Noticias

Cuauhtémoc-Madera cierra Jubileo de Plata

Celebrando sobriamente 25 años de vida diocesana

Por: Karen Assmar Durán.

Moderadamente, según dictan los tiempos presentes, Obispo, Clero y fieles de la hermana Diócesis de Cuauhtémoc-Madera ofrecieron la Acción de Gracias por excelencia al cumplirse los primeros 25 años de caminar como Iglesia particular, así como el jubileo de plata de ordenación episcopal de su Obispo, Mons. Juan Guillermo López Soto, quien en esa gozosa celebración concedió el sacramento del Orden en el primer grado, es decir, el diaconado, al joven Joselín Rascón Escárcega.

Fue al mediodía del martes 15 de diciembre, en la recién restaurada Catedral San Antonio de Padua en la capital manzanera, que los miembros del Clero acompañados de un representante de sus comunidades parroquiales, así como los seminaristas y padres formadores, se congregaron en torno a su Padre y Pastor, don Juan Guillermo, para con ocasión de este 25º aniversario dar gracias y orar a Dios para implorarle toda clase de gracias y bendiciones para su Iglesia diocesana, erigida el 17 de noviembre de 1995, mismo día en que se anunció que el entonces vicario general y párroco de la Resurrección del Señor, en la Arquidiócesis de Chihuahua, sería su primer Obispo.

El Jubileo inaugurado un año antes, el 15 de diciembre de 2019, cerró justo un año después, y aunque la contingencia sanitaria impidió llevar a cabo los múltiples eventos programados para conmemorar dicho acontecimiento, la clausura no podía pasar desapercibida, lo cual resaltó Mons. López Soto en su reflexión homilética, así como su particular agradecimiento: “Estamos este día agradeciendo a Dios el caminar de esta Iglesia, ciertamente con muchas limitaciones pero la Iglesia de Cristo no depende únicamente de nosotros, porque tenemos siempre y en todo momento la asistencia del Espíritu Santo; Él es quien nos sostiene en las dificultades,  Él es quien va moviéndonos a lo que todos necesitamos: a cambiar de vida”.

Del mismo modo resaltó la necesidad de la verdadera conversión para que se cumpla el plan de amor de Dios para cada uno: “No empezamos a ser verdaderamente discípulos de Cristo mientras no entremos en un proceso de conversión, esto no se da en automático”, y para ello es necesario “buscar el encuentro vivo  con Jesucristo en su Palabra, los sacramentos y en los demás”, lo cual -mencionó- ha sido difícil de darse en estos días de pandemia; sin embargo, “no podemos conformarnos con participar por los medios electrónicos o ayudar de vez en cuando, porque lo que Dios quiere es ese movimiento interior de nuestras mentes y corazones para aceptarlo incondicionalmente, sin pretextos, porque estamos tan llenos de nosotros mismos que nos creemos mejores o superiores que los demás, no nos sentimos necesitados de experimentar el amor o la misericordia de Dios”.

E insistió: “En estos tiempos que estamos viviendo, vamos a tener que recurrir a otra manera de ser Iglesia, con una fe firme, bien unidos, bien participativos, compartir la vida”, en específico fomentando la vivencia de la fe en pequeños grupos y comunidades, “para ahí empezar a construir la Iglesia”. 

Concluyó manifestando su confianza y esperanza, “no nada más en nosotros, que ya vamos de salida algunos como yo, sino en los que vienen detrás, porque es la Iglesia de Cristo que permanece asistida por el Espíritu Santo y ahora, al celebrar en este aniversario la Ordenación de Joselín, da esperanza de que las nuevas generaciones de diáconos, presbíteros y obispos van a ser mejores, porque van a permanecer más cercanos al Maestro… ¡Con Él lo tenemos todo, con Él no nos falta nada!”.

¡Enhorabuena!

El nuevo diácono nació el 1º de abril de 1994 y pertenece a la parroquia San José de Cd. Cuauhtémoc. Realizó sus estudios de formación en el Seminario Conciliar de Cd. Juárez y en la Universidad Pontificia de México.

 

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Noticias

Check Also

“Mujeres Geniales”, webinar gratuito este Día de la Mujer

Descubre la verdad sobre ti misma Por: Marcela Palos ...

Anuncio