Catequesis

Nombres del sacramento de la Confesión

Celebrar la fe

Por: Raúl Sánchez K.

El perdón de los pecados cometidos después del Bautismo es concedido por un sacramento propio llamado sacramento de la Conversión, de la Confesión, de la Penitencia o de la Reconciliación” (Catecismo de la Iglesia Católica, 1486).

Diversos aspectos

El sacramento que conocemos generalmente como Confesión o Penitencia recibe distintos nombres, ya que toca diversos aspectos de la relación del hombre con Dios y con la Iglesia, y también aspectos del rito sacramental completo.

Por su entronque con el Bautismo, los Padres de la Iglesia llamaban a este sacramento “Bautismo laborioso”, “segundo Bautismo”, “segunda tabla de salvación después del naufragio en el pecado”, terminología de la que se hace eco en el Concilio de Trento.

Nombres

El Catecismo de la Iglesia Católica recoge los siguientes nombres:

Sacramento de Conversión

“Porque realiza sacramentalmente la llamada de Jesús a la conversión (cf Mc 1,15), la vuelta al Padre (cf Lc 15,18) del que el hombre se había alejado por el pecado” (n. 1423).

Sacramento de la Penitencia

“Porque consagra un proceso personal y eclesial de conversión, de arrepentimiento y de reparación por parte del cristiano pecador” (Ibíd.).

Sacramento de la Confesión

“Porque la declaración o manifestación, la confesión de los pecados ante el sacerdote, es un elemento esencial de este sacramento. En un sentido profundo este sacramento es también una ‘confesión’, reconocimiento y alabanza de la santidad de Dios y de su misericordia para con el hombre pecador” (n. 1424). Es el nombre más “popular”.

Sacramento del Perdón

“Porque, por la absolución sacramental del sacerdote, Dios concede al penitente ‘el perdón […] y la paz’ (Ritual de la Penitencia, 46, 55)” (Ibíd.).

Sacramento de Reconciliación

“Porque otorga al pecador el amor de Dios que reconcilia: ‘Dejaos reconciliar con Dios’ (2Co 5,20). El que vive del amor misericordioso de Dios está pronto a responder a la llamada del Señor: ‘Ve primero a reconciliarte con tu hermano’ (Mt 5,24)” (Ibíd.)

Otros nombres

– Desde la Edad Media teólogos y canonistas le vienen llamando “poder de las llaves” (potestas clavium), expresión en la que puede verse una referencia a la índole eclesial del sacramento y al hecho de que es en él donde el poder de abrir y cerrar la puerta del Reino de los cielos, dado a la Iglesia, tiene su manifestación más profunda y decisiva.

– La denominación de “sacramento de la Misericordia” alude a la acción de Dios, a la actitud que presupone, ya es aquí, en el perdón otorgado al hombre caído una y otra vez en el pecado, donde el Amor misericordioso se manifiesta con más intensidad. 

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Catequesis

Check Also

Un año para volver la mirada a Dios

RESUMEN DE NOTICIAS DEL 2020 Por: Karen Assmar ...

Anuncio