Editorial, En tinta china

Celebraciones y ayunos

En tinta china

Por: Luis Efrén.

Como día del amor y la amistad, así se ha designado desde hace muchos años incluso varios siglos- al 14 de febrero, una celebración que como vemos hoy día, pone en aprietos a muchos que se rompen la cabeza para saber qué regalarle a su pareja o a sus amigos queridos. Y es que se ha convertido, como tantas otras fiestas, en una fiesta de la mercadotecnia y muy lejos quedó el sentido inicial. En efecto, aunque muchos lo ignoren, la de San Valentín es una fiesta católica y aquel un santo de los primeros tiempos del cristianismo. Fue aquel santo Obispo quien sin querer origina esta festividad de los novios, esposos y amigos, incluso hoy de los compañeros de trabajo.

Pidamos que San Valentín sea no sólo el protector de los enamorados y amigos, sino sobre todo un ejemplo, pues él con valentía supo enfrentar a quienes pretendían socavar el cristianismo como sucede hoy, cuando desde muchos ámbitos quieren que se borre cualquier cosa que tenga que ver con Cristo y su Iglesia. 

Hermanos, el próximo 17 de febrero iniciamos una etapa más del Año Litúrgico: la Cuaresma. Nos prepara ésta a la celebración de la Pascua, centro de nuestra fe. Con el Miércoles de Ceniza iniciamos un nuevo camino de conversión y penitencia, las prácticas del ayuno y la abstinencia durante ese día, nos ayudarán a entender qué es para el cristiano la Cuaresma, pues ambos nos invitan a renunciar a algo, a sentir un vacío que sólo Dios pueda llenar. Muchos estamos tan acostumbrados a comer bien, a no sentir hambre, y si la sentimos, inmediatamente buscamos saciarla con cualquier chuchería. Así ocurre con todo lo demás, y cuando las cosas no salen como nosotros queremos, recurrimos ya no a Dios, sino a rellenos que nos sacien pasajeramente. Por ejemplo, se recurre a charlatanes que se hacen pasar como conocedores del destino; a ellos se les solicitan “trabajos”, “amarres”, “curaciones”. Se recurre a adivinos, a la lectura de las cartas, del tarot, a supuestos conocedores del futuro, a gente que invoque sobre el cliente ingenuo la “prosperidad”. También, a veces echan el anzuelo miembros de comunidades cristianas o sectas que no son católicas, y muchos van corriendo a ellas porque “allí hablan bien bonito”, “es que entre ellos sí se ayudan”, en vez de quedarnos en la Iglesia y ser luz para nuestros hermanos, en vez de asistir con amor a la Eucaristía a recibir la vida del Señor que se nos da en el Pan, y ni se ve ni se ayuda en todas las obras que la Iglesia hace a favor de los necesitados.

La situación actual ha puesto a prueba la fe de la Iglesia, con los templos cerrados, sin Sacramentos, sin posibilidad tanto tiempo de que los fieles, asistan y se alimenten del Pan y de la Palabra de vida.  Aprovechemos, mientras sea posible, que las iglesias están abiertas. ¡Aprovechemos el tiempo! Porque sigue estando escrito: “Llegará el momento en que el esposo les será quitado, y entonces sí ayunarán” (Mt 9,15). Que el Señor dirija nuestros pasos.

Share this Story
  • Editorial En tinta china

    Celebraciones y ayunos

    En tinta china Por: Luis Efrén. Como día del amor y la amistad, así se ha designado desde hace muchos años ...
  • Miscelánea

    Amor por siempre

    Por: Raúl Sánchez K. El 14 de febrero celebramos el Día del Amor y la Amistad. El origen de este festejo, del ...
  • Hagamos lío Miscelánea

    Formas de amar millenialmente

    Hagamos lío Por: Héber Gpe. Hermosillo Sánchez. El amor en tiempos del marketing La mercadotecnia tiene muy bien medidos los tiempos, ...
Load More Related Articles
Load More In Editorial

Check Also

Contemplemos el Amor de Dios

Carta del Director ¡Saludos a todos! Después de ...

Anuncio