Editorial, En tinta china

La Palabra y el Diezmo

En tinta china

Por: Luis Efrén.

En este año 2020 se cumplen 1600 años de la muerte de San Jerónimo, conocido también como Jerónimo de Estridón, quien por encargo del Papa San Dámaso I tradujo los textos bíblicos del griego y del hebreo al latín, el idioma oficial en aquel tiempo en el Occidente cristiano y que hoy constituye la lengua oficial de la Iglesia Católica.

De los textos bíblicos traducidos por él, en el Concilio de Trento de 1546 la Iglesia definió la llamada Vulgata o Biblia para el pueblo.

Por considerar a San Jerónimo como el más grande estudioso de las Sagradas Escrituras, esto es, de la Revelación divina escrita, la Iglesia le otorgó el título de Doctor y Padre de la Iglesia, distinción con la que han sido honrados también San Ambrosio de Milán, San Agustín de Hipona y San Gregorio Magno, quienes con aquel constituyen el grupo de los cuatro Padres latinos de la Iglesia; por cierto, tan destacados personajes están representados en las pechinas de la cúpula de nuestra Catedral Metropolitana. Recordemos de paso que también hay cuatro Padres griegos, que son San Atanasio de Alejandría, San Basilio el Grande, San Gregorio Nacianceno y San Juan Crisóstomo.

Aprovecho para contarles esto, ya que este domingo 26 de enero, tercero del tiempo Ordinario, ha sido declarado “DOMINGO DE LA PALABRA DE DIOS” mediante decreto del Papa Francisco que ya hemos dado a conocer previamente. Así que, cuando asistamos a la Misa dominical, no vayamos a pensar que estamos en el Mes de la Biblia si acaso vemos que son entronizadas las Sagradas Escrituras e instaladas en algún lugar visible de la iglesia. He de anotar que en otras diócesis se ha estipulado ¡que todo 2020 sea conocido como Año de la Palabra de Dios!, para recordar los 1600 años de la pascua eterna de San Jerónimo.

En otro tema, el tiempo avanza y con el favor de Dios pronto terminaremos el primer mes del año. Por ello quiero recordarles nuevamente el deber de los católicos para con nuestra amada Iglesia: el Diezmo, la aportación económica que cada año hacemos para sostener a nuestra Madre en sus necesidades. Aún faltan dos meses completitos para cumplir con este precepto, que corresponde al quinto mandamiento de la Iglesia.

Es muy fácil. Según las directrices dadas para esta Arquidiócesis de Chihuahua, la aportación de cada católico que percibe un salario corresponde a un solo día de trabajo. Y para los que tienen negocio propio es el 2% de las ganancias líquidas generadas durante el año. El período para cumplir abarca de noviembre a marzo; así que para quienes aún no lo cumplen, hay tiempo.

Es importante recordar que el Diezmo se utiliza para apoyar las obras de evangelización diocesanas, el mantenimiento de la Curia, ayuda al  Seminario, la mesa episcopal y los sacerdotes ancianos y enfermos, entre otras cosas. Seamos generosos, y que el Señor dirija nuestros pasos.

Share this Story
  • Editorial En tinta china

    La Palabra y el Diezmo

    En tinta china Por: Luis Efrén. En este año 2020 se cumplen 1600 años de la muerte de San Jerónimo, conocido ...
  • Editorial En tinta china

    Iglesia, liturgia y fiesta

    En tinta china Por: Luis Efrén Tarango Díaz Día del Diezmo El tercer domingo de diciembre la Arquidiócesis de Chihuahua lo ...
  • Noticias

    Próximo el Día del Diezmo

    A TODOS LOS PÁRROCOS: Aprovecho este medio para pedirles que en los próximos dos domingos, el 1 y el 8 de ...
  • Noticias

    Diezmo, una invitación para cuidar a la Iglesia

    Mensaje episcopal por la campaña del Diezmo “Al que recogía mucho, nada le sobraba; al que recogía poco, nada le faltaba” ...
  • Editorial En tinta china

    Noviembre

    En tinta china Por: Luis Efrén Fieles difuntos Ha concluido octubre y esta colaboración es la primera del mes de noviembre. ...
Load More Related Articles
Load More In Editorial

Check Also

Lo antiguo y lo nuevo, para gloria de Dios

La edición digital número 2316 de Notidiócesis (domingo ...

Anuncio