Miscelánea

San José, patrono de la Diócesis de Chihuahua

Por: Raúl Sánchez K.

El 9 de enero de 1918 Benedicto XV nombró a San José patrono principal de la Diócesis de Chihuahua mediante un rescripto de la Sagrada Congregación de Ritos.

Un rescripto es un acto administrativo emitido por escrito por el que la competente autoridad ejecutiva concede un privilegio, una dispensa u otra gracia, a petición del interesado.

Casi un año antes, el 17 de febrero de 1917, el Vicario General P. José Quezada, en nombre y con autoridad del II Obispo diocesano, Mons. Nicolás Pérez Gavilán y Echeverría, proclamó un edicto en que anunciaba que el Papa Benedicto XV accedía a la petición que se concediese a nuestra Diócesis que la fiesta del Señor San José, del 19 de marzo, fuese de precepto, ya que el Papa había suprimido a dicha fiesta esa categoría.

La petición, exponía el Vicario, responde a un deseo general del pueblo católico chihuahuense. Y señalaba haber surgido también “el deseo unánime de conseguir el Patronato de Sr. S. José sobre la Diócesis de Chihuahua, iniciativa que el prelado ha apoyado y bendecido”.

Al final del edicto pedía que los sacerdotes invitaran a los feligreses a firmar la petición sobre el patronazgo de San José.

El 29 de octubre de ese 1917 Mons. Nicolás Pérez Gavilán envió una carta al Papa pidiendo confirmara la “proclamación que ha hecho el clero y el pueblo católico de Chihuahua de San José como patrón principal y universal de la diócesis de Chihuahua”. La carta fue firmada por el Vicario General por mandato expreso del Obispo.

El 9 de enero de 1918, como ya lo expusimos al principio, el Papa dio su respuesta, y mencionó que ya Pío IX había constituido a San José Patrón Celestial de la Iglesia Católica el 8 de diciembre de 1870, y que en respuesta a la petición de Nicolás Pérez Gavilán, del clero y de los fieles católicos de Chihuahua, “declara y constituye a San José principal y especial patrono ante Dios, de la Diócesis de Chihuahua, con todos y cada uno de los privilegios y honores que por derecho competen a los patrones de los lugares, designando fiesta patronal, con rito doble de primera clase sin octava, por la ocurrencia de la Cuaresma“.

-Con textos de “Período de Nicolás Pérez Gavilán, 1912-1919“, Dizán Vázquez Loya.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Miscelánea

Check Also

Vía Crucis en la pandemia

El Vía Crucis (“Camino de la Cruz”) es ...

Anuncio