La Iglesia en las Periferias, Reportajes

Con calor de hogar, comedor para niños

La Iglesia en las periferias

Por: Patricia Carrillo Gómez

“No se puede estudiar con la panza vacía”

Al terminar la larga avenida Equus de la colonia Punta Oriente, frente al entronque con el Libramiento Oriente, territorio de la parroquia San Juan Pablo II, está ubicada una casita que fue habilitada como un comedor para los niños más vulnerables del lugar, llamado “El Comedor de los Panditas”. Esta obra de caridad surgió hace tres años, cuando la señora Elsa Estela Martínez vio que dentro de su colonia había muchos niños que se iban a la escuela sin comer; así, empezó a hacerles burritos y lo que podía. Al poco tiempo ocupó una casa deshabitada, sin puertas ni ventanas para hacer un comedor improvisado. Poco a poco se fue pasando la voz: “doña Elsa da comida”. Ella pidió apoyo a varios tenderos de abarrotes y a otras personas de buena voluntad, ya que los niños iban en aumento.

En un momento dado, al ya no recibir dichos apoyos, tuvo que dejar de hacer esa buena obra.

Un día conoció al señor Víctor Armando Gómez Ortiz quien llegó a la colonia para visitar al oficial Rivas, amigo e instructor de Pentatlón. Gracias a él, el proyecto pudo seguir adelante. Notidiócesis preparo esta entrevista, en la que Víctor comparte:

Niños con potencial

En esa colonia había niños muy talentosos para el deporte; corrían a gran velocidad los 100 metros planos y además eran muy buenos para el box, las luchas y para saltar. Al acudir a un entrenamiento y ver tanto talento en esos pequeños, me propuse apoyar y fue cuando, ahí mismo, conocí a doña Elsa. Ella me contó todo lo que había hecho para darles de comer, pues a esos niños -enfatizó- sólo les faltaba alimentarse bien, ¡y no se puede estudiar con la panza vacía!

Gente generosa

Constaté lo del talento de esos niños y adolescentes, así que le propuse a doña Elsa unirnos en pro ellos. Inmediatamente me puse a hacer las diligencias necesarias para buscar todo el apoyo posible y reabrir el comedor. Esta colonia está muy retirada de la mancha urbana.

Acudí a una amiga que inmediatamente puso a disposición su casa, que estaba sola y sellada con blocks para evitar el vandalismo. Los servicios estaban en regla y ella ya no la necesitaba. De ahí que en forma de un comodato por 10 años, nos brindó el apoyo prestándonosla. Después seguimos buscando gente de buena voluntad, platicándoles lo que pensábamos hacer y gracias a Dios empezamos a recibir mucha ayuda. Un ejemplo de ellos fue el del dueño de una ferretería, quien donó puertas y ventanas. Doña Elsa formó un equipo con las mamás de cinco niños, y entre todos nos pusimos a limpiarla y desinfectarla.

Crecimiento

Poco a poco fuimos acondicionando la casa-comedor para recibir más dignamente a los niños. Nuestras familias siempre vieron con agrado este proyecto por lo cual nos apoyaron cada vez que lo necesitamos, incluso con despensa personal ya que, cuando recién iniciamos no contábamos con suficientes recursos para alimentar a los niños, que continuamente crecían en cantidad.

¡Ya somos Asociación Civil!

Desde octubre de 2019 somos una Asociación Civil: Víctor Gómez A.C., y estamos a punto de ser dados de alta en la Cámara de Comercio para poder dar las donatarias a quien las requiera, pues contamos con 50 niños que acuden diariamente a recibir una comida a las 5pm, y queremos que muy pronto se den las tres comidas al día.

En la inauguración oficial, realizada el 1º de diciembre de 2019, estuvo presente la regidora Laura Contreras, quien amablemente nos patrocinó algunos insumos para una deliciosa comida. Recibimos también la bendición de la casa-comedor por el P. Fernando Talamantes Zamarripa, para que con ella y nuestra fe y trabajo común, no nos falten los alimentos para dar de comer a los niños. Cabe destacar que el grupo de proximidad de la Policía Municipal está brindando el apoyo con el programa DARE: Drugs Abuse Resistence Education, en español “Educación Preventiva Contra el Consumo de Drogas”.

Estamos muy agradecidos con toda la gente que poco a poco se ha estado sumando a este proyecto.

El comedor de los panditas y sus voluntarias

Por la ternura que inspiran estos animalitos, fue que llamamos a la casa ‘El comedor de los panditas’. Creamos dos páginas en Facebook con este nombre y otra a nombre de Víctor Armando, en las cuales damos a conocer todas las actividades que hacemos, y también por ese medio solicitamos los distintos tipos de apoyo que necesitamos.

Contamos con cinco voluntarias: Sandra, Lorena, Lily, Gaby e Isabel. Ellas preparan la comida y mantienen limpias y en buen estado las instalaciones. Llegan desde las 4:30pm al comedor, organizan a los chiquillos -ya que el espacio es muy pequeño- y turnan los tiempos para darles sus alimentos. Un nutriólogo se unió a la causa aportando su conocimiento para balancear los alimentos. Quiero destacar la labor del Dr. Luis Carlos Hinojos, quien desde que se enteró de este movimiento ha estado apoyando con la provisión del gas y hace poco ofreció sus servicios como pediatra.

A la comunidad

Pedimos a toda la comunidad que nos ayuden en cuanto a la infraestructura del comedor: queremos agrandarlo para que todos los niños quepan adentro, porque a veces ponemos mesitas afuera, pero cuando hace mucho frío o llueve no se puede. Nos pueden apoyar con block, cemento, varilla o cualquier cosa que deseen, además abrimos una cuenta bancaria porque queremos brindarles una especie de beca a nuestras voluntarias quienes son madres de familia y se esfuerzan por estar apoyando el proyecto desinteresadamente, pero requieren apoyo para gastos de gasolina.

A Notidiócesis agradecemos de manera especial el brindarnos su apoyo por medio de la difusión de este proyecto. ¡Dios los bendiga!

Para visitarnos y  brindar apoyo de cualquier tipo, estamos ubicados en C. Punta el Petate #9921 en la colonia Punta Oriente. Pueden también comunicarse al (614) 268-4295 o buscarnos en redes sociales: El comedor de los panditas o Víctor Armando. La cuenta bancaria: Santander 56711582258 Clabe interbancaria 014164567115822580

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In La Iglesia en las Periferias

Check Also

La Iglesia no se detiene, menos la caridad

Notidiócesis trae esta semana, en su edición del ...

Anuncio