Carta del Director, Editorial

Invoquen mi Nombre y los bendeciré

Carta del Director

El presente número que usted, amable lector, tiene en sus manos, corresponde a la última edición del Año del Señor 2019. Por eso, según nuestra costumbre, les presentamos el resumen anual de noticias publicadas y sucesos con los que el Padre Bueno bendijo y sigue bendiciendo nuestro caminar. Noticias buenas unas, quizás otras no tan buenas a la vista de los ojos humanos, pero en todas ellas si ponemos atención, podremos ver el amor infinito de Dios.

Bendito Él que nos sigue concediendo despertar otro día más, porque cuántos de nuestros familiares, amigos o conocidos ya no pudieron ver la luz de un nuevo día y fueron llamados a rendir cuentas. Este cambio de año es un buen momento que Dios nos concede para realizar un examen de conciencia -y no digamos propósitos de año nuevo-, un verdadero escrutinio personal sobre cómo viví el año que está por concluir y cómo pretendo vivir el siguiente; en ese repaso, como cristianos no debe faltar el empeño para bien cumplir la voluntad de Dios y buscar siempre su gracia, que nos da en los Sacramentos. Cada uno debe ahondar en su conciencia y buscar las respuestas que solamente estando en paz con uno se encuentran.

Les ofrezco un consejo: busquen una oportunidad y dedíquenle tiempo, busquen un espacio para estar a solas y en silencio -exterior e interior- porque ahí es donde, privilegiadamente, escucharemos la voz de Dios. Lo mejor sería visitar al Señor en su sagrario. Hay algunas iglesias que el día último del año exponen a Jesús Sacramentado para agradecer el año que se va y darle la bienvenida al nuevo. ¡Es una oportunidad muy buena para estar frente a frente con el Señor! Otros templos quizás no realizan exposición del Santísimo, pero sí abren sus puertas para recibir su visita. Busquen ese silencio y paz que la Casa de Dios nos da en este tiempo.

Dios mediante el próximo miércoles comienza el último año de la segunda década del siglo XXI. ¡El tiempo corre y acelera!, por ello debemos aprovechar cada momento y espacio para buscar la gracia de Dios.

Pido al Todopoderoso que nos bendiga en este nuevo año 2020, y a todos los que aman Notidiócesis, deseo que reciban de Él muchas y grandes bendiciones durante el año hoy venidero. Me despido en esta ocasión con este bello texto de la Primera Lectura del 1º de enero: “El Señor dijo a Moisés: ‘Ordena a Aarón y a sus hijos que cuando vayan a bendecir a los israelitas digan las siguientes palabras: Que el Señor te bendiga y te proteja; que el Señor te muestre su rostro radiante y te trate con bondad; que el Señor vuelva a ti sus ojos y te conceda la paz’. Cuando ellos invoquen mi nombre sobre los israelitas, yo los bendeciré”.

¡Feliz año Nuevo del Señor! ¡Feliz 2020! Con mucho cariño…

Luis Efrén.

Share this Story
  • Carta del Director Editorial

    Invoquen mi Nombre y los bendeciré

    Carta del Director El presente número que usted, amable lector, tiene en sus manos, corresponde a la última edición del Año ...
Load More Related Articles
Load More In Carta del Director

Check Also

Lo antiguo y lo nuevo, para gloria de Dios

La edición digital número 2316 de Notidiócesis (domingo ...

Anuncio