Catequesis

Comer juntos del mismo pan

Celebrar la fe

Por: Raúl Sánchez K.

“El auténtico sentido de la Eucaristía se convierte de por sí en escuela de amor activo al prójimo” (Juan Pablo II, Carta Apostólica Dominicae cenae, 6).

En favor de los pobres

“La Eucaristía entraña un compromiso en favor de los pobres: Para recibir en la verdad el Cuerpo y la Sangre de Cristo entregados por nosotros debemos reconocer a Cristo en los más pobres, sus hermanos (cf Mt 25,40)” (Catecismo de la Iglesia Católica, 1397)

Comida en común

“Jesús no instituyó la Eucaristía como una cena separada del resto de su existencia terrena. Durante ésta comió con publicanos, pecadores, fariseos y discípulos. Y la comida en común significaba para él una comunidad de vida” (Bendijo el pan y lo partió, Carlos Ignacio González, S.J.).

Pan y vino

“El pan nuestro, tan casero y tan cercano que amenaza con ser obvio e insignificante, es un signo extraordinario de comunión y solidaridad entre los hombres.

El pan y el vino, materia de la Eucaristía, por los muchos granos de trigo reunidos para formar un solo pan y por el doloroso y largo proceso de elaboración en que entra tanto trabajo humano y tantas personas, son símbolos elocuentes para expresar la comunión y solidaridad entre los hombres en el dolor y la esperanza” (El sacramento del pan, Manuel Díaz Mateos, S.J.).

Finalidad

Si Jesús buscó la finalidad de hacernos hermanos e hijos de un mismo Padre, y de esta manera construir el Reino de Dios, la Eucaristía, que es el sacramento de su presencia activa, no puede pretender menos sin quedar vacía de contenido… Jesús escogió el signo de la cena fraterna, con el significado propio de su tiempo

Examen de conciencia

“Para nosotros la Eucaristía ya no es un comer juntos. La hemos separado de la comida. ¿La habremos separado también de la vida y de la caridad para convertirla en un rito que no compromete a nada? ¿Qué puede aportar nuestra celebración del signo de unidad a un mundo dividido?

Porque es un hecho que coexisten entre nosotros la celebración de la Eucaristía y las divisiones” (“La esencia del cristianismo: comer juntos”, Revista Teológica Limense, 31).

Sin diferencias

“La Celebración eucarística debe tender a quebrar todas las diferencias, así como Jesús las hizo añicos al comer igualmente con el rico Zaqueo, con el fariseo Simón, con los publicanos y pecadores, con sus discípulos y con una multitud a favor de la cual multiplicó los panes.

La parábola de los invitados al banquete del Reino (Lc 14,12-14) es hondamente aleccionadora: sólo no pueden participar de él quienes se excluyen a sí mismos encerrados en sus propios intereses” (Bendijo el pan y lo partió, Carls Ignacio González, SJ).

Share this Story
Load More Related Articles
  • Catequesis

    La penitencia

    Celebrar la fe Por: Raúl Sánchez K. “En la Iglesia, existen el agua y las lágrimas: el agua del Bautismo y ...
  • Catequesis

    Falsos juramentos

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. “Al Señor tu Dios temerás, a Él le servirás, por su nombre jurarás” (Dt ...
  • Catequesis

    Estamos llamados a la conversión

    Celebrar la fe Por: Raúl Sánchez K. “El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; conviértanse y ...
  • Catequesis

    La blasfemia

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. “El Nombre de Dios es grande allí donde se pronuncia con el respeto debido ...
  • Catequesis

    La segunda tabla de salvación

    Celebrar la fe Por: Raúl Sánchez K. “Pero -después de que algunos de ustedes fueron ladrones, idólatras, avaros, adúlteros- han sido ...
  • Catequesis

    Respetar el nombre de Dios

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. “No tomarás en falso el nombre del Señor tu Dios” (Ex 20,7; Dt 5,11). ...
Load More In Catequesis

Check Also

La ecología humana y trabajo en equipo

Por: Joel Isaac Morales Saldívar. 1) El trabajo ...

Anuncio