Noticias

Vive Chihuahua gran jornada de sanación con el P. Jamut

Por: Patricia Carrillo Gómez.

El sábado 7 de marzo desde las 9 de la mañana, el Auditorio Municipal de la ciudad episcopal se convirtió en santo recinto, al recibir a cientos de feligreses de diferentes partes de la Arquidiócesis, quienes buscaban adquirir las herramientas espirituales que ofreció el sacerdote argentino y autor de más de 60 libros de sanación, Gustavo Jamut, OMV. El encuentro estuvo a cargo de la comunidad Santo Niño Jesús de Praga, a través de su párroco, Monseñor Luis Leonardo Padilla Lomelí.

Con localidades agotadas 15 días antes del evento, éste inició con un “Rosario de sanación desde el vientre materno” y con un canto al Espíritu Santo. El padre Jamut destacó los tres momentos del encuentro que correspondieron a tres de la Sagrada Familia: la Anunciación, para poner la personal concepción de los ahí presentes en el vientre de María y sanar cualquier cosa negativa que se hubiese dado; la Visitación, para invitar a los presentes a reflexionar durante el tiempo pasado en el vientre de sus madres, “el primer santuario”; y el tercer momento, la Navidad, reflexión que les llevó a meditar en el nacimiento de cada uno y dar gracias por ello.

El P. Gustavo apuntó que es necesaria la fuerza del Espíritu Santo y de la Sagrada Escritura, pues tienen un poder transformador; destacó que la oración personal es una necesidad, y la oración comunitaria es elemental, pues cuando alguno flaquea está el otro para apoyarlo. Invitó a los asistentes a tomar nota y compartir lo vivido en sus parroquias.

Laicos, propaguen encuentros de sanación

Aprovechando la estancia en Chihuahua del P. Gustavo Jamut, con motivo del Encuentro de Sanación, Notidiócesis realizó la siguiente entrevista en que el predicador invita a despertar esta inquietud de servicio en los laicos.

Padre, ¿cómo inició este tipo de encuentros de sanación?

“El Espíritu Santo nos invita a todos a ser sembradores de la paz de Dios; si Jesús en los Evangelios anuncia el Reino, sana y libera, entonces nosotros como pueblo de Dios estamos llamados a ejercer estos tres servicios: anunciar el Reino a través de la predicación para después, confiados en el poder del Espíritu Santo, sanar los corazones heridos y de ese modo traer la liberación a nuestros hermanos para poder cambiar de vida, tener paz y ser felices”.

Sabemos que es autor de más de 60 libros de sanación, ¿de dónde parte para escribirlos, en qué se basa?

“Esta inspiración surgió hace 20 años, en una misión que realicé a este país, en Cuernavaca, Morelos. Para ser más preciso, ahí recibí como un ‘llamado’, en cuanto a que mis conferencias las debía de plasmar en libros, porque no me daba tiempo de llegar a todos los lugares que quisiera. Dios ha querido que mis escritos se hayan traducido a varios idiomas, por ejemplo, al croata y polaco, incluso algunos Rosarios meditados los han traducido al chino. ¡Y con mucha alegría me di cuenta que era obra del Espíritu Santo!”.

Además de que la gente los lea, ¿tienen sus libros otra finalidad?

“Sí. Yo comencé esto en forma de talleres, la gente me proponía algunos otros; al llevarlos a cabo y luego escribirlos, yo quisiera que los laicos también los desarrollaran en sus parroquias y en sus grupos, pues como ya nos dijeron los obispos a través de la Conferencia Episcopal Latinoamericana, en Aparecida, Brasil: ‘Somos discípulos y misioneros de Jesús vivo, para que nuestros pueblos vivan’. Entonces, mis libros y encuentros quieren ser una herramienta más para que se siga la línea antes descrita [trazada por los obispos]: ‘He venido para que tengan vida y la tengan en abundancia’, como dice San Juan (10,10) en su Evangelio”.

¿Qué trajo a Chihuahua en ésta, su primera visita?

“Jesús dijo: ‘Busquen el reino de Dios y todo lo demás será dado por añadidura’. El primer objetivo de estos encuentros, es que tengamos uno más profundo con Dios. Especialmente en este tiempo de Cuaresma, en el que el Señor nos pide cambiar para mejorar. Partiendo de esto, consideré la temática concreta que pidieron los organizadores: orar sobre todo aquello que traemos desde el vientre materno, pues científicamente está demostrado que el bebé, en el vientre de su madre, absorbe las emociones de ella. Por otro lado, el presente es un tiempo ideal en el que se debe trabajar en la defensa de la vida desde el momento de la concepción. Por el momento histórico que estamos viviendo actualmente, es un tema muy acertado”.

¿Cuál es su sentimiento al visitar la ciudad de Chihuahua en particular?

“Fue una sorpresa muy grata para mí estar por primera vez aquí, porque es una hermosa ciudad -hablando de la infraestructura-, y me siento muy bien recibido con la simpatía y calidez de la gente que he ido encontrando en mi camino; también, por supuesto, con la hospitalidad de Monseñor Padilla, y muy emocionado por el grupo de laicos que se ha formado, de mensajeros de la paz, el cual ora justamente por los sacerdotes y por todas las necesidades de la Iglesia y de la sociedad. Además, agradezco el interés hacia mi persona a través de esta entrevista”.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Noticias

Check Also

Pide Arzobispo seguir orando por un pronto regreso a los templos

Sería a las 9am la Misa del Obispo, ...

Anuncio