscientes de que como en todo, hay un riesgo, pero haremos todo lo que se disponga y esté en nuestras manos dando lo mejor de cada uno para poder regresar principalmente a vivir dignamente la Santa Misa y que TODA nuestra comunidad niños, adolescentes, jóvenes, adultos, podamos regresar a nuestras actividades diarias.

-¡Por favor! abran los templos. Estamos preparados para cuidarnos y cuidar de los demás. La situación es muy difícil, pero se vuelve peor al tener estas restricciones. Confío en que seamos escuchados por nuestras autoridades correspondientes. Recuerden, hermanos, que Dios está con nosotros, y sigamos en oración para la pronta reapertura de nuestros templos. Saludos y bendiciones.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Hagamos lío

Check Also

Contemplemos el Amor de Dios

Carta del Director ¡Saludos a todos! Después de ...

Anuncio