El Arzobispo comunica, Noticias

¡Urge salir a la Misión!, pide Arzobispo de Chihuahua

“Vayan por todo el mundo y proclamen la Buena Nueva” (Mc 16,15)

Circular 6/20

Uno de los últimos encargos que Jesús nos dejó es la Misión. “Vayan y prediquen, vayan y enseñen a todas las gentes…” (cf.Mt.28,19-20). Queridos hermanos, nos urge salir a misionar. La gente tiene sed de Dios.

Hay que salir a la misión, ir a buscar a nuestros hermanos allí donde viven, donde se mueven y donde trabajan. Ir a los hogares, las calles, los parques, las canchas y a todos lados. 

Que en todas las parroquias se capaciten misioneros laicos, para que se sumen en la salida a la misión. Una misión que lleve el anuncio de la Palabra por delante, una misión kerigmática. Haciendo eco de la primera decisión, de la Comisión Diocesana de Pastoral Profética, que en el Proyecto Diocesano de Pastoral nos invita a ello.

Involucremos también a todos a los Movimientos, Grupos y Asociaciones en la misión, con más razón a los que tienen carisma misionero. 

En la misión, la centralidad del kerigma demanda ciertas características del anuncio que hoy son necesarias en todas partes: que exprese el amor salvífico del Reino de Dios previo a la obligación moral y religiosa, que no imponga la verdad y que apele a la libertad, que posea unas notas de alegría, estímulo de vitalidad y una integralidad armoniosa. Esto exige al evangelizador una ciertas actitudes que ayuden a acoger mejor el anuncio: cercanía, apertura al diálogo,  paciencia y acogida cordial que no condena (cf. Evangelii Gaudium 165).

Como una sugerencia de método o proceder en la misión les propongo: 

– Hacer presencia respetuosa con un mensaje humano inspirado en el Evangelio e impregnado con actitudes cristianas.

– Suscitar en los oyentes un momento inspirador que los lleve a reflexionar ayudándoles a recordar o descubrir a Dios que vive junto a ellos.

– Hacerles saber que somos una “Iglesia en Salida” que los acompaña en sus gozos y esperanzas, en sus tristezas y angustias.

La música en vivo puede ayudar mucho en el anuncio de la Buena Nueva, lo mismo el teatro callejero, la poesía, la danza, el visiteo casa por casa y muchas otras acciones más. Propiciar el encuentro con la sonrisa, la atención, la dulzura, la bondad, la calidez, el diálogo atento, etc. En medio de este ambiente se anuncia el Kerigma. 

Es bueno que la misión no se haga de una manera improvisada. Es necesario capacitar a los misioneros, pero hay que apretar el paso en el servicio misional. Saber que somos capaces de trabajar en comunión para anunciar la Buena Noticia en el corazón de nuestro pueblo, en medio de sus ambientes y de sus gentes.

Pedir incesantemente al Espíritu Santo su ayuda y su luz, su fuerza y su guía, porque en definitiva Él es quien hace la obra y construye su Reino, nosotros solamente hay que ser instrumentos dóciles en sus manos.

¡Manos a la obra: vamos a pescar! Que nos acompañe la Virgen de Guadalupe, misionera por excelencia, para que anime nuestros pasos en el caminar misional.

Unidos en la oración:

+ Constancio Miranda Weckmann, Arzobispo de Chihuahua

Es bueno que la misión no se haga de una manera improvisada. Es necesario capacitar a los misioneros, pero hay que apretar el paso en el servicio misional.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In El Arzobispo comunica

Check Also

San Judas Tadeo, ¡intercede por nosotros!

Con el drástico cambio de semáforo de naranja ...

Anuncio