Catequesis

Tentar a Dios

Vivir la fe

Por: Raúl Sánchez K.

“La virtud de la religión inclina al hombre a rendir a Dios el respeto, el honor y el culto debidos” (Santo Tomás de Aquino).

Religión

La palabra religión, aunque algunos destacan otras etimologías, proviene del latín religare, donde “re” denota intensidad y “ligare” significa ligar, atar.

Para Lactancio (escritor latino y apologista cristiano nacido en el norte de África) y San Agustín, religare nos religa o revincula con Dios, de quien estábamos separados. Para Santo Tomás de Aquino la religión dice orden o relación a Dios.

En general, religio (religión) designa la inmensa cantidad de “actos ritualizados” considerados como una atadura o vínculo, o generadores de esa atadura o vínculo con una divinidad o una fuerza desconocida.

Podemos afirmar pues, que la religión es el acto o conjunto de actos por los que el hombre, habiendo reconocido de algún modo la realidad de Dios, orienta su vida en relación a Él.

Libertad humana

El hombre es libre, y es con su libertad como debe acoger su dependencia frente al poder divino.

Así la religión, aunque viene de lo que trasciende al hombre, ha de radicarse en Él. Y, en ese sentido, es virtud. Pero la libertad implica la posibilidad de rebeldía: que el hombre intente bastarse a sí mismo o autoafirmarse como ser cerrado en sí; esto engendra la actitud irreligiosa o antirreligiosa.

La Alianza

La Alianza que Dios realizó con el entonces naciente pueblo de Israel tiene un matiz gratuito, un carácter fuertemente afectivo y amoroso por parte de Dios, lo que determina la esencia de la moral de la Alianza que se plasma en las Tablas de la Ley, que se partían en dos. Las cinco primeras inscripciones (Mandamientos) exigían reverencia a Dios, autor de la vida y a los padres que la transmiten. Las cinco últimas se referían al prójimo y a la defensa de sus derechos.

Primer mandamiento

“El primer mandamiento de Dios reprueba los principales pecados de irreligión: la acción de tentar a Dios con palabras o con obras, el sacrilegio y la simonía.

La acción de tentar a Dios consiste en poner a prueba, de palabra o de obra, su bondad y su omnipotencia. Así es como Satán quería conseguir de Jesús que se arrojara del templo y obligase a Dios, mediante este gesto, a actuar (cf Lc 4,9). Jesús le opone las palabras de Dios: ‘No tentaréis al Señor, tu Dios’ (Dt 6,16).

El reto que contiene este tentar a Dios lesiona el respeto y la confianza que debemos a nuestro Creador y Señor. Incluye siempre una duda respecto a su amor, su providencia y su poder (cf 1Co 10,9; Ex 17,2-7; Sal 95,9)” (Catecismo de la Iglesia Católica, 2118-2119).

Share this Story
  • Catequesis

    Tentar a Dios

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. “La virtud de la religión inclina al hombre a rendir a Dios el respeto, ...
Load More Related Articles
  • Catequesis

    La Eucaristía construye la Iglesia

    Celebrar la fe Por: Raúl Sánchez K. “Has gustado la sangre del Señor y no reconoces a tu hermano. Deshonras esta ...
  • Catequesis

    Sacrilegios

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. El término sacrilegio deriva del latín sacrum, sagrado, y de legere, tomado en este ...
  • Catequesis

    Los frutos de la comunión (II)

    Celebrar la fe Por: Raúl Sánchez K. Ya expusimos que son muchos los frutos al recibir la comunión, por ser el ...
  • Catequesis

    Tentar a Dios

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. “La virtud de la religión inclina al hombre a rendir a Dios el respeto, ...
  • Catequesis

    Los frutos de la comunión (I)

    Celebrar la fe Por: Raúl Sánchez K. “Cuando en las fiestas del Señor los fieles reciben el Cuerpo del Hijo, proclaman ...
  • Catequesis

    La magia

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. Denominación Se denomina magia a la aplicación de prácticas o medios irracionales para obtener ...
Load More In Catequesis

Check Also

El futuro de la Iglesia

Solemnidad de la Inmaculada Concepción Por: Cristina Alba ...

Anuncio