Miscelánea

Los ciclos litúrgicos

Por: Raúl Sánchez K.

Algunas personas, tras la celebración de Navidad, se preguntan el por qué las siguientes celebraciones litúrgicas como los Santos Inocentes, la huida a Egipto (este año pasado el evangelio de la Sagrada Familia) o la Epifanía del Señor (los Reyes Magos), no se manifiestan en forma cronológica. Expresan que si el nacimiento de Cristo inicia un ciclo, lo lógico es que se vayan presentando los hechos como una historia consecuente y no se brinque o retroceda en tales sucesos.

La liturgia, hay que decirlo, se mueve en sentido teológico, no cronológico o histórico, y hace referencia invariablemente al misterio de Cristo.

Los ciclos litúrgicos (tres, referidos a los evangelios sinópticos: Mateo, Lucas y Marcos, con intervención del de Juan en determinados momentos, y con lecturas del Antiguo y Nuevo Testamento), van recorriendo cada domingo los sucesos que marcan la historia de la salvación, y ofrecen los hechos y la predicación de Jesús siguiendo un esquema determinado.

Los ciclos de cada año inician con el Adviento como preparación a la Navidad y culminan con la solemnidad de Cristo Rey del Universo.

Tras el tiempo de Navidad inicia, con la fiesta del Bautismo del Señor, el tiempo denominado ordinario que no lo es en el sentido “ordinario” de ser un tiempo que no destaca algo especial, sino que alude a aquellos acontecimientos, ejemplos o prédicas de Cristo que nos llevan a mejorar nuestra vida individual y social.

Una primera parte de ese tiempo ordinario se corta para dar paso a la celebración de la Pascua -la fiesta más grande para los cristianos-, anticipada por la Cuaresma como preparación. La razón es que para esa celebración de la Pascua la Iglesia siempre ha seguido la fecha evangélica, el día 14 de nisán, el primer mes del calendario hebreo. Luego se prolonga 50 días el tiempo pascual y continúa la segunda parte del tiempo ordinario en cuyas últimas semanas se reflexiona aquello que marca el fin de los tiempos y la segunda venida de Cristo.  

Este año se medita el ciclo A, correspondiente a San Mateo.

Share this Story
  • Miscelánea

    Los ciclos litúrgicos

    Por: Raúl Sánchez K. Algunas personas, tras la celebración de Navidad, se preguntan el por qué las siguientes celebraciones litúrgicas como ...
Load More Related Articles
Load More In Miscelánea

Check Also

El domingo 23 es el Encuentro Diocesano de Catequistas

Misa en Catedral con el Sr. Arzobispo Circular ...

Anuncio