Catequesis

Jurar con verdad

Vivir la fe

Por: Raúl Sánchez K.

“No jurar ni por Criador ni por criatura, si no fuere con verdad, necesidad y reverencia” (San Ignacio de Loyola, Ejercicios Espirituales, 38).

Juramento

Juramento es la invocación del nombre de Dios en testimonio de la verdad. Hecho con las debidas condiciones es bueno y honesto, propio de la virtud de la religión.

Ratificación

El Antiguo Testamento presenta el juramento como un medio de ratificación admitido generalmente (Gn 21,4; 24,3; 26,28; 47,29-31; Éx 22,11, etc.) pero lo considera también como un acto de religión.

“Teme a Yahvéh, tu Dios, sírvele a Él y jura en su nombre” (Dt 6,13).

Hasta el mismo Dios jura por Sí mismo (Gn 2,16; Dt 6,18; Is 6,8, etc.).

En el Nuevo Testamento

“Jesús expuso el segundo mandamiento en el Sermón de la Montaña: ‘Habéis oído que se dijo a los antepasados: no perjurarás, sino que cumplirás al Señor tus juramentos. Pues yo os digo que no juréis en modo alguno… sea vuestro lenguaje: sí, sí; no, no: que lo que pasa de aquí viene del Maligno’ (Mt 5,33-34.37; cf St 5,12).

Jesús enseña que todo juramento implica una referencia a Dios y que la presencia de Dios y de su verdad debe ser honrada en toda palabra. La discreción del recurso a Dios al hablar va unida a la atención respetuosa a su presencia, reconocida o menospreciada en cada una de nuestras afirmaciones” (Catecismo de la Iglesia Católica, 2153).

Juramento irreflexivo

El teólogo alemán J. Mausbach (1861-1931) expone que las palabras de Jesús prohíben el juramento irreflexivo e innecesario en el trato ordinario con los demás, costumbre arraigada entre los judíos y los paganos de la antigüedad que juraban casi a diario por el menor motivo.

Cristo establece como norma positiva la absoluta veracidad de los cristianos, de modo que no tengan necesidad de jurar, sino que baste su “sí” o su “no”.

En San Pablo

“Siguiendo a San Pablo (cf 2 Co 1,23; Ga 1,20), la Tradición de la Iglesia ha comprendido las palabras de Jesús en el sentido de que no se oponen al juramento cuando éste se hace por una causa grave y justa (por ejemplo, ante el tribunal).

‘El juramento, es decir, la invocación del Nombre de Dios como testigo de la verdad, sólo puede prestarse con verdad, con sensatez y con justicia’ (Código de Derecho Canónico, can. 1199)”.

“La santidad del nombre divino exige no recurrir a él por motivos fútiles, y no prestar juramento en circunstancias que pudieran interpretarse como aprobación de una autoridad que lo exigiese injustamente. Cuando es exigido por autoridades civiles ilegítimas, puede rehusarse. Debe serlo, si es impuesto con fines contrarios a la dignidad de las personas o a la comunión de la Iglesia” (Catecismo de la Iglesia Católica, 2154-2155).

Share this Story
  • Catequesis

    Jurar con verdad

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. “No jurar ni por Criador ni por criatura, si no fuere con verdad, necesidad ...
  • Catequesis

    Falsos juramentos

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. “Al Señor tu Dios temerás, a Él le servirás, por su nombre jurarás” (Dt ...
Load More Related Articles
  • Catequesis

    Dimensión comunitaria del sacramento de la Penitencia

    Celebrar la fe Por: Raúl Sánchez K. El rito bautismal es “lavado de regeneración” que limpia el pecado, lo rae del ...
  • Catequesis

    Jurar con verdad

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. “No jurar ni por Criador ni por criatura, si no fuere con verdad, necesidad ...
  • Catequesis

    La penitencia

    Celebrar la fe Por: Raúl Sánchez K. “En la Iglesia, existen el agua y las lágrimas: el agua del Bautismo y ...
  • Catequesis

    Falsos juramentos

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. “Al Señor tu Dios temerás, a Él le servirás, por su nombre jurarás” (Dt ...
  • Catequesis

    Estamos llamados a la conversión

    Celebrar la fe Por: Raúl Sánchez K. “El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; conviértanse y ...
  • Catequesis

    La blasfemia

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. “El Nombre de Dios es grande allí donde se pronuncia con el respeto debido ...
Load More In Catequesis

Check Also

San Judas Tadeo, ¡intercede por nosotros!

Con el drástico cambio de semáforo de naranja ...

Anuncio