Comentario al Evangelio

La estrella de la fe

COMENTARIO AL EVANGELIO DE LA SOLEMNIDAD DE LA EPIFANÍA DEL SEÑOR (Mt 2,1-12)

Por: Pbro. Marco Antonio Estrada Rojas.

En años anteriores al comentar el Evangelio de la Epifanía, me he referido a cómo Mateo utiliza el simbolismo de la “Luz” y de la capacidad de “Ver”, para presentarnos a Jesús como el Hijo de Dios, el Salvador de toda la humanidad.

En la versión que escuchamos este domingo, podemos resaltar que la palabra “estrella” aparece cuatro veces, al igual que el verbo “ver” aparece cuatro veces, en tres ocasiones la palabra “niño”, y también en tres momentos el verbo “adorar”.

Estas palabras hacen referencia al misterio de Cristo quien se encarnó en el seno de su Madre para nuestra salvación, y es presentado como “Luz para todas las naciones”.

Los Magos de Oriente representan a todas las naciones paganas, que reconocen al Niño como el Mesías, el ungido y enviado por Dios al mundo. Ellos recorren un largo camino para encontrarse con el Salvador. Y podemos intuir que fue un caminar un tanto adverso en el que incluso podemos decir que perdieron el rumbo, pues dejaron de ver la estrella que los guiaba, pero después de hablar con el rey Herodes volvieron a verla y los condujo hasta detenerse donde estaba el Niño.

La “estrella” es símbolo de la Fe que guía al creyente, que lo ilumina en el transcurso de su caminar. Esta “estrella” también nos guía a nosotros a lo largo del camino, a lo largo de nuestra vida. Y de la misma manera que los Magos se enfrentaron a oscuridades en su peregrinar, igualmente habrá para nosotros momentos de dificultad o adversidad que oscurezcan el camino. Pero si la estrella de la fe brilla en el creyente no se perderá.

La “estrella” simboliza también a Jesús Niño, quien ha venido a este mundo para iluminar a los hombres, como nos dice el Evangelio de San Juan 1, 1-18 que escuchamos en Navidad. Jesucristo es la Luz que las tinieblas no recibieron. Él es quien vence a la oscuridad del pecado y de la muerte. Él nos ilumina con la Verdad y la Vida. Él es la Estrella que guía nuestro caminar. Por eso pregunto: ¿Qué estrella o estrellas guían tu vida? ¿A quién sigues? ¿Has perdido el rumbo? ¿Estás en medio de la oscuridad y las tinieblas?

Los Magos perseveraron en su camino, se mantuvieron firmes y buscaron hasta que encontraron al Niño junto a su Madre. Ellos lo “vieron” con los ojos de la fe, lo reconocieron como el Mesías. Abriendo sus cofres le ofrecieron sus dones: oro, incienso y mirra, con los cuales se reconoce la Majestad, la Divinidad y la Humanidad de Cristo.

En el texto de hoy se menciona a la Madre del Niño, pues el autor del Evangelio reconoce su lugar e importancia en la historia de Salvación. Si queremos acércanos a Jesús seamos conscientes que lo encontraremos siempre al lado de María su Madre. Ella nos puede llevar al encuentro de su Hijo.

Para terminar unas preguntas más: ¿Te acercas a Cristo por medio de la Virgen María? ¿Cuáles son los dones que le ofreces a Cristo? ¿Cuál es tu regalo a Él?

Dos recomendaciones que quiero hacerles:

* Vuelve a leer y meditar varias veces el Evangelio de hoy. Te puede ayudar ver la película “Jesús el Nacimiento” del año 2006, la puedes encontrar en Youtube.

* También escucha con atención el villancico de “El niño del tambor”.

¡Feliz día de Reyes! ¡Que el Niño Jesús ilumine tu vida!

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Comentario al Evangelio

Check Also

Difícil despedida al P. Félix

Por: Karen Assmar Durán. Luego de más de un ...

Anuncio