Miscelánea

Postrimerías, ¿qué es eso?

Verdades de nuestra Fe

Por: Raúl Sánchez K.

En la Liturgia de la Iglesia, durante el mes de noviembre las lecturas hablan no sólo del fin de los seres humanos sino de la proximidad del fin del mundo, la resurrección de la carne, el juicio general o juicio final y la consumación de todas las cosas.  Nos introduce en la escatología, en las “postrimerías”. ¿Qué es eso?

Novísimos o postrimerías

Durante el mes de noviembre oramos por nuestros difuntos y la Iglesia invita a los cristianos a meditar sobre las últimas etapas por las que ha de pasar el hombre después de nuestra muerte, esas etapas las llamamos novísimos o postrimerías, porque son las “postreras” realidades que le esperan al hombre. También se llaman novísimos y son: la muerte, el juicio, el infierno y la gloria (o cielo), a los que se añade el purgatorio, que es una etapa transitoria.

En la teología cristiana la realidad al final de la vida terrena se llama escatología, del griego éskhatos, último, final, postrero.

La muerte nos cuestiona

La muerte de seres queridos nos cuestiona, las palabras de la Escritura de que todos deberemos presentarnos ante el tribunal de Cristo nos interpelan: conocer estos temas debe movernos a vivir de una forma diferente, trabajando no sólo para esta vida, sino también para la que viene.

La muerte pone fin a la vida del hombre como tiempo abierto a la aceptación o rechazo de la gracia divina manifestada en Cristo.

Si alguien te dice que vas a morir te estaría diciendo únicamente media verdad: también vas a resucitar, y eso debe cuestionarte más.

El cristiano, “cara a la muerte, ¡sereno! Así te quiero. No con el estoicismo frío del pagano, sino con el fervor del hijo de Dios, que sabe que la vida se muda, no se quita. ¿Morir?… ¡Vivir!”, escribe San Josemaría Escrivá. Y añade: “Todo se arregla, menos la muerte… Y la muerte lo arregla todo” (Surco, 876 y 878).

Juicio, encuentro con  Cristo

El Nuevo Testamento habla del juicio principalmente en la perspectiva del encuentro final con Cristo en su segunda venida -el cual ocurrirá después de la resurrección de todos los muertos, “de los justos y de los pecadores” (Hch 24,15)-, pero también asegura, reiteradamente, la existencia de la retribución inmediata después de la muerte de cada uno como consecuencia de sus obras y de su fe, el “juicio particular”, cuando después de morir nos encontraremos con Él.

Cielo, Purgatorio e Infierno

-El cielo es el fin último y la realización de las aspiraciones más profundas del hombre, el estado supremo y definitivo de dicha.

“Por su muerte y su Resurrección Jesucristo nos ha ‘abierto’ el cielo. La vida de los bienaventurados consiste en la plena posesión de los frutos de la redención realizada por Cristo, quien asocia a su glorificación celestial a aquellos que han creído en Él y que han permanecido fieles a su voluntad. El cielo es la comunidad bienaventurada de todos los que están perfectamente incorporados a Él” (CEC n. 1026).

-En cuanto a quienes “mueren en la gracia y en la amistad de Dios, pero imperfectamente purificados, aunque están seguros de su eterna salvación, sufren después de su muerte una purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la alegría del cielo. La Iglesia llama purgatorio a esta purificación final” (CEC n. 1030-1031).

-Finalmente, si alguien decide consciente y voluntariamente separarse de Dios, la consecuencia, será el infierno. Es una decisión personal, irrevocable: dura para siempre. Dios no quiere que nadie acabe allí, pero respeta la libertad de cada uno para elegirlo a Él o rechazarlo.

“Creo en la resurrección de la carne y la vida eterna”, dice el Credo de los Apóstoles. San Juan de la Cruz enseña que “a la tarde te examinarán en el amor”.

Share this Story
  • Miscelánea

    Postrimerías, ¿qué es eso?

    Verdades de nuestra Fe Por: Raúl Sánchez K. En la Liturgia de la Iglesia, durante el mes de noviembre las lecturas ...
  • Artículos Caminando con el Papa

    Un vistazo al Cielo

    Caminando con el Papa Por: Cristina Alba Michel I. El Papa y el Evangelio  Un vistazo al Cielo 1. “Un vistazo ...
Load More Related Articles
Load More In Miscelánea

Check Also

El futuro de la Iglesia

Solemnidad de la Inmaculada Concepción Por: Cristina Alba ...

Anuncio