Santo de la Semana

San Manuel González

Tercero de cuatro hijos del carpintero Martín González Lara y su esposa Antonia García, Manuel Jesús de la Purísima Concepción Antonio Félix de la Santísima Trinidad (o simplemente Manuel) nació en Sevilla el 25 de febrero de 1877, en el seno de una familia humilde y profundamente religiosa.

Formó parte de los niños de coro llamados “seises”, de la Catedral de Sevilla, que bailaban en las solemnidades del Corpus Christi y de la Inmaculada, consolidando con ello su amor a la Eucaristía y a María Santísima.

Sintiéndose llamado a la vocación sacerdotal, ingresó en 1899 al Seminario Menor de Santo Tomás de Aquino y sin descuidar sus estudios, que logró con las calificaciones laudatorias, trabajó como criado para pagar su formación hasta finalmente recibir la Ordenación presbiteral en 1901.

En 1902, en el pueblo de Palomares del Río, de rodillas ante el Sagrario pensó en la cantidad de Sagrarios abandonados que habría en el mundo: “La mirada de Jesucristo en esos Sagrarios es una mirada que se clava en el alma y no se olvida nunca”. Ahí recibió la gracia carismática que transformó su vida y orientó sus obras eucarísticas.

En 1905, como párroco de San Pedro y posterior arcipreste de Huelva, se preocupó también de la situación de las familias necesitadas y de los niños, para los que fundó escuelas. Por entonces publicó el primero de sus más de 30 libros: “Lo que puede un cura hoy“, punto de referencia para los sacerdotes.

Con un grupo de fieles colaboradoras fundó en 1910 la “Obra para los Sagrarios-Calvarios”, para dar respuesta de amor reparador al amor de Cristo en la Eucaristía, a ejemplo de María Inmaculada, el apóstol San Juan y las Marías que permanecieron fieles junto a Jesús en el Calvario.

La gran familia de la Unión Eucarística Reparadora, que inició con laicos -Marías de los Sagrarios (mujeres) y Discípulos de San Juan (hombres)-, se amplió rápidamente: Reparación Infantil Eucarística (1910), sacerdotes Misioneros Eucarísticos (1918), religiosas Misioneras Eucarísticas de Nazaret (1921), Misioneras Auxiliares Nazarenas (1932) y Juventud Eucarística Reparadora (1939).

El Papa Pío X le concedió en 1912 la aprobación para su obra y el Papa Benedicto XV le nombró en 1916 obispo auxiliar de Málaga. Cuatro años más tarde fue preconizado obispo titular, lo cual celebró dando un banquete a tres mil niños pobres que fueron servidos por sacerdotes y seminaristas.

En la diócesis malagueña potenció las escuelas y catequesis parroquiales, practicó la predicación callejera y construyó un nuevo Seminario “sustancialmente eucarístico”.

Con la llegada de la República a España su intensa actividad pastoral se vio afectada al grado que grupos anticlericales incendiaron en 1931 el palacio episcopal, por lo que marchó a Madrid; desde ahí rigió su diócesis hasta 1935, cuando el Papa Pío XI lo nombró obispo de Palencia.

Con igual solicitud y celo entregó en Palencia sus últimos años de ministerio episcopal. Falleció lleno de méritos el 4 de enero de 1940. Sus restos descansan en la capilla del Sagrario de la Catedral palentina.

Beatificado (2001) por Juan Pablo II y canonizado (2016) por  Francisco, le conmemoramos el 4 de enero.

San Manuel González García

(1877-1940)

Pastor eximio, según el corazón del Jesús, Obispo de Málaga y posteriormente de Palencia, donde al igual que en sus encomiendas sacerdotales, como “apóstol de los Sagrarios abandonados”, fundó y promovió la “Obra para los Sagrarios-Calvarios”, para dar respuesta de amor reparador al amor de Cristo en la Eucaristía. Procuró además con celo ardiente la mayor gloria de Dios mediante la educación cristiana de los niños pobres, la formación de sacerdotes santos y la aproximación de todos a Cristo Eucaristía.

Share this Story
  • Santo de la Semana

    San Manuel González

    Tercero de cuatro hijos del carpintero Martín González Lara y su esposa Antonia García, Manuel Jesús de la Purísima Concepción Antonio ...
Load More Related Articles
Load More In Santo de la Semana

Check Also

Contemplemos el Amor de Dios

Carta del Director ¡Saludos a todos! Después de ...

Anuncio