Comentario al Evangelio

Familia, espacio de comunión

Comentario al Evangelio de la Fiesta de la Sagrada Familia (Mt 2,13-15.19-23)

Por: Diác. Jorge Alberto Nájera

Pudiéramos llegar a pensar que la Sagrada Familia de Nazareth, por haber sido llamada a esta tarea tan importante en la Historia de la Salvación, iba a ser una familia dotada con privilegios y comodidades, y quedaría exenta de todo sufrimiento por haber sido cuna de nuestro Salvador.

Tal vez hemos llegado a preguntarnos: ¿Por qué a Dios se le “ocurrió” encarnarse en la Santísima Virgen María?, ¿no hubiera sido más creíble para la gente de aquel tiempo, haber aparecido entre estruendos, riquezas materiales y manifestaciones asombrosas en su aparición?… La respuesta es muy compleja y a la vez muy sencilla: lo planeó así porque Dios es un Dios cercano, que en todas sus acciones pide y busca la participación del hombre.

Jesús, aún con la sabiduría y gracia que inundaba su ser por el hecho de haber sido engendrado por el Padre, tuvo que recibir de manos de María y José una educación espiritual, el deseo de amar y honrar a Dios; tuvo que aprender valores morales y ayudar en casa, respetar a sus papás en todo momento. Tuvo la enseñanza en el trabajo como una oportunidad de santificación en su naturaleza humana, me atrevería a decir que “sobre la marcha” la Santa Familia en unión con el Padre y el Espíritu Santo, iban descubriendo los misterios de Dios y su plan divino.

Una prueba palpable de que no estaban ajenos a las dificultades de la vida fueron los peligros a los que estaban expuestos: muerte, persecución, no tener otra alternativa que dejarlo todo, aquello que con sacrificio y trabajo era su patrimonio familiar había que abandonarlo. Pero sólo un matrimonio que lleva una vida de oración, abierto a la escucha de la voluntad del Señor y confiando en su palabra, puede tomar decisiones acertadas para el bien de los suyos, para que el enemigo no cumpla sus perversos cometidos ni destruya la obra que Dios ha realizado.

A ejemplo de estos tres amores, todas las familias estamos llamadas a ser sagradas, esa es nuestra vocación de bautizados, cuidar de ese pequeño rebaño, somos familias cristianas y en este sentido tenemos que dirigir a nuestros hijos en la fe y la vida cristiana. La familia es “patrimonio de la humanidad, porque constituyen los tesoros más valiosos de los pueblos. Ella ha sido y es, espacio y escuela de comunión, fuente de valores humanos y cívicos, hogar en que la vida humana nace y se acoge generosa y responsablemente” (Documento de Aparecida, 302) es por ello que como fieles administradores, estamos llamados a detectar a tiempo los peligros que rondan en el núcleo familiar, a dar gloria a Dios cumpliendo a diario con entrega y responsabilidad, evitar a toda costa que el mal llegue a la cabeza de la familia (los padres) porque todo se hereda. Pidamos constantemente para que los que nos gobiernan defiendan y protejan a las familias de todos los crímenes abominables que atentan contra ellas.

Share this Story
  • Comentario al Evangelio

    Familia, espacio de comunión

    Comentario al Evangelio de la Fiesta de la Sagrada Familia (Mt 2,13-15.19-23) Por: Diác. Jorge Alberto Nájera Pudiéramos llegar a pensar ...
  • Comentario al Evangelio

    Pero yo, ¿qué puedo hacer?

    Comentario al Evangelio del XXVI Domingo Ordinario (Lc 16,19-31) Por: Diác. Jorge Alberto Nájera El Señor constantemente nos muestra el camino ...
Load More Related Articles
Load More In Comentario al Evangelio

Check Also

El domingo 23 es el Encuentro Diocesano de Catequistas

Misa en Catedral con el Sr. Arzobispo Circular ...

Anuncio