Hagamos lío, Miscelánea

La Fe, desde el punto de vista de un joven

¡Hagamos Lío!

Por: Mario Alberto Colomo SotoMovimiento de Juventudes Cristianas.

¡Hola!, soy Mario Colomo y formo parte del Movimiento de Juventudes Cristianas (MJC), un grupo extendido por diferentes estados y ciudades de la República mexicana que busca la promoción de los jóvenes y su formación integral mediante el liderazgo cristiano. Hoy quiero responder, con mis propias palabras, a esta pregunta: ¿Qué es la fe?

La fe es un don, es el “alma” de la Iglesia Católica, congrega un conjunto de verdades que parten de la Revelación de Dios, con el fin de llegar a conocerlo, amarlo, glorificarlo y defenderlo sobre todas las cosas, y saber que Él nos ama. La fe no trata tanto de  hechos aunque ellos sean un regalo para nosotros, se trata de la Verdad que es invisible al ojo humano.

Muchas veces no sabemos discernir: a qué tener fe, en qué cosas creer y qué cosas evitar; confundimos la certeza de algo con la fe, nos equivocamos pensando que todos tenemos la misma forma de creer en Dios y de verlo a nuestro alrededor. Nada más equivocado que esto, pues la realidad es que Dios se nos presenta siempre de maneras diferentes, y privilegiadamente se nos mostró en Cristo Jesús, a quien nosotros seguimos y en quien tenemos nuestra esperanza.

La fe es un escudo y, los que estamos bien arraigados en ella, nos podremos defender poniéndola siempre por delante de todas nuestras peleas.

Por nuestra fe muchas veces podemos vernos atacados, perseguidos, amenazados, insultados, injuriados o tachados de ignorantes, porque contra nuestra fe se manifiesta mucho enojo y se busca la forma de que la perdamos.

La fe es sobre todo un don, pero no todos lo han recibido. Dios nos la concede y aunque primero tengamos que estar abiertos a ella, una vez obtenida si la cultivamos es algo que nos permanecerá con nosotros durante toda nuestra vida. Te brindará una mejor forma de ver las cosas, de disfrutarlas, de sentirlas, pues el que en fe vive, por la misma fe le da vida a sus obras.

La fe es un medio para alcanzar la santidad, acercándonos poco a poco a la vida eterna. Es la forma de saber que Dios está en nosotros, y que todo lo que hagamos es con Él, por Él y para Él.

Cada persona tendrá una forma diferente de explicar su fe, pero lo importante es reconocer que es un don de Dios y “darle uso”, porque una fe sin obras es una fe muerta (Santiago 2,17).

Dios no quiere que el regalo que nos dio de la fe nos lo guardemos para nosotros mismos, al contrario, Él nos pide que lo multipliquemos, nos pide que vayamos todos con cada persona que conozcamos y evangelicemos; muchos creemos que tenemos que hacerlo desde un templo o desde un servicio, pero no nos damos cuenta que la mejor forma de demostrar nuestra fe es viviéndola día con día, acto con acto, porque Dios no sólo cuando vamos a Misa, sino siempre nos acompaña y nos guía por cualquier lugar en el que nos encontremos, y eso mismo nos pide hagamos nosotros, que en cada decisión que tomemos lo tengamos en cuenta a Él y así demostremos nuestra Fe, siendo coherentes entre lo que creemos y lo que hacemos (Santiago 2,17).

Por eso tenemos que difundir lo que creemos, hoy más que nunca, porque la Iglesia nunca había sido tan atacada como lo está siendo ahora: necesitamos proclamar, defender y actuar nuestra fe; en este día y siempre Dios nos lo pide, nos pide que salgamos, que evangelicemos también con la defensa de nuestra fe.

Termino con unas palabras de aliento: “Que nadie te desprecie por ser joven. Al contrario, que los creyentes vean en ti un ejemplo a seguir en la manera de hablar, en la conducta, y en amor, fe y pureza” (1Tim 4,12).

 

 

 

 

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Hagamos lío

Check Also

San Judas Tadeo, ¡intercede por nosotros!

Con el drástico cambio de semáforo de naranja ...

Anuncio