El Arzobispo comunica, Noticias

¡Jóvenes, vamos a pescar!

Circular 9/20

Que nadie te menosprecie por ser joven, al contrario, que tu palabra, tu conducta, tu amor, tu fe y tu limpio proceder te conviertan en modelo para los creyentes” (1Tim 4,12)

La presencia de los jóvenes en la Iglesia es una bendición. Hay jóvenes en todos los niveles de la estructura eclesial: en las parroquias, en el Seminario, en las comunidades, etc. Su presencia nos alienta a seguir adelante, nos trae nuevos aires que nos impulsan a la entrega y al servicio a todos nuestros hermanos.

Hablando de la presencia de los jóvenes, salta en mi corazón de pastor, el invitar a todos a generar el caminar juntos. Necesitamos la convergencia de la novedad del joven y de la sabiduría del adulto.

La escucha y el acompañamiento en el campo de la Pastoral Juvenil es una exigencia. Tener la actitud de acercarnos a los jóvenes con las preguntas que nos hagan, no sólo con las que se nos ocurran.

Aunque tenemos un Proyecto de Pastoral Juvenil, es bueno dejar asentado, que en este campo no hay que aflojar el paso. En el proyecto, el seguimiento es vital. Hay que buscar que los Directorios de orientación para los jóvenes en sus parroquias estén integrados por hermanos capacitados, la función de estos sería para ayuda en situaciones concretas. Y también, como en todo proyecto, evaluar con cierta periodicidad, porque lo que no se evalúa se estanca.

Jóvenes: “Nunca solos, siempre juntos”. Juntos entre Ustedes mis queridos jóvenes, juntos con sus padres y hermanos (en la familia), juntos con los adultos y los niños en la Iglesia.

Y escuchen esa voz de Jesús que les dice: “Vamos a pescar” y contesten sin titubear: “Vamos Contigo”. Esa misma voz que oímos: arzobispo, sacerdotes, diáconos permanentes, religiosas y laicos (niños y adultos). 

En la etapa juvenil la cultura vocacional nos invita a desarrollar una atmósfera en la que los jóvenes católicos puedan disponerse a verificar con cuidado y abrazar libremente la propia vocación como forma permanente de vida a la que están llamados en la Iglesia.

No me queda más que decir a todos los jóvenes, haciéndome eco de todos mis hermanos: ¡Jóvenes, son una bendición para la Iglesia!

Jóvenes, les pedimos que oren por nosotros, por toda su amada Iglesia, sepan que nosotros oramos por Ustedes siempre.

Que la Joven de Nazaret, la Virgen María, modelo para todos los jóvenes, los acompañe siempre en su caminar con la Iglesia.

Con aprecio:

+Constancio Miranda Weckmann, Arzobispo de Chihuahua

Share this Story
  • El Arzobispo comunica Noticias

    ¡Jóvenes, vamos a pescar!

    Circular 9/20 “Que nadie te menosprecie por ser joven, al contrario, que tu palabra, tu conducta, tu amor, tu fe y ...
Load More Related Articles
Load More In El Arzobispo comunica

Check Also

San Teotonio de Coimbra

Nació alrededor del año 1082, en Tartinhade (Ganfei, ...

Anuncio