Catequesis

“No te harás escultura alguna…” (I)

Vivir la fe

Por: Raúl Sánchez K.

1) En la Biblia no existe una prohibición absoluta de usar imágenes.

2) Los católicos nunca adoramos imágenes. Sabemos que sólo a Dios debemos adorar (Católico: ¡Defiende tu fe!, Pbro. Dizán Vázquez).

Primer Mandamiento

-El primer Mandamiento expresa de entrada el poder de Dios que ha liberado a su pueblo: “Yo, Yahvéh, soy tu Dios, que te ha sacado del país de Egipto, de la casa de servidumbre” (Éx 20,2).

-Corroborando lo anterior, expresa: “no habrá para ti otros dioses delante de mí” (Éx 20,3), es decir “ningún dios en mi presencia”, afirmación del monoteísmo de Israel donde Yahvéh está presente: “Escucha Israel: el Señor nuestro Dios es el único Señor” (Dt 6,4).

-Enseguida expone: “No te harás escultura ni imagen alguna ni de lo que hay arriba en los cielos, ni de que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra.

No te postrarás ante ellas ni les darás culto, porque yo Yahvéh, tu Dios, soy un Dios celoso” (Éx 20,4-5).

Prohibición

“El mandamiento divino implicaba la prohibición de toda representación de Dios por mano del hombre. El Deuteronomio lo explica así: ‘Puesto que no visteis figura alguna el día en que el Señor os habló en el Horeb de en medio del fuego, no vayáis a prevaricar y os hagáis alguna escultura de cualquier representación que sea…’ (Dt 4,15-16). Quien se revela a Israel es el Dios absolutamente Trascendente. ‘Él lo es todo’, pero al mismo tiempo ‘está por encima de todas sus obras’ (Si 43,27-28). Es la fuente de toda belleza creada (cf. Sb 13,3)” (Catecismo de la Iglesia Católica, 2129).

En el Antiguo Testamento

“Es cierto que algunos textos del Antiguo Testamento prohíben hacer imágenes (Éx 20,4-5; 34,17; Lev 26,1; Dt 4,15-25; 5,8-10; Is 44,9-20). Pero estos textos se deben tomar en su contexto, es decir, ver en qué momento y con qué intención se escribieron y qué relación tienen con otros textos de la Biblia.

Si estos textos se analizan con atención, se verá que lo que Dios prohíbe es adorar a dioses diferentes de Yahvéh, el único Dios verdadero (Dt 4,35). Los otros dioses son falsos, no existen y, por tanto, sus imágenes no representan a nadie, son ídolos (Sal 96,5).

Yahvéh prohíbe también a los israelitas hacer imágenes de Él mismo (Dt 4,12.15), no porque fueran a confundirlo a Él con su imagen, sino porque podían confundir a Yahvéh con otros dioses.

El Dios verdadero e invisible, no se identifica con ninguna creatura que pueda ser representada mediante alguna imagen, y ninguna creatura, ya sea el sol, la luna, un rey, un animal, etc., es dios” (Católico: ¡Defiende tu fe!, Pbro. Dizán Vázquez).

Share this Story
  • Catequesis

    “No te harás escultura alguna…” (I)

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. 1) En la Biblia no existe una prohibición absoluta de usar imágenes. 2) Los ...
Load More Related Articles
Load More In Catequesis

Check Also

San Teotonio de Coimbra

Nació alrededor del año 1082, en Tartinhade (Ganfei, ...

Anuncio