La Iglesia en las Periferias, Reportajes

Comedor parroquial Santa Rosalía

La Iglesia en las Periferias

Por: Patricia Carrillo Gómez.

“En los pobres está presente Jesucristo”. (Beato Giacomo Cusmano)

En la ciudad episcopal, dentro de la parroquia Santa Rosalía de la colonia Campesina, el 24 de diciembre de 2019 abrió sus puertas un comedor comunitario para las personas más vulnerables de la comunidad. Aquella noche feliz sirvieron cenas navideñas y oficialmente fue inaugurado el pasado 2 de enero.

Rocío Santos, iniciadora de tan loable movimiento, encabeza un gran equipo conformado por doce personas que entusiastamente se están dedicando a brindar desayunos y comidas calientes, de lunes a viernes, a quien lo requiera. También cuentan con una enfermera y una psicóloga que dan apoyo profesional a quien lo necesite.

Para Notidiócesis, el equipo en turno informó acerca de los pormenores de este nuevo ministerio, que gracias a la generosidad de la comunidad sigue creciendo:

Rocío Santos

“Tengo cuatro años en el servicio de comedores; comencé en esto gracias a que serví en el comedor de la Divina Providencia, capacitándome para hacer algo similar aquí. ¡Ojalá todas las parroquias pudiesen tener uno! Este equipo surgió de las pequeñas comunidades de Santa Rosalía, cuyos miembros aceptaron gustosos la idea.

Iniciamos realizando un estudio socioeconómico a las personas que veíamos con necesidad; se nos facilitó mucho al contar con una lista de aquellos que recibían despensa semanal por parte de Cáritas. Al principio no teníamos un lugar donde llevarlo a cabo, incluso pensamos hacerlo en el porche de mi casa, ya que vivo cerca del templo y queríamos destacar que era una obra parroquial. Teníamos todo listo para planteárselo al recién llegado párroco, Ildefonso Acosta, quien desde el primer momento nos brindó todo su apoyo. Lo presentamos al consejo parroquial y fue aprobado. Lo más maravilloso de esto es que formamos una red de ayuda y de corresponsabilidad para con nuestros hermanos más necesitados, ya que toda la comunidad nos ha estado apoyando con alimentos, trastes, sartenes, etcétera, además de facilitarnos el espacio dentro de la cocina que se usa para las actividades ministeriales de fin de semana.

Hay mucha necesidad, la mayoría de la gente piensa que no, pero también la colonia Campesina tiene zonas de extrema pobreza, con gente que vive aún en casas con pisos de tierra, otros viven debajo de los puentes y muchos de ellos viven solos. También atendemos a migrantes que se quedan por un tiempo, improvisando su estancia bajo un árbol o cualquier cobertizo. Contamos con dos profesionales de la salud: una enfermera y una psicóloga, para poder ofrecer un apoyo más integral”.

Rosalba Ramírez (enfermera)

“La mayoría de las personas que llegan son adultos; les checamos sus signos vitales en general; si les duele algo, los revisamos y canalizamos al servicio médico. Cuando así lo requieren, les aplico las inyecciones que traigan con su receta médica.

Recuerdo en una ocasión, nos llegó una persona con su brazo lastimado y nosotros mismos lo llevamos al hospital, no sin antes haberle dado los primeros auxilios. En casos como éste nos apoyamos en Cáritas, que cubre los gastos de radiografías y consulta médica, además de que le dieron seguimiento hasta que dejó de usar su cabestrillo. Todo sin costo alguno”.

José Antonio Talamantes

“Antes de servir los alimentos damos gracias a Dios con los que están ya en el comedor; los que van llegando después, lo hacen de manera individual en un reclinatorio donde tenemos la imagen de María de Guadalupe. A veces les ponemos alabanzas y ellos las disfrutan mucho e inclusive nos sugieren cuáles poner. Aquí todos son bienvenidos, pero como todo lugar organizado, tenemos reglas, como la de lavarse las manos, saludar a mamá María, no hablar de manera soez y no llegar en un estado inconveniente; pero nos sentimos muy felices de poder ayudar a estas personas que tanto lo necesitan”.

Víctor Grado

“Me siento muy contento de estar sirviendo aquí, ya que con esto estamos siguiendo el deseo del Papa Francisco de atender las necesidades del más pobre”.

Tania Granillo (psicóloga)

“Mi servicio dentro del ministerio es integral, consiste en ayudar en todo a mi mamá (Rocío). Mi primer encargo no era venir a hacer el trabajo psicológico, pero se fueron presentando casos de personas deprimidas y tristes, como el de un chico que llegó en estado de crisis buscando al sacerdote cuando no se encontraba. Entonces nos solicitó que lo orientáramos a un psicólogo; casualmente yo estaba ahí y lo atendí. Al terminar se fue muy tranquilo y hasta comió con nosotros. A partir de entonces estoy apoyando a quien lo pida; me he estado preparando para ayudar en ‘modo cristiano’, porque la orientación llevada de la mano con Dios es la mejor terapia. Pero también hay gente que sólo quiere estar ahí, platicar, porque viven solos o necesitan alguien que los escuche”.

Comedor parroquial Santa Rosalía

Si deseas apoyar al Comedor de Santa Rosalía, puedes hacerlo con todo tipo de alimentos y artículos de limpieza.

Acude a la parroquia, ubicada en la calle Orquídeas número 1505 en la Colonia Campesina. O llama al teléfono 614-219-3383.

Share this Story
  • La Iglesia en las Periferias Reportajes

    Comedor parroquial Santa Rosalía

    La Iglesia en las Periferias Por: Patricia Carrillo Gómez. “En los pobres está presente Jesucristo”. (Beato Giacomo Cusmano) En la ciudad ...
Load More Related Articles
Load More In La Iglesia en las Periferias

Check Also

San Judas Tadeo, ¡intercede por nosotros!

Con el drástico cambio de semáforo de naranja ...

Anuncio