Editorial, En tinta china

Vence el mal con el bien

En tinta china

Por: Luis Efrén.

En la Palabra de Dios de este domingo, primero de Cuaresma, el Señor nos invita a imitarlo: no dejarse llevar por el mal, sino vencer al mal con el bien. Cuántas veces quisiéramos que esto verdaderamente fuese una realidad para nuestra vida, para nuestra sociedad y nuestro tiempo, cuando parece que echamos en saco roto la educación y la fe que hemos recibido.

He de decirles que me llena de enojo lo que le sucedió a la pequeña niña en una colonia de la Ciudad de México. Para muchos ya es conocida la historia y no es éste el espacio propio para relatarla. Pero lo que no debo omitir es el recordarles levantar la voz para que todos: niñas y niños, mujeres y hombres, jóvenes y jovencitas, ancianas y ancianos, nos respetemos unos a otros como lo que somos: personas. Todos, absolutamente todos gozamos de los mismos derechos, mas en el plano de las obligaciones unos tienen más que otros.

Ya saben ustedes que se ha convocado a un paro nacional el próximo 9 de marzo, en señal de protesta por la grave violencia que vienen sufriendo las mujeres a lo largo de mucho tiempo. Pero recordemos que esta violencia no las afecta sólo a ellas, también han sido afectados miles de hombres, niños, niñas y no olvidemos a los pequeños que aún no nacen y sufren violencia y muerte en el vientre materno. Recordemos que así como es valiosa la mujer, lo es el varón, de cualquier edad. Todos somos personas que merecemos respeto por parte de todos. En lo personal yo también soy padre y tengo esposa, una hija, madre y abuelas, tías y primas, amigas y compañeras de trabajo; al igual que tengo un hijo, un padre y un abuelo, hermanos y tíos, primos, amigos y compañeros. Así, pienso que está muy bien eso de la protesta. Pero que nunca se nos olvide esto, por favor: para que pueda vivirse la igualdad de derechos, debe existir el pleno respeto de parte de cada uno por cada persona humana.

El aspecto de nuestro semanario impreso cambia un poco esta semana, con ocasión de los Mensajes de Cuaresma que nuestros pastores nos han dado para el camino de conversión que culmina en el gozo de la Pascua. Como les dije al principio, estamos ya en los primeros días de Cuaresma, tiempo privilegiado en el que se nos exhorta a la reconciliación y la conversión, a la penitencia y al arrepentimiento, a una nueva forma de vivir, a recuperar la amistad con Dios si es que la hemos perdido.

Las palabras que nos dan el Papa Francisco como el Sr. Arzobispo Constancio para estos días, no las echemos en saco roto. En oración y meditación profundicemos sus mensajes apoyados sobre la Sagrada Escritura, para que así, en estos cuarenta días -y siempre- el Señor dirija nuestros pasos.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Editorial

Check Also

El Señor nos regala una nueva parroquia

Notidiócesis hace eco de la alegría de los ...

Anuncio