Santo de la Semana

Santa Francisca Javier

Maria Francesca (María Francisca), la menor de 13 hijos de Agostino Cabrini y Stella Oldini, nació prematura -por tanto, su salud fue siempre delicada- el 15 de julio de 1850 en Sant’ Angelo Lodigiano (Lodi, Italia).

Desde temprana edad manifestó su deseo de ir a las misiones extranjeras y en su juventud estudió para maestra con las religiosas de Arluno.

La joven perdió a sus padres cuando tenía 20 años de edad. Intentó sin éxito ingresar a dos distintas congregaciones religiosas pero aceptó colaborar con el P. Serrati en la “Casa de la Providencia”, orfanato en Codogno cuyo estado era lamentable.

Superando numerosos obstáculos Francisca logró reunir algunas jóvenes colaboradoras con quienes profesó primeros votos en 1877. Finalmente el orfanato fue cerrado por el obispo de Lodi, quien le sugirió fundar una nueva congregación religiosa: las Hermanas Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús. La fundadora agregaría a su nombre el del patrono de las misiones, San Francisco Javier; a partir de entonces sería conocida como Mother Frances Xavier (en inglés), Francesca Saverio (en italiano) o Francisca Javier (no Javiera, en español).

Aunque desde la niñez había soñado misionar en China, por ruegos de Mons. Corrigan -arzobispo de Nueva York- y Mons. Scalabrini -obispo de Piacenza y fundador de los Padres Scalabrinianos-, aceptó colaborar en la misión entre inmigrantes italianos establecidos en Estados Unidos, los cuales vivían el drama de hallarse en suelo extraño, con carencias de toda índole y desprovistos del consuelo espiritual. Dicha misión le fue confirmada por el Papa León XIII, quien le dijo: “No al Oriente sino al Occidente”.

Superando su miedo al mar, en 1889 se embarcó hacia Nueva York con seis de sus religiosas; sería el primero de 24 viajes apostólicos que realizó cruzando el Atlántico.

Por dificultades ajenas a la congregación, el Arzobispo pidió a Madre Cabrini regresar a Italia, pero la religiosa replicó con firmeza: “No, monseñor. El Papa me envió aquí, y aquí me voy a quedar”. Al poco tiempo Madre Cabrini no sólo consiguió una casa para sus religiosas sino también un pequeño orfanato.

No sin dificultades, la congregación prosperó rápidamente tanto en Estados Unidos como en Italia, luego se extenderían a otras ciudades de Europa y Sudamérica. A pesar de su frágil salud y lo difícil que era viajar en esos tiempos, Madre Cabrini siguió viajando y fundando. Cuando le advertían que sería una empresa difícil, la religiosa respondía: “¿Quién la va a llevar a cabo: nosotras o Dios?”.

La congregación, que había comenzado en 1880 con ocho religiosas, para 1907 tenía más de mil y se hallaba establecida en ocho países con más de 66 fundaciones entre escuelas, orfanatos, hospitales como el “Columbus Hospital”, fundado en 1892 con ocasión del cuarto centenario del descubrimiento de América.

Madre Cabrini aprendió el idioma inglés, obtuvo la nacionalidad estadounidense en 1909 y, superadas muchas pruebas y dificultades que le dejaron físicamente agotada, murió en Chicago el 22 de diciembre de 1917. Sus restos descansan en la capilla de la “Mother Cabrini Memorial School” en Manhattan.

Beatificada (1938) por Pío XI, canonizada (1946) y proclamada patrona de los inmigrantes (1950) por Pío XII, le conmemoramos el 22 de diciembre.

Santa María Francisca Javier Cabrini

(1850-1917)

Religiosa italiana de nacimiento y primera ciudadana estadounidense en ser canonizada, fue insigne fundadora de las Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús y artífice de grandes obras educativas y sanitarias. A pesar de su frágil salud extendió su labor en toda América y parte de Europa, dedicándose con eximia caridad al cuidado de los emigrantes, por lo que ha sido proclamada “patrona de los inmigrantes”.

Share this Story
  • Santo de la Semana

    Santa Francisca Javier

    Maria Francesca (María Francisca), la menor de 13 hijos de Agostino Cabrini y Stella Oldini, nació prematura -por tanto, su salud ...
Load More Related Articles
Load More In Santo de la Semana

Check Also

“Mejor encontrarse hoy que separarse mañana”

La Iglesia en las Periferias Por: Patricia Carrillo ...

Anuncio