Editorial, En tinta china

De sacerdotes ejemplares

En tinta china

Por: Luis Efrén.

Confiados en la misericordia de Dios que no tiene límites, el pasado jueves 30 de enero, día eucarístico y sacerdotal, fieles y clero de la Arquidiócesis de Chihuahua dieron el último adiós en esta vida al querido sacerdote Vicente Gallo Torres, quien dedicó más de 65 años a servir a la Iglesia como fiel ministro y dispensador de los Sacramentos, además fue un hombre ejemplar, lleno de virtudes y de una gran humildad.

El P. Gallo -se pronuncia ‘Galo’ porque es apellido italiano- tuvo innumerables encomiendas para el servicio de esta Iglesia local. Desde que fue ordenado presbítero aquel memorable 15 de agosto de 1954, cuando el entonces Obispo de Chihuahua don Antonio Guízar ordenó 12 sacerdotes. Fue un hecho inédito aquel, repetido sólo 50 años después, cuando don José Fernández ordenó otros 12 el 25 de enero de 2005.

De aquellos sacerdotes ordenados en 1954 recordamos a algunos que han dejado huella como el P. Gallo: Agustín Samaniego, Lolito Uranga -esperamos ya gocen del Cielo-. Cómo no mencionar a los que aún viven, P. Alfonso Payán, que hace unas semanas cumplió 90 años de vida, y Monseñor Arturo Valenzuela, aún muy activo en la diócesis de Nuevo Casas Grandes.

Hoy todos damos gracias por la vida que Dios le concedió al P. Vicente, seguros estamos de que las oraciones que hemos elevado al Todopoderoso serán tomadas en cuenta, así como toda la buena labor que en vida desarrolló el padre con un único objetivo: servir. Así vivió, sirviendo a los demás y proclamando la Buena Nueva del Reino de Dios en la tierra. Descanse en paz, padre Gallo.

Con el mismo tinte de gratitud, la tenemos hacia Dios que nos sigue enviando pastores para su rebaño: el próximo mes de marzo el Sr. Arzobispo conferirá el diaconado a cuatro alumnos del Seminario Conciliar; la ceremonia será en la Catedral Metropolitana el día 24. Este es un paso previo al presbiterado, pero antes, los nuevos diáconos habrán de concluir el proceso de formación sacerdotal.

Les invitamos a seguir en oración para que Dios conceda a la Iglesia peregrina en Chihuahua sacerdotes santos, ejemplo vivos y testimonio para muchos, sobre todo para tantos jóvenes que día a día buscan respuestas en sus vidas pero olvidan lo más importante: la presencia de Dios.

Pidamos la intercesión del mártir chihuahuense, San Pedro de Jesús, de quien esta semana celebramos el aniversario 83 de su martirio. Él es otro ejemplo de la santidad sacerdotal para hoy día. Y que no falte la oración, por eso, como homenaje al P. Vicente y para pedir por los próximos nuevos diáconos transitorios y por nuevas vocaciones sacerdotales, recemos esta oración al Dueño de la mies:

Oh, Jesús, Pastor eterno de las almas, dígnate mirar con ojos de misericordia a esta porción de tu grey amada.

Señor, gemimos en la orfandad, danos vocaciones, danos sacerdotes y religiosos santos. Te lo pedimos por la Inmaculada Virgen María de Guadalupe, tu dulce y santa Madre.

Oh Jesús, danos sacerdotes y religiosos según tu corazón. Amén.

Que el Señor dirija nuestros pasos.

Share this Story
  • Noticias

    Entre lágrimas y aplausos despiden al P. Gallo

    Por: Karen Assmar Durán. En Santa Rosalía, más que un funeral parecía una Ordenación sacerdotal dado el nutrido número de sacerdotes ...
  • Editorial En tinta china

    De sacerdotes ejemplares

    En tinta china Por: Luis Efrén. Confiados en la misericordia de Dios que no tiene límites, el pasado jueves 30 de ...
Load More Related Articles
Load More In Editorial

Check Also

Lo antiguo y lo nuevo, para gloria de Dios

La edición digital número 2316 de Notidiócesis (domingo ...

Anuncio