Noticias

Entre lágrimas y aplausos despiden al P. Gallo

Por: Karen Assmar Durán.

En Santa Rosalía, más que un funeral parecía una Ordenación sacerdotal dado el nutrido número de sacerdotes y fieles que se hicieron presentes para despedir, sí con lágrimas pero sobre todo con un profundo agradecimiento expresado con profusos aplausos por su ejemplar vida sacerdotal, al Pbro. Lic. Vicente Gallo Torres, quien tras correr el buen combate fue llamado a recibir la corona de la gloria el miércoles 29 de enero.

Conocido su deceso a través de redes sociales, se informó que don Vicente sería velado en la rectoría San Vicente de Paúl; ahí ejerció su ministerio entre 2006-2019, por lo que esa tarde y durante toda la noche los fieles acudieron a ofrecer oraciones por su eterno descanso. También se comunicó que la Misa exequial tendría lugar al día siguiente en la parroquia de la colonia Campesina, de donde le apoyaron varios sacerdotes en los meses en que por su deteriorada salud no pudo atender San Vicente de Paúl.

Con don Constancio, en la fiesta patronal de San Vicente de Paúl (27.09.2011).

A la Misa de exequias, presidida al mediodía del jueves 30 por el Sr. Arzobispo Constancio Miranda Weckmann, acudieron su extensa familia encabezada por sus hermanos Mariquita y Domingo, los únicos de ocho que quedan, el Seminario, religiosas y feligreses en gran número, incluidas las niñas y jóvenes de la Casa del Buen Pastor de la que fue capellán también.

El féretro fue recibido a la entrada del templo y llevado por varios sacerdotes frente al presbiterio donde le fueron colocados los ornamentos distintivos de su ministerio: casulla, estola y evangeliario.

Las lecturas fueron proclamadas por sobrinos del P. Vicente; su gran amigo el P. Jesús Agustín Becerra Esparza, agradeció a don Constancio le permitiera pronunciar la homilía en que, recordando aquel consejo del “Padre Vicentito” de hacer cortas las homilías, prometió no excederse en el tiempo; y aunque por regla general se sobrepasa de los 30 minutos, en esa ocasión cumplió, y bien.

En su reflexión homilética, un bello panegírico de las virtudes humanas y sacerdotales de aquel hombre que por más de 65 años ejerció el sacerdocio de Cristo, ganándose a pulso el epíteto de “el gran don Vicente”, el P. Becerra enfatizó dos aspectos: su integridad personal, como el hombre justo de la Biblia, “lleno de gracia, misericordia, esperanza y alegría”, cuyo ministerio estuvo “marcado por su caridad pastoral, humildad y generosidad”; y su amor proactivo por la Iglesia, ya que “supo enfrentar las pruebas pequeñas y grandes con valentía, porque amaba a la Iglesia”. Y aseveró que “Gallito” -como él le solía decir y pronunciado con una sola ‘L’ su apellido-, fue llamado por “el Buen Pastor que le dice: ‘Ven, bendito de mi Padre, a tomar posesión del Reino prometido antes de la Creación del mundo'”.

En el festejo de su 65º aniversario sacerdotal (15.08.2019), acompañado de sus amigos sacerdotes: Agustín Becerra, Miguel Ortega, Mario Guerrero, Jesús José Mata y Rosalío Acosta.

Al rito final de exequias se siguieron breves mensajes dirigidos por el vicario general, mientras que el Dr. Jorge Portillo Gallo agradeció las muestras de apoyo y cariño para con su tío y toda la familia.

El cortejo fúnebre se dirigió al Panteón de Dolores, ya que fue deseo expreso de don Vicente ser inhumado en el lote familiar junto a sus padres y hermana, donde sus restos mortales aguardan la promesa de la Resurrección.

P. Vicente Gallo Torres (1931-2020)

Hijo de Domingo Gallo Cardiello y Concepción Torres Aizpuru, nació en Chihuahua el 20 de diciembre de 1931 y fue el séptimo de ocho hermanos.

Llamado por el Señor a su servicio, ingresó al Seminario Conciliar de Chihuahua a los 12 años de edad. Recibió el sacramento del Orden el 15 de agosto de 1954, cuando don Antonio Guízar y Valencia ordenó doce presbíteros.

Licenciado en Teología Pastoral por la Universidad de Salamanca, muchas fueron sus encomiendas y responsabilidades a lo largo de 65 años de fiel sacerdocio, entre las que destacan: promotor vocacional, vicerrector del Seminario, asesor de varios movimientos, Vicario general, responsable de Evangelización y Catequesis, vicario judicial adjunto del Tribunal Eclesiástico…. Fue párroco de San Marcos (Saucillo), San Antonio (Cuauhtémoc), San José de Ávalos, Ntra. Sra. de San Juan, Cristo Rey (Delicias), Santa Rosalía (Camargo), precursor de la parroquia del Refugio en La Cruz y rector de San Vicente.

Aunque en los últimos años su salud se vio afectada, no dejó de atender a sus responsabilidades más que cuando requirió de hospitalización. Así, a los 88 años de edad falleció en el hospital, rodeado de sus seres queridos y habiendo recibido todos los auxilios espirituales. ¡Descanse en paz!

“Las almas de los justos están en las manos de Dios y no les alcanzará ningún tormento”. (Sab 3,1)

El Sr. Arzobispo Constancio Miranda Weckmann y el Clero de Chihuahua, participan del fallecimiento del señor:

Pbro. Vicente Gallo Torres

acaecido el 29 de enero.

Damos gracias a Dios por su testimonio luminoso, recomendamos su alma a la misericordia de Dios, pedimos por su familia y por los fieles que hoy lloran su partida.

¡Dale, Señor, el descanso eterno! ¡Y brille para él la luz perpetua!

Share this Story
  • Noticias

    Entre lágrimas y aplausos despiden al P. Gallo

    Por: Karen Assmar Durán. En Santa Rosalía, más que un funeral parecía una Ordenación sacerdotal dado el nutrido número de sacerdotes ...
Load More Related Articles
Load More In Noticias

Check Also

San Teotonio de Coimbra

Nació alrededor del año 1082, en Tartinhade (Ganfei, ...

Anuncio