Editorial, En tinta china

Recordando 2020 y caminando en esperanza

En tinta china

Por: Luis Efrén.

Atrás dejamos 2020. Fue un año en el que la bendición de Dios nos acompañó, y si bien pudieron existir momentos muy amargos que hoy repercuten, no dejamos de estar agradecidos por todas las gracias y bendiciones que de la mano bondadosa del Todopoderoso recibimos.

Son las últimas noticias que ocurrieron al finalizar el año lo que ahora les traemos: como la caravana organizada por la Comisión Diocesana de Laicos, en la que se pide al Gobierno sea sensible a las necesidades espirituales de sus gobernados y permita el acceso a la vida sacramental en las parroquias, lo cual hasta hoy no sucede. Resulta incongruente que gran parte de los comercios estén abiertos al público y las iglesias no.

También platicamos acerca de la Misa de agradecimiento por el 25º aniversario de la diócesis de Cuauhtémoc-Madera y la ordenación episcopal del primer Obispo para ella, Mons. Juan Guillermo López Soto. La celebración tuvo lugar el 15 de diciembre en la Catedral y estuvo engalanada con una ordenación diaconal.

En la Arquidiócesis de Chihuahua, en cuestión de aniversarios celebró el primero la Casa del Migrante, atendida por un grupo de laicos coordinados desde la Dimensión Diocesana para la Pastoral de la Movilidad Humana. Presidió la Eucaristía el P. Marco Antonio Estrada, asesor de dicha Dimensión.

Con dolor, aunque con gran fe y esperanza, el pasado 20 de diciembre recibimos la noticia de que nuestro Señor llamó a su presencia al P. José Félix Chávez Cordero, quien durante los primeros años de su vida sacerdotal fue subdirector de este semanario. Luego de varias semanas de hospitalización, a la edad de 54 años y con 20 como sacerdote, el padre pasó a gozar de la presencia del Padre. Encomendamos su alma a la misericordia divina, agradecidos por todo cuanto hizo por nuestra Iglesia local a través de sus múltiples encomiendas. ¡Descanse en paz!

Cambiemos al nuevo año civil, y este domingo 10 de enero celebramos en la Iglesia Universal la fiesta del Bautismo del Señor. Con esta conmemoración litúrgica se cierra el Ciclo de la Navidad y entramos al primer periodo del Tiempo Ordinario durante el cual iremos meditando -especialmente los domingos- el camino que recorrió Jesús durante su vida pública, la cual nos comparten los evangelistas, en este año litúrgico de la mano de San Marcos en el ciclo B.

Durante este nuevo año civil que vamos comenzando “caminemos en esperanza”, según nos invita el Santo Padre en su más reciente encíclica: “Invito a la esperanza… nos habla de una sed, de una aspiración, de un anhelo de plenitud, de vida lograda, de un querer tocar lo grande, lo que llena el corazón y eleva el espíritu hacia cosas grandes, como la verdad, la bondad y la belleza, la justicia y el amor. La esperanza es audaz, sabe mirar más allá de la comodidad personal, de las pequeñas seguridades y compensaciones que estrechan el horizonte, para abrirse a grandes ideales que hacen la vida más bella y digna. Caminemos en esperanza” (Fratelli tutti, n. 55). ¡Y que el Señor dirija nuestros pasos durante el Año Nuevo 2021!

Share this Story
  • Editorial En tinta china

    Recordando 2020 y caminando en esperanza

    En tinta china Por: Luis Efrén. Atrás dejamos 2020. Fue un año en el que la bendición de Dios nos acompañó, y ...
Load More Related Articles
Load More In Editorial

Check Also

“Mujeres Geniales”, webinar gratuito este Día de la Mujer

Descubre la verdad sobre ti misma Por: Marcela Palos ...

Anuncio